×
×
Red Internacional

Racismo institucional.Nuevo caso de violencia policial en EE. UU. contra un afroamericano parapléjico

La Policía estadounidense volvió a ser el centro de un episodio de violencia policial racista al sacar de su auto y arrastrar por la calle a un joven afroamericano que les había señalado en reiteradas oportunidades que era parapléjico.

Martes 12 de octubre | 09:38

La Policía de Dayton, Ohio, abrió una investigación después de que se conoció un video en el que se ve a dos agentes arrastrando violentamente de un vehículo a un hombre afroamericano parapléjico, en medio de las gritos de la víctima.

El video, difundido por el propio departamento de Policía de la ciudad recientemente, muestra cómo Clifford Owensby explica en reiteradas ocasiones que no puede salir del vehículo ya que es parapléjico.

"No puedo salir. Soy parapléjico", se le escucha decir de manera reiterada ante los policías en el video de más de diez minutos de duración.

Durante la tensa conversación, grabada por la videocámara policial, uno de los agentes le advierte que "o coopera y sale del automóvil o lo arrastrará fuera del vehículo", haciendo caso omiso de las súplicas.

Finalmente, los agentes sacan a tirones a Owensby del asiento del conductor y lo dejan caído sobre el asfalto.

El brutal arresto se produjo el pasado 30 de septiembre cuando el hombre fue parado por la Policía en un control de tráfico.

En una rueda de prensa este fin de semana, James Willis, abogado de Owensby, informó que probablemente presentará "el próximo mes" una demanda formal contra los agentes ya que considera lo sucedido "como ilegal e innecesariamente brutal".

Owensby, de 39 años de edad, finalmente presentó una denuncia contra el Departamento de Policía de Dayton luego de la difusión del video.

El reporte policial busca dejar libre de culpa y cargos a los policías señalando que querían investigar el vehículo por posible tenencia de drogas, y justifican la brutalidad racista por una supuesta resistencia de Owensby quién les dice en innumerables oportunidades que es parapléjico.

La brutalidad policial racista no es un hecho aislado, tienen en EE. UU. una profunda raíz institucional que se entrelaza con la propia historia nacional. El caso más resonante de los últimos años, el brutal asesinato de George Floyd que dio lugar a un movimiento antirracista extendido no solo en EE.UU. sino a nivel mundial, intentó ser cerrado mediante una suerte de condena ejemplar contra el policía Dereck Chauvin y de esa manera evitar involucrar a toda la institución. Sin embargo el sistema está podrido por dentro y a pesar de la intención de Biden de hacerlo pasar como casos aislados, el caso de Owensby, vuelve a mostrar que se trata de una realidad cotidiana y que debe ser combatida en las calles con el refortalecimiento del movimiento antirracista.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias