×
×
Red Internacional

Alicia denuncia la situación vivida por decenas de jóvenes menores en hogares religiosos como el de las Hermanas Trinitarias de Boulogne, donde la ahora detenida “Sor Marina” abusó al menos de una chica de 14 años. Hogares a los que el Estado envía a niñas, niños y adolescentes judicializados y de quienes no se hace más cargo.

Domingo 13 de junio | 22:15
Hogar de las Hermanas Trinitarias de Boulogne (San Isidro)

Este sábado fue entrevistada en Crónica TV Alicia (nombre ficticio con el que se la presentó, por obvias razones), una nueva víctima del caso de la congregación de las Hermanas Trinitarias que denunció la situación que vivían decenas de jóvenes menores de edad en los hogares religiosos que regentean esas monjas y a los que las envía el Estado.

Alicia su testimonio al de V., la joven que entrevistó recientemente La Izquierda Diario y contó los abusos que vivían las menores bajo la tutela de María Telles Fajardo (Sor Marina), quien fue detenida la semana pasada acusada de abuso sexual agravado por haber sido cometido por una persona a cargo de la guarda de la víctima, en el contexto de un culto religioso. Según comienza a saberse, serían más de 50 las jóvenes afectadas por distintos tipos de abusos (sexuales, de poder y demás maltratos) en el hogar.

Te puede interesar Exalumna del hogar de Boulogne: “El abuso de las monjas a chicas vulnerables era constante”

Este domingo Infobae publicó que, tras el arresto de Tellez Fajardo, el Obispado de San Isidro reconoció que ya tenía conocimiento el año pasado de una denuncia contra otra monja del mismo hogar, también por abusos sexuales. Mientras tanto, la congregación acusada por las víctimas de hacer un verdadero “blindaje” sobre los casos de abusos, sacó un comunicado donde apoya incondicionalmente a la moja detenida, calificando al hecho “cuanto menos, confuso”.

Te puede interesar Hipocresía vaticana. Francisco incorpora la “pedofilia” al Derecho Canónico, Bergoglio encubre a pedófilos

Lo que dijo Alicia

Este sábado a la mañana una joven fue entrevistada telefónicamente desde los estudios de Crónica TV. Para preservar su identidad se la nombró como “Alicia”. Su relato deja en evidencia la responsabilidad del Estado en dejar a decenas de niñas, niños y adolescentes librades a su suerte cuando les envían a hogares regenteado por la Iglesia católica. Para una mejor comprensión, se transcribe a continuación la entrevista completa.

Alicia- Yo estuve muchos años viviendo en el hogar de Boulogne cuando era menor de edad. Primero que nada queremos expresarnos con mis excompañeras y rodear de solidaridad a la víctima que denunció. Exigimos justicia por ella y por todas las víctimas que hoy nos estamos animando a hablar. Somos muchas.

Periodista 1- Alicia, ¿vos estás en contacto con estas otras víctimas?

Alicia- Sí, estamos en contacto. Porque cuando salió todo a la luz, entre todas nos pudimos comunicar. Somos bastantes, más de cincuenta.

Periodista 1- Como para tener un parámetro, ¿desde cuándo está Sor Marina en el hogar de la orden Trinitaria?

Alicia- En el momento que yo estuve en el hogar de Boulogne no estuve bajo su tutela, pero la conocía. Después, cuando fui más grande, sí estuve dos años viviendo con Sor Marina. En el hogar de Boulogne también había otras monjas que sabíamos que ahí pasaban cosas, pero nadie se animaba a decir nada, por los castigos y por el miedo.

Periodista 2- ¿Cuál es tu reflexión para quien se hacía llamar Sor Marina, qué viste, tanto tiempo mirándola y viendo cosas desagradables?

Alicia: Y, si ella fue capaz de hacer eso... Y hay chicas que no se están animando a hablar también por miedo. En ese momento éramos chicas muy vulneradas. En mi caso, por ejemplo, yo era judicializada. Ahí, directamente, el Estado es responsable de todas estas chicas. Pero nos mandan a estas instituciones de monjas, de curas, “a la buena de Dios”. Nos dejan ahí y no tienen un seguimiento hacia nosotras. Esto ha sido siempre así, la Iglesia encubrió siempre los casos de abusos sexuales y distintos abusos de autoridad hacia nosotras. Por eso ya no nos queremos callar.

Periodista 2- Cuando decís judicializada, ¿te tocó estar en un instituto y de ahí terminaste en ese refugio?

Alicia- Sí, yo no tenía a nadie.

Periodista 2- Es terriblemente agravante lo que está diciendo, ¿entendemos? Si bien la historia de Alicia yo no la conocía, sí he leído de muchas chicas. Ella es una víctima doblemente agravada, porque imaginate que, primero, siendo menor llegás a un instituto (por lo que sea) y a los 12 o 13 años tenés que enfrentar esto en un lugar donde decís ’voy a tener el refugio, voy a tener el amparo, se acabó esa película, esa pesadilla’ y encontrarte con esto.

Periodista 3- Encontrarse con ese impacto, ese agravio tan nefasto. Lo que debiera replantearse acá también es el rol que le cabe al juez que toma la disposición, porque hay un juez que dispone la internación, o sea que está actuando desde el punto de vista civil con la menor, que debiera tomar cartas en el asunto.

Alicia: Aproximadamente somos 50, que nos pusimos todas en contacto y de hecho ahora están escuchando también el programa.

Periodista 1- Claro son un montón

Alicia- Les quiero mandar fuerza a ellas

Periodista 1- En su momento, todas menores de edad, también

Alicia- Sí, todas menores de edad en ese momento. Y muchas también se tuvieron que escapar de ese hogar, por los maltratos, por todos los abusos que vivimos ahí, al no ser escuchadas.

Periodista 1- Y esas chicas, Alicia, ¿cómo están?, ¿quién las contiene?

Alicia- Y mirá, yo hasta anoche estuve hablando con una de mis amigas y la verdad que también estaba muy shockeada, porque la verdad que cayó muy mal a todas. Y revolver todo ese pasado, volverlo a sufrir es terrible. Por eso exigimos justicia y que no vuelvan a pasar estos casos, porque sabemos que no es un hecho aislado. Viene pasando desde hace un montón de tiempo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias