Juventud

GANAMOS LAS CALLES

Obelisco de luchadores y la izquierda: “Las calles son del pueblo trabajador y la juventud”

Jornada de lucha en la Ciudad de Buenos Aires. Entre marchas, cortes, caravanas y actos, se oyeron las voces de miles de jóvenes que luchan por sus derechos y el futuro.

Juana Galarraga

@Juana_Galarraga

Paulina Díaz

Trabajadora Despedida y estudiante de la UBA

Viernes 18 de septiembre | 01:47

Fotos: @Juana_Galarraga y Paulina Díaz

Este jueves la juventud precarizada fue protagonista en la jornada de lucha convocada por el Plenario Sindical Combativo, organizaciones antiburocráticas y de izquierda en distintos puntos del país.

El objetivo de la acción fue mostrar la unidad de las luchas de los sectores más golpeados por la crisis. En un contexto en que el Gobierno cede a las exigencias de la Policía y la derecha, era necesario que la izquierda y quienes luchan por vivienda digna, trabajo, salud, contra el gatillo fácil, salieran a mostrar su fuerza y hacer oír su voz.

En la ciudad de Buenos Aires la jornada arrancó a las 15 h con una caravana desde Belgrano y Jujuy que llegó hasta el Obelisco. Desde allí las organizaciones movilizaron hasta Plaza de Mayo y realizaron un acto. Finalmente, el Movimiento de Agrupaciones Clasistas (PTS e independientes) y ANCLA (MST) regresaron al Obelisco y cerraron la jornada con otro acto que comenzó a luego de 18 h, para que pudieran sumarse quienes tuvieron que trabajar temprano.

La Izquierda Diario dialogó con la juventud que copó la parada en el #ObeliscoDeLuchadoresYLaIzquierda.

Tierra para vivir: ¡no a los desalojos!

Mariana tiene 26 años, dos hijas y es una de las delegadas de la toma de Guernica. LID se acercó cuando bajó del escenario en Plaza de Mayo. Acababa de dar un discurso en el que invitaba a la movilización que convocan las familias el día 21, para luchar por su derecho a la vivienda digna y frenar el desalojo que la Justicia dictó para los días 23, 24 o 25 de septiembre.

Mirá el discurso completo:

Trabaja como tutora sociolaboral en un Fines con oficios para adultos. “Tengo mi sueldo, pero tampoco puedo acceder a una vivienda porque lo que piden de adelanto para alquilar, las cuotas, es inaccesible. Por más que uno se mate laburando nunca vamos a poder acceder a menos que hagamos estas acciones”, explicó.

Según cuenta, los barrios de los alrededores de Guernica surgieron de la misma forma. “Mi vieja vive en San Martín, nos criamos ahí. La mayoría de los que fuimos a tomar tierras somos los pibes que crecimos en el barrio, que no pudimos acceder a un pedazo de tierra. Así como nuestros padres agarraron un pedazo de tierra para hacer sus barrios. Somos los hijos de los trabajadores que agarramos un pedazo de tierra que no tienen dueño”, afirmó.

“Yo tengo un ingreso. Pero ¿qué pasa con las familias que solo tienen la asignación y el IFE que no alcanza para nada? ¿cómo les vas a exigir que vaya a pagar un alquiler?”, finalizó.

La solidaridad con las familias que luchan por vivienda digna se sintió a flor de piel. La Red de Precarizades organizó una colecta de alimentos y ropa para acercar a la toma. Es que el reclamo de quienes no tienen nada es contundente y la juventud precarizada sabe de qué lado tiene que estar. “Vine básicamente por las familias que van a ser desalojadas por no tener una vivienda digna en la crisis. Nadie se está haciendo cargo y tenemos que salir porque nos puede pasar a todes estar en la calle, tenemos que reclamarlo”, sentenció Flor.

Las calles son del pueblo trabajador y la juventud

Ulises (22) pintaba un stencil cuando LID lo interrumpió. Dice que “las calles son del pueblo trabajador y de la juventud. Más que nada en alusión a toda esta gente que estuvo saliendo a las calles estos días reclamando cosas bizarras, como la derecha quemando barbijos, una locura. Nosotros acá nos cuidamos, tratamos de mantener el distanciamiento social, todos con barbijo. Las calles son nuestras, porque nos pertenecen, somos los más agraviados y somos los que salimos a luchar con más conciencia”, explicó. Llegó desde Monte Grande, Zona Sur de Gran Buenos Aires (GBA) con La Red de Precarizades y el PTS.

Carlos trabaja en Rappi. Llegó a Argentina hace dos años desde Paraguay y hoy forma parte de ANCLA, MST. Brindó su visión al bajar del escenario del acto final en el Obelisco. “Creo que el Gobierno ya dio todas las señales de que no va a cumplir con los trabajadores, amagó y retrocedió con Vicentin, amaga y retrocede con el impuesto a las riquezas, con todas las medidas medio progresistas que anuncia termina retrocediendo y eso siempre significa más ajuste para los trabajadores”

Con respecto a la derecha dijo que “son pocos y gritones y la prensa les da más cabida a ellos porque es lo que les conviene, no les conviene mostrar a los medios de comunicación que hay una alternativa de los trabajadores”.

¡Nuestras vidas importan!

No es casual que la juventud precarizada esté entre los sectores más afectados por la crisis de la pandemia: todos los gobiernos la mantuvieron en condiciones que le impiden acceder a la casa propia, a trabajos dignos, una obra social, sin posibilidades de estudiar.

“A los 18 años empecé haciendo changas en lo que salía, bicicletería, electricidad. Después aprendí a malabarear y empecé en el semáforo. Por suerte pude terminar la secundaria pero después eso no me sirvió para conseguir laburo, siempre changueando, siempre en la calle, vendiendo comida en la calle y rebuscándomela como pude” cuenta Ian (22), que llegó desde Caseros, Zona Oeste del GBA. Después de dar su testimonio posó para LID y mostró su camisa escrita con las consignas que lo llevaron a la marcha.

“La situación no da para que me ponga en exquisito con el laburo. Lo primero que venga por más malo que sea lo tengo que agarrar por una cuestión de necesidad. Es una cagada, estoy cansado de laburar así, no me permite tener una estabilidad” agregó Ulises. “Unas ganas de tener un laburo fijo… de vivir bien, tranquilo, con un sueldo en blanco, tener cobertura médica, que ahora en estas situación es muy difícil el tema. Vemos cómo el sistema de salud colapsa porque no se invierte, prefieren pagarle a los policías, al FMI”, cerró.

¿Plata para la yuta que desaparece pibes?

“Es increíble cómo descaradamente brindan dinero a la yuta que desaparece gente, que desaparecen pibes y no dan plata a las familias que necesitan sobrevivir, a los médicos que están trabajando, los enfermeros que están luchando, no destinan en educación, en nada… en nada de lo que tiene que ser”, se indignó Flor consultada por el aumento recientemente otorgado por el Gobierno a la Policía Bonaerense que asesinó a Facundo Astudillo Castro.

“Creo que habría que darle más importancia a los trabajadores esenciales como nos llaman hoy en día y de esenciales para ellos se ve que no tenemos nada” dijo Martín.

“No es raro que le destinen tanta guita a la Policía porque para ellos es fundamental, si no está la Policía no pueden mantener este sistema que lo único que hace es que algunos se llenen de guita a costa del trabajo de todos nosotros” aseguró Sergio, trabajador gastronómico de kiosco de empanadas y miembro de La Red.

Ian labura haciendo malabares en semáforos. Contó que la yuta anda en Caseros, “como en todos los barrios populares y obreros, patrullando cada cinco segundos, dando vueltas, persiguiendo, hostigando, no dejando laburar a la gente, controlando toda la zona, liberándola y organizando los robos. Al principio de la cuarentena me echaron del semáforo amenazándome que me iban a llevar detenido si no me iba. En otra situación se acercaron a avisar que si los volvía a ver me iban a llevar detenido”.

Justicia por Facundo Castro y Fuera Berni, fue uno de los reclamos que más fuertemente se sintió.

Unidad, voluntad, fuerza, hombros y oídos: la salida es la organización

Para finalizar, LID preguntó qué mensaje le darían a los y las jóvenes que todavía no se animan a salir a la calle a defender sus derechos.

“Yo les animo a que nos unamos, a que salgamos a las calles como lo estamos haciendo hoy para poder postular una alternativa de los trabajadores. Siempre, siempre todas las conquistas de los trabajadores fue con organización y con la lucha”, fueron las palabras de Carlos.

Ian claramente está harto. “Ya no hay más tiempo que perder, no hay tiempo de estar lamentándose en la casa porque el mundo es una mierda, porque no hay solución, no hay salida. La salida es la organización, tenemos toda la fuerza, tenemos toda la voluntad, somos más que esos pocos burgueses que nos dominan y que nos explotan. Es clave que nos empecemos a organizar y tirar todos para el mismo lado” cerró.

“Hay que seguir movilizándonos, hablando entre nosotros, que La Red siga creciendo, que las diferentes agrupaciones que estuvieron también hoy acá crezcan cada vez más, hay que seguir hablando con los diferentes compañeros y compañeras de trabajo de los diferentes rubros para que se unan a esta voz”, aportó Sergio y cerró con las palabras más cálidas: “que sepan que en cada uno de los que estamos acá hay un hombro, un oído que los va a escuchar y que los va a acompañar en todo momento”.







Temas relacionados

Plenario Sindical Combativo   /    Red de Trabajadores Precarizados   /    Cuarentena   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Frente de Izquierda y de Trabajadores - Unidad   /    Guernica   /    Sindicalismo combativo   /    Obelisco   /    Derecho a la vivienda   /    Juventud precarizada   /    Precarización laboral   /    Sergio Berni   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO