Medios de comunicación

CAUSA EX EDITORIAL ATLANTIDA

Organismos de derechos humanos contra la impunidad de los medios partícipes del genocidio

Hoy en horas de la mañana, organismos de derechos humanos se presentarán colectivamente en los Tribunales Federales de Comodoro Py para exigir avances en el juzgamiento de los empresarios civiles que sostuvieron e idearon el plan genocida de la dictadura. Acompañarán el reclamo de Alejandrina Barry contra los directivos de la exeditorial Atlántida.

Gloria Pagés

Hermana de desaparecidos | CeProDH | @Gloria_Pages

Miércoles 15 de julio de 2015 | Edición del día

Alejandrina Barry es hija de desaparecidos e integrante del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), y lleva adelante una querella contra los directivos de la exeditorial Atlántida por haber realizado un operativo de prensa en común con los militares de la Marina, cuando sólo tenía 3 años y sus padres acababan de ser asesinados por fuerzas conjuntas de Argentina y Uruguay.

Se presentarán como Amicus Curiae Graciela Rosenblum, de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre; Elia Espen, Madres de Plaza; Patricia Walsh; Enrique Fukman, de la Asociación de Exdetenidos desaparecidos; Miguel Bonasso; Pablo Pimentel de la APDH Matanza; María del Carmen Verdú de CORREPI, Eduardo Soares de la Asociación Gremial de Abogados, HIJOS La Plata; HIJOS Zona Oeste; delegados del nuevo sindicato de prensa SiPreBA como Raúl Ferrari, delegado de Telam, Tomás Eliaschev delegado de la Revista 23, Agustín Lecchi, delegado de la TV Pública, entre otros periodistas e integrantes de organismos de derechos humanos.

Se trata una figura legal que permite a organizaciones e individuos con interés especial en la causa, constituirse ante el juez y, en este caso, señalar que “Esta presentación encuentra fundamento en la genuina preocupación que se genera en destacadas personalidades, y organismos no estatales dedicados a la defensa de los Derechos Humanos, en virtud de que la demora en el avance de la investigación implica una nueva forma de impunidad para los perpetradores de los crímenes denunciados”. Allí también se señala que “En el año 2010 Alejandrina Barry se constituye como querellante contra la Editorial Atlántida, causa que como presagio de su parálisis investigativa en la instrucción empezó con conflictos de competencia, retardando en consecuencia el inicio de la investigación”.

Alejandrina Barry señaló que: “Esta presentación es para darle mayor fuerza a la pelea por juicio y castigo a todos los responsables civiles del genocidio. Hace muchos años que vengo peleando por encarcelar a los asesinos de mis viejos, a los que me secuestraron a mí y a los civiles que me utilizaron para justificar los más atroces crímenes de lesa humanidad. A pesar de todas las pruebas ofrecidas y los testimonios de decenas de testigos prosigue la impunidad. En mi causa se ha dictado falta de mérito a uno de los editores responsables de Para Ti, Agustín Botinelli y el resto de la causa continúa paralizada".

La falta de mérito para Agustín Botinelli, se dio en el marco de distintos fallos que beneficiaron a civiles emblemáticos, con probada participación en la dictadura, como Blaquier del Ingenio Ledesma, Massot del diario Nueva Provincia en Bahía Blanca. “Realmente es indignante y una provocación para los hijos, familiares y organismos que venimos luchando y presentando pruebas. Con la presentación que haremos el miércoles queremos decir también que no vamos a aceptar que permanezca la impunidad a los civiles que fueron quienes idearon y sostuvieron el plan genocida”, sostuvo Alejandrina Barry.

Por su parte, Myriam Bregman abogada de la causa y fundadora del CeProDH y diputada nacional por el PTS en el FIT, quien será parte de esta presentación judicial, declaró: “Nos preocupa lo que viene realizando la justicia, durante todos estos años no ha juzgado a casi ningún empresario. Y en muchos casos se ha retrocedido. Una sucesión de fallos a favor de empresarios golpistas constituyen una política de continuar con su impunidad. Se trata en muchos casos de, no sólo quienes ordenaron el golpe militar, sino de quienes participaron activamente en el armado de listas negras, en la desaparición de sus propios trabajadores, o como en el caso de la exAtlántida, de realizar junto a los militares, operativos de prensa para convalidar el accionar genocida para legitimarlo desde los medios, usando hijos de desaparecidos, como el caso de Alejandrina, para esas perversas operaciones”.

El Amicus Curiae que se presentará hoy en los Tribunales de Comodoro Py, señala sobre estas operaciones perversas a las que hace referencia Myriam Bregman: “Hay que recordar que la acción psicológica que se denuncia en esta causa, se dio en este marco que significó fraguar la verdad, montar una puesta en escena falaz, y en utilizar a una niña para estas acciones criminales, tuvo lugar en tres publicaciones entre diciembre de 1977 y enero de 1978, siendo claramente un eslabón más de esta doctrina de la “guerra psicológica”. Así llamaban los genocidas a las operaciones para contrarrestar las denuncias que recorrían el mundo sobre la sangrienta dictadura, sobre todo ante la llegada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, los genocidas buscaron junto a los medios de prensa, en este caso Atlántida, hacer su propia campaña para desmoralizar a los familiares de los desaparecidos, quebrar la voluntad de los luchadores y legitimar a la dictadura.

En el caso de Alejandrina, no lograron su objetivo: no sólo lucha desde que se enteró de su historia por encarcelar a los militares y sus sostenes civiles, sino que es militante del CeProDH y del PTS y en estas elecciones se presenta como precandidata a diputada nacional por la Provincia de Buenos Aires por la lista 1A, Renovar y Fortalecer el Frente de Izquierda.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO