Política

NACIONAL

Obama, Macri y el anuncio de la apertura de los archivos de la dictadura

El presidente de EE.UU llegará al país en una semana. Cuando se cumplen 40 años del golpe militar, la Casa Blanca anuncia la desclasificación de los archivos de la última dictadura.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Sábado 19 de marzo de 2016 | Edición del día

Este anuncio se da en el marco de un amplio repudio de organismos de DDHH independientes del Estado y de partidos de izquierda, a la visita del presidente de los EE.UU.

A pedido del gobierno de Macri, según señaló la asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, el presidente Barack Obama anunciará, durante su visita a la Argentina, que desclasificará nuevos documentos relacionados a la última dictadura militar, que incluirán “por primera vez, archivos militares y de inteligencia”.

Además Rice manifestó que “para demostrar nuestro compromiso con los derechos humanos, el presidente visitará el Parque de la Memoria para honrar la memoria de las víctimas de la guerra sucia de la Argentina”.

Desde el gobierno nacional recibieron la noticia con satisfacción. El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, fue quien hizo públicos los anuncios, reivindicando para el gobierno de Macri “la explicitación de la importancia que el gobierno nacional otorga a los Derechos Humanos, a las políticas de Memoria, Verdad y Justicia y a los organismos”.

El funcionario además señaló que “no hay duda de que hubo participación de EEUU, la Escuela de las Américas fue iniciativa americana, a la injerencia de (Henry) Kissinger y la política de (Gerald) Ford en el caso chileno es el más conocido”.
Avruj reivindicó este gesto en el marco de la nueva relación que el gobierno argentino se propone tener con EEUU.

Por su parte el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, estimó que el proceso de desclasificación va a ser largo. “Lo decimos para que no se generen expectativas inmediatas y que se diga después ’no, el Gobierno lo está frenando’” aclaró.

Hipocresías a dos bandas

Los voceros de la Casa Blanca y el presidente Obama podrían recibir el Nobel a la hipocresía imperial. Sin dudas que el segundo premio también debería recibirlo el gobierno de Macri y sus funcionarios, en particular Claudio Avruj, que en estos días se ha destacado por su sobreactuación en defensa de los derechos humanos.

El rechazo a la visita de Obama realizado desde la izquierda -como antes fueron repudiadas las visitas de Bill Clinton y George W. Bush- es no sólo por la responsabilidad de los EE.UU. en los golpes militares en el cono sur. Se trata también de repudiar a Obama como comandante en jefe del ejército imperialista que es responsable de las guerras e intervenciones militares que se han cobrado la vida de cientos de miles de personas en los últimos años. Afganistán, Yemen, Irak, Libia y Siria son solo algunos de los lugares donde eso ha ocurrido.

Que desde la Casa Blanca se diga que se viene a demostrar el “compromiso con los derechos humanos” resulta una completa hipocresía. La visita de Obama tiene como objetivo respaldar al gobierno derechista de Macri y aprovechar la crisis económica de la región en beneficios de su país, así como reforzar el sojuzgamiento de los países latinoamericano, incluyendo Cuba, a sus políticas comerciales y militares.

Un clima “amistoso”

No es menor el dato que Obama llega al país, después que en la Cámara de Diputados se lograr media sanción para aprobar el pago a los fondos buitre, que endeudara el futuro del país.

Desde acá se entienden los elogios que Rice se encargó de reproducir al afirmar que en el gobierno de Obama están "impresionados" con las reformas impulsadas por Macri, y que la Argentina podía ser un "fuerte socio" en varios temas globales.
Para el gobierno de Macri los anuncios que trae Obama no podrían haber llegado en mejor momento: cuando se cumple un nuevo aniversario del golpe, y con hipocresías, intentan mostrarse como defensores de los derechos humanos.

Quieren así limitar que en las calles se exprese un repudio en contra del gobierno.
No vendría mal un poco de memoria: las bancadas del PRO votaron en contra en la Comisión Bicameral que proponía investigar a los empresarios responsables con el golpe militar.

Ese es solo un ejemplo de porque esté gobierno no puede hablar en defensa de los derechos humanos cuando tiene en cargos ministeriales a funcionarios de la dictadura y gerentes de las empresas que dieron el golpe.

A las calles el 24 de Marzo

La exigencia de la apertura de los archivos de la dictadura para conocer qué pasó con los desaparecidos, recuperar la identidad de más de 400 niños que fueron apropiados en esos años y terminar de identificar a los responsables del genocidio de clase.

Desde ese punto de vista, no es cuestionable que EE.UU. anuncie la apertura de los archivos. Pero eso pretende ocultar la operación política orquestada por los gobiernos de Obama y Macri, para darle apoyo al gobierno de éste último.

Este 24 de Marzo marcharemos junto a los organismos de derechos humados y partidos de izquierda, nucleados en el espacio Encuentro Memoria, Verdad y Justica, para reclamar justicia por los 30.000 desaparecidos. Marcharemos para repudiar la impunidad de ayer y de hoy, la entrega del país a los grandes grupos económicos extranjeros.







Temas relacionados

Mauricio Macri   /    Barack Obama   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO