Sociedad

CÓRDOBA/REPRESIÓN POLICIAL

Nuevo caso de gatillo fácil en Córdoba

Sucedió en la madrugada del Viernes 12, en Villa la Tela, donde hace ya más de una semana la policía había disparado contra otros dos jóvenes.

Juan Pablo Aguilar

Integrante del CeProDH y de la Juventud del PTS

Domingo 14 de junio | 20:20

Nuevamente el gatillo fácil de la Policía cordobesa muestra que continúa el hostigamiento policial en los barrios populares de Córdoba. Ahora contra un joven de 15 años, Alejandro Amaya, quien tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Alejandro estaba llegando a la casa de su tía cuando vio venir al patrullero, que según testimonios de vecinos venía a los tiros y salió corriendo. Nadie que conozca cómo se comporta la policía de Córdoba podría culpar a Alejandro por esa reacción. Fue alcanzado por una bala y trasladado a la comisaría de la zona, donde su madre pidió verlo y la policía se negó diciendo que en realidad había sufrido un choque.

Al comienzo de la cuarentena ya habíamos visto el accionar de la policía tirando por la espalda a un joven en Bell Ville o llevándose detenida a gente desde la puerta de su casa como sucedió en Alta Gracia. Hace poco como mencionamos anteriormente había disparado contra dos jóvenes en villa la Tela, donde sucedió lo de Alejandro, terminando con la vida de un joven. Además de haber allanado ilegalmente y baleado al comedor “Sonrisa de Angel” del Encuentro de Organizaciones en el mismo barrio.

Lejos del rol “sanitario” que pretende adjudicarle el Gobierno de Córdoba a su policía, con controles y detenciones arbitrarias para mostrar que “algo se está haciendo” (mientras el sistema de salud es desfinanciado), los hostigamientos y hechos como los mencionados anteriormente muestran que nada cambió, que siguen persiguiendo y hostigando en los barrios y disparando impunemente.

Hace pocos días el mundo se vio conmovido por el asesinato de George Floyd a manos de la policía estadounidense. Salvando las distancias, porque en Estados Unidos existe un racismo estructural con una expresión importante en la actuación de la policía y el sistema judicial sobre la población afroamericana, el hecho permitió ver cómo se comporta la policía en todo el mundo, asesinando de forma impune sin mayores consecuencias. Lo de Alejandro no terminó en asesinato por casualidad. Una lección importante de las movilizaciones que surgieron es que las respuestas a estos hechos aberrantes tiene que estar en las calles y en Córdoba la juventud cuenta con antecedentes importantes de esto como fueron las masivas marchas de la Gorra. No se puede naturalizar el hostigamiento en los barrios, no se pueden naturalizar estos hechos.

Agradecemos a CORREPI Córdoba por dar a conocer este caso, hemos tomado los datos de los hechos desde sus publicaciones.







Temas relacionados

Cuarentena   /    Córdoba   /    Policía del gatillo facil   /    Represión policial   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Córdoba   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO