×
×
Red Internacional

El adiestrador de perros que halló pruebas clave en juicios que involucran a policías y poderosos está detenido en Mendoza desde diciembre. Un fiscal (con interesado apoyo mediático) lo acusa de plantar pruebas cuando fue a buscar rastros de Viviana Luna, desaparecida desde 2016 y a quien el Estado se negó a buscar. La defensa de Herrero denuncia ilegalidades en el proceso “desde el minuto cero”.

Daniel Satur@saturnetroc

Escuchá esta nota
Lunes 29 de agosto | 22:55

Este lunes el Tribunal Penal Colegiado N°2 de Mendoza ordenó liberar al perito Marcos Herrero tras casi nueve meses de prisión preventiva. La decisión unánime de los jueces Ramiro Salinas, Ramón Spektor y Luis Correa Llano Cascallares se dio en el marco de la causa penal en la que el adiestrador de perros (de actuación clave en causas que involucran a sectores de poder) está acusado desde diciembre de 2021 de haber “plantado” objetos y restos óseos en Potrerillos mientras realizaba rastrillajes a pedido de los familiares de Viviana Luna.

Hallazgos

Vale recordar que Luna está desaparecida desde el 7 de diciembre de 2016, cuando salió de su casa de esa localidad cuyana para una entrevista de trabajo y nunca más se la vio. El Poder Judicial lleva casi seis años negándole respuestas concretas y creíbles a la familia, que no sabe cómo ni por qué desapareció la mujer de 47 años. Sus hijes llevan años denunciando que jueces y fiscales “no saben o no quieren investigar”.

Por eso el año pasado la familia convocó a Herrero para que ayudara a buscar rastros. Sabían de lo fundamental que fueron sus hallazgos para llegar a la verdad en casos como los de Facundo Castro (Villarino), Marito Salto (Santiago del Estero), Araceli Fulles (San Martín) y Micaela Ortega (Bahía Blanca), entre otros. Por eso, pese a las reticencias de la fiscal Claudia Ríos (encargada de “investigar” la desaparición) y con apoyo de parte de la comunidad mendocina, decidieron llamarlo como perito de parte.

Te puede interesar: Familiares de víctimas: “La detención de Marcos Herrero es un mensaje contra nuestra lucha”

En septiembre Herrero viajó desde Viedma (Río Negro) con sus canes Yatel y Kasai , quienes ante la vista atenta de los familiares de Luna encontraron (primero en un hotel abandonado y luego en la casa de Ariel Julián, expareja de la mujer) huesos, objetos y papeles. Al considerar que podrían ser de interés para la causa, dieron aviso al Poder Judicial. Allí comenzó a intervenir el fiscal Gustavo Pirrello, titular de la Unidad Fiscal de Homicidios y Violencia Institucional de Mendoza.

El 3 de diciembre, a cuatro días de cumplirse cinco años de la desaparición de Luna y por pedido de Pirrello, el Juzgado Penal Colegiado 2 ordenó la detención de Herrero y su indagatoria. En la causa que se le abrió lo acusan de “usurpación de títulos”, dos “falsas denuncias”, dos “falsos testimonios” y “encubrimiento” (también se lo intentó acusar de “estafa” contra la familia de Viviana Luna, pero como les hijes de la mujer defienden al perito incondicionalmente esa acusación se cayó por su propio peso).

Libre y a la espera del juicio

Vale decir que, entendiendo que es víctima de una persecución, Herrero siempre rechazó las acusaciones. Hasta buscaron tentarlo con un “juicio abreviado” en el que, a cambio de aceptar culpas, obtendría una libertad inmediata. Le propusieron una condena de “sólo” dos años (el máximo excarcelable es de tres), pero se negó. Después la propuesta bajó a un año. Tampoco aceptó. Finalmente el fiscal Pirrello pidió la elevación a juicio, que ya tiene fecha de inicio para el 23 de marzo de 2023.

Faltando casi siete meses para esa instancia, al Poder Judicial se le hizo insostenible mantener a Herrero preso. Pese a intentar varias maniobras dilatorias, el fiscal no pudo evitar pedir su liberación. Este lunes, tras una audiencia en el TPC 2, el adiestrador fue notificado de su liberación. “Es el cese de la prisión preventiva, no se trata de una libertad condicional ni de una prisión domiciliaria”, aclararon desde la defensa del perito ante la consulta de La Izquierda Diario.

Ahora Herrero podrá regresar a Viedma con su familia. Y con sus perros. Pero no sólo estuvo casi nueve meses detenido sino que el gobierno de Río Negro lo dejó cesante de su puesto de perito en la Policía provincial. Por eso las familias de víctimas en cuyos casos colaboró están haciendo una colecta para costear los gastos de su traslado. El año que viene deberá volver a Mendoza para afrontar el juicio.

Te puede interesar: Informe especial. Facundo Castro: a dos años de aparecer su cuerpo, se acumulan pruebas contra la Bonaerense

Un decálogo de nulidades

Se supone que en el juicio la Fiscalía buscará condenarlo y, lógicamente, la defensa planteará su absolución. Eso si es que el proceso no se cae antes de empezar. Al menos eso es lo que pretenden desde la defensa de Herrero, integrada por la abogada Julieta Lavarello y su colega Mariano Talquenca, quienes ya pidieron varias veces la “nulidad” de la causa y volverán a hacerlo en marzo.

Ante todo la defensa de Herrero considera que no se han garantizado derechos básicos de su defendido. Y detallan irregularidades que se cometieron “desde el minuto cero” en el expediente.

Vale aclarar que para ellos el “minuto cero” no fue cuando Pirrello mandó a detener y procesó a Herrero, sino el día en que el perito hizo su primer rastrillaje en Potrerillos. Aquel 29 de septiembre, luego de los primeros hallazgos en el hotel abandonado, la Fiscalía ordenó tomarle una muestra de ADN al adiestrador. Él accedió seguro de su conducta, pero para sus abogados esa acción judicial fue totalmente irregular.

Otra irregularidad es que a Herrero no se le informó debidamente, tal como marca el código procesal para cualquier ciudadano, de qué se lo acusa y qué hechos son en los que se basa el fiscal para decir que cometió delitos. “Pirrello siempre tuvo un discurso armado pero con fundamentos endebles, al punto de que Marcos nunca supo a ciencia cierta cuáles son los hechos que encuadran en supuestos delitos de su parte”, dicen desde su defensa.

Por eso consideran nula aquella declaración indagatoria de diciembre y, por lo tanto, todo lo que vino después.

Y con el correr del tiempo la cosa se agravó. La defensa denuncia que desde el 6 de marzo, cuando se cumplieron tres meses de prisión preventiva, Herrero estuvo detenido de forma ilegal. Recién el 6 de abril, tras la insistencia vía un habeas corpus por parte de la doctora Lavarello, otra jueza (Mariana Gardey) confirmó la prisión preventiva con “retroactividad” y a la vez ordenó “prorrogarla”.

Ese hecho para la defensa es doblemente irregular. Argumentan que, de acuerdo a la Constitución Nacional y la de la provincia, además de los tratados internacionales con rango constitucional, “eso no existe legalmente, no es posible subsanar la falta de una orden judicial con otra posterior. Además esa orden debe estar fundamentada, algo que la jueza no hizo, nunca explicó por qué Marcos debía continuar detenido”.

Culpable hasta que demuestren lo contrario

Otra irregularidad se refiere a lo sucedido a mediados de este mes durante las audiencias preliminares del juicio, es decir la instancia en la que las partes indican las pruebas que llevarán al debate. “Se volvió a violentar el derecho de defensa, ya que se exigió a los propios abogados de Marcos pruebas que sólo podía aportar el Ministerio Público Fiscal, además de aceptársele a éste la incorporación de pruebas no fundamentadas".

Los abogados cuestionan que el Tribunal Penal Colegiado N°2 haya aceptado todas las “pruebas” aportadas por el fiscal Pirrello, algunas de las cuales aseguran que “son inventadas”, como la incorporación para el juicio, en calidad de testigo, de un policía dispuesto a incriminar a Herrero.

“El fiscal dice que ese policía participó en noviembre de 2019 de rastrillajes en el hostel Los Pinos, que es el primer lugar revisado por Marcos y sus perros. Pero no hay ningún acta de procedimiento ni ninguna orden de la fiscal de la causa por la desaparición de Viviana Luna en donde aparezca mencionado ese policía. No sabemos de dónde lo sacó Pirrello”, afirman los abogados.

A su vez acusan al Ministerio Público de negarse a colaborar con la defensa en pedidos de producción de prueba concretos. “Los fiscales son quienes deben demostrar la culpabilidad del acusado, no la defensa quien tiene que probar la inocencia. Se nos ha pedido todo el tiempo que demostremos que Marcos no delinquió. Pero es el Ministerio Público el que tiene la obligación de buscar la verdad. Acá parece que es todo al revés”, concluyen.

Te puede interesar: Daiana Abregú no se ahorcó: nuevo informe pericial deja en evidencia a la Bonaerense de Berni

Giro de 180°

Si bien en la audiencia de este lunes tanto la defensa como el fiscal pidieron la libertad de Herrero, lo hicieron por razones opuestas. Lavarello y Talquenca pidieron (nuevamente) su liberación por considerar ilegal la prisión preventiva, sobre todo a partir del 7 de marzo. Pirrello, en cambio, pide que se lo libere porque “ahora” ya no hay riesgo de fuga (aunque nunca lo hubo) y porque la expectativa de pena es de “ejecución condicional”, o sea excarcelable.

El giro de 180 grados de Pirrello es llamativo. Sus argumentos son radicalmente diferentes a los que usó para mantener detenido al perito durante casi nueve meses. Hasta ayer, consideraba imperioso que estuviera preso porque la expectativa de pena era alta. Y se basaba en que, si bien cada delito por separado es excarcelable, la acumulación de todos ellos (“concurso real”) derivaría en penas superiores a los tres años.

“Ahora, mágicamente, cambia la postura y dice que la expectativa de pena no es alta y que por eso Marcos puede esperar el juicio en libertad. No se entiende cómo ahora pueden arribar a un cálculo de pena excarcelable después de todo lo que hicieron para acusarlo de cuatro delitos simultáneos”, dicen aún sorprendidos los defensores.

“Ahora que lo dicen desde el Ministerio Público Fiscal, podemos decir que queda demostrado que siempre estuvimos en lo correcto cuando decíamos que la prisión de Marcos es injusta e ilegal”, sintetizan desde la defensa mientras preparan su próximo objetivo: que el juicio se caiga antes de empezar.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias