Juventud

ROSARIO

Otra vez rosca: Congreso ordinario de la FUR

Debate sobre el Congreso de FUR, las tareas del movimiento estudiantil y el rol de la izquierda.

Irene Gamboa

Referente del PTS en el Frente de Izquierda

Jueves 9 de junio de 2016 | Edición del día

Este 9 de junio, la presidencia de la FUR convoca a un nuevo Congreso Ordinario de la Federación Universitaria de Rosario para renovar su conducción. Si las convocatorias de los últimos años merecieron una catarata de cuestionamientos por ser congresos vacíos, completamente ajenos a la realidad de los estudiantes y las discusiones de las cursadas, esta vez llegó al colmo. Estamos hablando de la Federación en manos del PS-MNR que boicoteó la marcha estudiantil de hace algunas semanas que reunió miles de jóvenes terciarios, secundarios, universitarios y docentes, como hacía más de una década no veíamos en la ciudad de Rosario.

¿Por qué semejante boicot? Porque la movilización estaba encabezada por una verdadera multitud de terciarios que vienen protagonizando acciones masivas y exigiendo a su gobierno provincial, de Lifschitz, que destine más dinero a los edificios para poder cursar sus carreras dignamente. Ellos estaban acompañados por cientos de secundarios que le reclaman a Fein, que llevó el pasaje a 8 pesos, por un boleto educativo gratuito. La FUR no sólo respondió con una ausencia escandalosa, al igual que la de todos los centros de estudiantes universitarios que dirige el Partido Socialista (Ingeniería, Derecho, Arquitectura, Bioquímicas, Ciencias Económicas), sino que fueron más allá, intentando vaciar la marcha con la convocatoria al Congreso Ordinario para el mismo día (¡!). La fuerza de los estudiantes y el repudio de numerosas organizaciones, los obligó a suspenderla.

Este jueves, que se celebrará el Congreso finalmente, no hay ninguna invitación para los estudiantes a discutir cómo continuar la pelea por mayor presupuesto educativo y salario digno para los docentes, como empezamos en la histórica marcha de Capitalque continuamos en Rosario el pasado 26 de mayo. Por el contrario, se tratará de un festival de roscas y tironeo de “cartones” (acreditación de los delegados) que terminará con la coronación de alguna agrupación en la presidencia sin que un solo curso o estudiante independiente de la UNR se entere.

Por una FUR sin mordaza

En este escenario, la agrupación Santiago Pampillón - Patria Grande sacó una declaración que se titula “Por una FUR de pie”en la que plantean: “(…) creemos que es fundamental hacer confluir en un gran frente por la educación pública a las agrupaciones de izquierda (…) con aquellas agrupaciones provenientes del campo nacional y popular con las cuales venimos encontrándonos en las calles resistiendo las políticas de ajuste del Gobierno de Cambiemos, la agrupación MPE (Mate Cocido-Cincel-Construcción Comunitaria) y el Movimiento Universitario Evita.”

Más allá de la retórica y el maquillaje, en los hechos le proponen a la izquierda un frente electoral con los sectores que integran los gobiernos de Santa Cruz y Tierra del Fuego, cuyas gobernadoras son responsables hoy de ajustes y represiones brutales. En Santa Cruz, los docentes y estatales vienen encabezando una enorme resistencia con paro de más de 50 días y movilización permanente contra Alicia Kirchner y su política de endeudamiento. En Tierra del Fuego, además de la heroica lucha de más de 60 sindicatos contra Bertone y su plan neoliberal, los trabajadores viven una terrible represión con métodos ilegales como fue la detención de luchadores por parte de las fuerzas de seguridad en horas de la madrugada, con oficiales encapuchados y vestidos de civiles y la quema del acampe de los manifestantes por parte de la Policía antimotines. A los compañeros de Patria Grande les preguntamos: ¿a qué se debe semejante ceguera?

A los que se preguntan cómo hubiese sido un gobierno de Scioli, les decimos que no hace falta hacer historia contrafáctica. Una de las tareas más importantes que tiene la izquierda y los luchadores es no dejar de mirar hacia abajo en el mapa. Por eso, mientras los compañeros dicen que nos unamos al Movimiento Evita y los K, en las antípodas, Myriam Bregman diputada del PTS en el FIT junto a Nicolás del Caño viaja a Tierra del Fuego y daun claro mensaje: “No vamos a dejar solos a los trabajadores fueguinos”.

Aunque Patria Grande haga la vista gorda, les planteamos que “el Sur también existe”. Necesitamos que una FUR que pueda hacer una enorme campaña contra la represión en Santa Cruz, Tierra del Fuego, en Jujuy con Gerardo Morales a la cabeza, contra los despidos en Provincia de Buenos Aires y contra el conjunto de los ajustadores. Si se establecen frentes electorales con los sectores que apoyan a los responsables del ajuste, o al menos se intenta por el solo hecho de retener una chapa (como plantea también el PO hacia la FUBA que hace 3 años no pueden renovar su conducción porque los K no respondieron el recado), se abandonan antes de empezar las tareas de organizar al movimiento estudiantil para la resistencia.

¿Una FUR de pie o nuevamente una FUR paralizada?

Les recordamos, además, a los (quizás flojos de memoria) compañeros que esa política para “recuperar” la FUR sin importar con quién, ya fracasó en 2011 cuando llamaron y conformaron un frente con el mismo PS al que hoy quieren “destronar”. En ese entonces portaron el estandarte de una FUR que nunca reunió siquiera una decena de estudiantes independientes para nada y no cumplió ningún rol para la pelea por el boleto educativo (porque justamente significaba enfrentarse al PS): no sirvió para cuestiones elementales. En ese entonces recuperaron una FUR paralizada y vacía que se convirtió en… una FUR paralizada y vacía conducida por la izquierda y el PS.

Ya en 2011 festejaban del mismo modo el triunfo del frente integrado por el ALDE, la Santiago Pampillón, el FEI (agrupación del decano de Medicina) y el MNR-PS, lo que hoy quieren enfrentar junto a los K.: “Desde la nueva conducción de la FUR aseguraron que este frente representa “la unidad de los sectores opositores al rectorado de Darío Maiorana y Eduardo Seminara” y que “manifiesta un compromiso en la lucha por los principales reclamos del sector (comedores, residencias estudiantiles, mayor presupuesto para educación, medio boleto y una nueva Ley de Educación Superior entre otros).”

Los que ayer eran amigos, hoy no lo son tanto. Semejante vaivén no responde a las necesidades de la lucha y la organización contra los radicales y el gobierno de Cambiemos. Independientemente de cómo se acomoden las fichas, el objetivo hoy es el mismo que ayer: un frente acrítico con las fuerzas de gobierno que desfinanciaron la educación pública para acortar distancia hacia la conquista del trono, en este caso, la presidencia de la FUR. Oportunismo sin límites que los lleva a mendigar un frente con los K. Obtener un galardón para tal o cual agrupación importa más que la verdadera defensa de la educación, la organización de los estudiantes que quieren defender sus derechos y muy lejos de proponerse en enfrentar el ajuste de Macri y los gobernadores y enfrentar la represión.

Hagamos como los estudiantes terciarios

Los estudiantes terciarios se ubicaron a la delantera y comienzan a marcar el camino de un movimiento estudiantil organizado desde abajo, en asambleas, con espacios de debate y decisión, con mandatos y delegados, que incluyen a cientos en las resoluciones y permiten hacer acciones de miles. Se trata de una realidad muy distinta a los centros vacíos que “nos tienen acostumbrados” las conducciones de la Franja el PS y los K y la izquierda copió en la universidad.

Los jóvenes terciarios que recién comienzan sus experiencias de lucha (muchos recién comienzan a constituir los centros de estudiantes), enorme distancia le sacan a las prácticas de las agrupaciones universitarias rutinizadas, que lejos de intentar ser un vehículo para que los enormes fenómenos de descontento juvenil se expresen, se convierten en una verdadera traba burocrática. Este hecho, tiene que hacer reflexionar profundamente a las agrupaciones de la izquierda, sobre todo las que dirigen centros como el ALDE-PCR que se limitaron a imitar el rol de la Franja en los centros que ofrecen servicios de fotocopiadora eficaces, montando grandes aparatos ajenos a la realidad estudiantil. Es urgente para estar a la altura de defender la educación pública y enfrentar el ajuste con miles de estudiantes en las calles, que cambien radicalmente estas prácticas.

Les decimos que organizarse desde abajo, llegando al conjunto de los compañeros, integrando a los jóvenes que trabajan y hacen un enorme esfuerzo para cursar, a las compañeras que son madres y trabajan en sus casas, o a los jóvenes que sencillamente recién despiertan a la vida política y quieren tener voz y voto, dándoles espacio de resolución, con mandatos y respetando lo que se resuelva, es posible: por esa perspectiva vamos a continuar nuestra pelea.

Las FUR que necesitamos para la resistencia

Desde la Juventud del PTS con los compañeros independientes del Frente de Izquierda que nos venimos organizando en agrupaciones, les proponemos al conjunto de las agrupaciones de la izquierda u opositoras rechazar esta convocatoria burocrática que prepara una nueva FUR paralizada e impotente para las tareas que tenemos planteadas. Les proponemos a todas las corrientes que en lugar de convalidar con su voto este Congreso vaciado, se vote solamente la convocatoria a un nuevo Congreso, precedido de asambleas y reuniones, para derrotar esta maniobra del PS y terminar con una FUR vacía, organizando estudiantes en serio, para enfrentar a Macri, el ajuste provincial y a los empresarios.

Queremos un Congreso donde podamos discutir cómo continuar la enorme movilización de Capital con más de 70 mil estudiantes, la lucha por salario docente, la movilización con terciarios y secundarios por más presupuesto y el boleto educativo y una gran campaña contra el ajuste, los despidos y la represión.







Temas relacionados

UNR   /    Rosario   /    Santa Fe   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO