Política

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Otra provocación: diputado de Cambiemos fue intendente de la dictadura

En la escandalosa foto que difundió Cambiemos el 24 de marzo, posa Héctor "Pirincho" Roquel, un diputado que fue intendente de la dictadura.

Gloria Pagés

Hermana de desaparecidos | CeProDH | @Gloria_Pages

Lunes 27 de marzo de 2017 | 13:45

Al repudiable mensaje de Cambiemos este 24 de marzo, con una foto contra los “negocios con los derechos humanos”, hay que sumarle un hecho menos difundido pero más grave aún. En esa foto había un mensaje más pérfido: uno de los que ahí estaba Héctor "Pirincho" Roquel, que fue intendente de la dictadura en la localidad de Luis Piedrabuena, Santa Cruz, entre 1981 y 1983 y hoy es diputado por esa misma provincia.

El PRO y cambiemos no se conforman con negar el genocidio, mentir sobre los desaparecidos, burlarse de los sobrevivientes, las madres, los hijos, los familiares con fotos provocativas. No les basta reivindicar sus negocios a costa del estado, durante la dictadura y con todos los gobiernos constitucionales. No les es suficiente reclamar que la CIDH reciba a familiares de genocidas en una muestra aberrante de su reivindicación de la teoría de los dos demonios.

Encarnan ellos la continuidad civil de quienes promovieron y sostuvieron el genocidio. Ellos son los empresarios que necesitaban terminar con una generación que puso en cuestión el orden existente, los que se enriquecieron con la patria contratista. Ellos son la continuidad de una casta política que se puso al servicio de los militares genocidas con cientos de intendentes que juraron sobre el “Estatuto para el Proceso de Reorganización Nacional”.

Héctor Roquel es parte de los 794 intendentes que colaboraron con la dictadura a lo largo y a lo ancho del país. La Unión Cívica Radical, donde milita Roquel, dirigió 310 intendencias; el Partido Justicialista, 169; el Partido Demócrata Progresista, 109; el Movimiento de Integración y Desarrollo, 94; Fuerza Federalista Popular, 78. Los datos fueron recabados en 1978 y lamentablemente no se cuenta con mayor actualización. El caso de Roquel demuestra que luego de esa fecha el número de intendentes siguió aumentando.

Cuando hablamos de golpe cívico militar hablamos de estos intendentes. Como de los jueces los que avalaron con sus fallos y sus silencios miles de secuestros, desapariciones y apropiaciones de bebés. Como la cúpula de la Iglesia que bendijo la tortura y la muerte. Como los medios de comunicación que mediante el control, la censura y la manipulación ocultaban los crímenes atroces y operaban como propaganda militar para legitimar el golpe y la dictadura.

El PRO encarna hoy esa continuidad en sus personal político y en su ideología.







Temas relacionados

Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO