Juventud

CONCLUSIONES DE LA CAMPAÑA2019

Opinan estudiantes de la UBA: “Cuando voté por primera vez la izquierda no tenía la repercusión que tiene ahora”

Después de una campaña a todo pulmón en la Ciudad de Buenos Aires para llevar las ideas de la izquierda a todos lados, los estudiantes reflexionan sobre los resultados y la situación que se viene.

Miércoles 6 de noviembre | 01:25

Después de una larga campaña electoral y los resultados que dieron mucha tela para cortar y analizar, buscamos saber qué piensan los estudiantes de la Universidad de Buenos Aires, y de distintos terciarios de la Ciudad de Buenos Aires, pero también de laburantes jóvenes, en su mayoría precarizados, sobre los resultados y la campaña del Frente de Izquierda Unidad.

Sobre la participación del debate presidencial, donde las ideas de izquierda llegaron a millones de personas, desde la Facultad de Derecho de la UBA llegaron algunas reflexiones y dudas. Nico, estudiante de Abogacía que como tantos labura en negro, opinaba que “Nico del Caño se lució en el debate. Estaba muy polarizado todo y eso influye un montón en el electorado, bajamos en las elecciones”. Richard marcaba que “Nicolás del Caño representa otros intereses, ¡lo que lo distingue del resto de los candidatos!. Las propuestas son claras, se instaló que son los únicos que no quieren pagar la deuda. Se centró en hablarle al pueblo y se lo reivindico muchísimo por el apoyo a Chile y Ecuador.”

Y Cristian, estudiante más avanzado de la carrera, dejó una reflexión, a la vez que una duda: “opino que va a haber un ajuste, y que se viene feo el panorama. A mi me interesa saber porque la izquierda plantea no pagar la deuda, siendo el FMI un organismo internacional y al estar compuesto por los Bancos Mundiales, ¿cómo se evitaría un bloqueo?”

Te puede interesar: La deuda es una estafa: razones para entender por qué no hay que pagarla

Además otras opiniones sobre el debate fueron las de Cristian que es auxiliar de máquinas de la Marina mercante: “en lo personal la campaña me pareció muy buena sobre todo teniendo en cuenta que es un partido que se auto financia. El único que planteó los problemas reales de país en todos los aspectos, sociales, culturales, salud, educación, fue Nicolás del caño y esto fue notado hasta en sus no votantes.” Y también de Mile, estudiante terciaria del Mariano Acosta: “me pareció que en el último estuvo excelente. Casi se dijo todo el programa. De hecho generó repercusión en mucha gente el debate. Habló del aborto, la legalización de la marihuana, cupo trans, endeudamiento. Embretó a Alberto Fernández.”

Ver también: Debate presidencial: Del Caño se plantó contra Macri y las falsas promesas de Alberto

Entre los estudiantes que era la primera o segunda vez que votaban, surgieron reflexiones que le dieron un valor más profundo a apoyar las ideas de la izquierda en estas elecciones, y para qué. Bren, que estudia el CBC para Diseño Gráfico, contaba: “Me acuerdo cuando voté por primera vez en el 2017 que la izquierda no tenía tanta repercusión como la tiene ahora. O por lo menos ahora llega a más lugares. También se vio la resignación de la gente, el votar a uno para sacar a otro. Conocides me decían que les gustaban las propuestas del fit pero que no les parecía ‘el momento’ para llevarlas a cabo. ¿Cuándo va a ser el momento? Porque vivir en la miseria, no es vivir.”

También Cande, del CBC para Medicina, decía: “En las PASO estaba tipo, ¿cuál es la onda de votar si es un sistema que estructuralmente está mal, y no es verdadera democracia? Y me parece que está bueno como lo plantea la izquierda: votas a Myriam, por ejemplo, para que entre al Congreso, pero solo desde adentro no vas a solucionar nada porque el sistema está mal, entonces el que está adentro pueda denunciar para que afuera haya una organización que luche por lo mismo.”

Sobre los resultados de la izquierda en las urnas, saltaron contradicciones y los puntos fuertes que se ven. Flor, estudiante de Kinesiología, opinaba “Que tenemos más llegada de la que creemos está demostrado con lo que pasó con Myriam, que si bien no entró por poco y porque bueno hubo algunos factores externos que influenciaron en eso, la gente a la que se alcanzó fue muchísima. Muchas personas coincidían con más del 70% de las propuestas que plantea el FIT-U, pero no voto para ‘no tirar un voto’. Hay que ver de acá en más es como llegar a quienes creen que no votar al ganador es tirar un voto”.

Entre los estudiantes de Medicina salieron varias reflexiones sobre la elección polarizada y qué significan los resultados del FIT. Mili contaba que hablando con gente conocida, amigos, familia y la verdad que algunos que simpatizan mucho con las ideas de la izquierda, votaron con miedo. Pero también opinaba que cuando el siguiente gobierno asuma, la cosa se va a poner fea y va a tener que haber una oposición fuerte.

Alexis de Medicina y Jesi de Enfermería coincidían al resaltar que “hay medio millón de personas que eligieron al FIT” y “es una parte de la sociedad que está consciente de la situación en la que está el país, del FMI y un montón de cosas más.”

Desde la Facultad de Económicas surgieron más visiones, Fede, Licenciado en Economía analizaba que la elección fue: “Polarizada mal. Hay que mantener la imagen de Myriam. En el debate estuvieron bien, se entendió que se viene jodida”. Eymi, estudiante de Economía resaltó de la campaña de myriam, con la pelea por el derecho al aborto, en el Encuentro Nacional de Mujeres y la idea que más le quedó fue que no tenemos que firmar acuerdos más con el FMI porque una deuda así implica que ese dinero (que no hay encima) va a la deuda y no va a ir a la educación ni a salud.

Los estudiantes de Ciencias Sociales sumaron sus opiniones, como Maria del CBC para Ciencias de la Comunicación que decía: “estuvo re polarizado: creo que se vio como avanza la derecha, pero también nos plantamos como la única fuerza que los va a combatir. Nacho, de Sociología, agregaba: “fue como una especie de balotaje pero haber quedado como la cuarta fuerza a nivel nacional es importante, con la crisis que va a seguir estando, es una oportunidad para que la izquierda canalice todo ese descontento y se muestre como la verdadera alternativa para salir de esta crisis.”

Las y los estudiantes, que en su mayoría también tienen laburos precarizados, vieron en la izquierda una alternativa a los partidos del régimen político que se preparan para cumplir los mandatos del FMI a costa de empeorar aún más sus condiciones de vida. Pero también vieron un cuestionamiento más profundo al régimen de gobierno, donde la pelea se da en las calles, en los lugares de estudio, de trabajo, y el movimiento de mujeres de forma innegable.

En la Ciudad de Buenos Aires en particular vieron cómo el apoyo creciente a Myriam Bregman reflejaba la necesidad de fortalecer a la izquierda en esta elección, un apoyo que en la polarización de la presidencial no se notó por la polarización, pero que esas ideas y simpatía más el respaldo conquistado son una base muy importante para prepararse frente a lo que se viene.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO