×
×
Red Internacional

Docentes de la Eempa 1330 y de otros programas educativos se reunieron con la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados. Acompañados por las seccionales opositoras de Amsafe reclamaron contra el intento de cierre de estas modalidades.

Jueves 24 de junio | Edición del día

Trabajadoras y trabajadores de la educación concretaron esta semana una reunión con la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados. Lo hicieron en busca de respuestas ante la política de vaciamiento por parte del gobierno provincial sobre estas experiencias educativas.

“A la Comisión de Educación le llevamos una serie de planteos que tienen que ver principalmente con el pedido de que se revoque la resolución que nos destitulariza, y se nos devuelva el derecho a la estabilidad laboral que ya habíamos adquirido. En cuanto a la Eempa 1330- Vuelvo Virtual- pedimos que puedan citar a la ministra de Educación para interpelarla acerca de las diferentes situaciones que venimos sufriendo”, denunció Mauricio Velozo, uno de los trabajadores afectados.

Quienes también cruzaron al gobierno fueron las seccionales opositoras de Amsafe Rosario, General López, Caseros y Belgrano s. Mediante un comunicado conjunto alertaron que “cuando la educación más necesita de la virtualidad y estos programas, el gobierno provincial no sólo no revaloriza a estos trabajadores y la tarea que están realizando sino que los ataca. Primero fue desconocer la titularidad, fruto de un acuerdo paritario. Actualmente, se está atacando a la escuela y los mencionados programas de diferentes modos: impidiendo que haya inscripciones de alumnos, no llamando a reemplazos cuando se generan ausencias, nombrando a un interventor sin una función clara, etc.”.

Las demandas de este colectivo de trabajadores son la revocación de la destitularización, el no al vaciamiento de tareas laborales, escalafones para suplencias, y que la escuela 1330 pueda tramitar los títulos a los recientes egresados. Además de la reapertura de las inscripciones a los estudiantes, como reclamó una de las trabajadoras: “No nos dejan inscribir estudiantes y tenemos un montón de interesados en comenzar a cursar. Podríamos abrir una cohorte para el segundo cuatrimestre pero no nos dejan

Foto: Prensa Amsafe Rosario

Desde comienzos de año el clima de trabajo es de mucha hostilidad y persecución. Así lo retrató una de las trabajadoras que prefirió el anonimato para no sufrir represalias: “Hay situaciones de gritos y amenazas, de momentos de mucha tensión dentro de la escuela. Estos ataques por parte de la dirección son sobre todo con el equipo directivo del Eempa”.

El proceso de organización se viene dando mediante asambleas. Allí definieron “seguir tocando a todos los actores de la política santafesina para que puedan estar al tanto de esta desmantelamiento de políticas socio inclusivas en Santa Fe, seguir en estado de lucha y pensar en volver a tomar la calle, pidiendo el acompañamiento gremial para ello”, finalizó Velozo.

Actualmente la Eempa 1330 cuenta con una matrícula de 3500 estudiantes en toda la provincia y una planta de 370 trabajadores, los cuales 265 fueron destitularizados. En esta modalidad ya se graduaron 1600 estudiantes que de no existir este Eempa difícilmente hubieran podido finalizar la secundaria.

Ajuste que no son nuevos

Los ataques a la educación pública no son una cualidad exclusiva de Perotti. Las gestiones precedentes del Frente Progresista siguieron el camino de los recortes.

Los avances en las titularizaciones y los concursos en la primera gestión del Frente Progresista fueron producto de una lucha durísima de la docencia contra el menemismo de Reutemann y Obeid. Una demanda que el gobierno entrante debió recoger en búsqueda del apoyo de la docencia, sistemáticamente atacada las décadas previas.

Pero este triunfo de la docencia, a medida que se asentaba el nuevo gobierno, fue dejando lugar gradualmente a las políticas de ajuste, llegando en la última gestión de Lifschitz y Balagué a firmar el pacto fiscal de Macri y lanzar las provocaciones de que nuestros reclamos salariales eran "por tres kilos de pan". Cualquier similitud con Cantero, no es mera coincidencia.

Ya en 2015, un estudio de Unicef revelaba que uno de cada tres jóvenes de 17 años no estaba escolarizado: “el sistema educativo de Santa Fe tiene menor capacidad de captación de la población de 15 a 17 años, en cualquiera de sus niveles y modalidades, respecto del país analizado en su conjunto”.

Una situación similar se vivió (y se vive) con las miles de familias que no logran escolarizar a sus niñes en nivel inicial producto de la falta de vacantes. En 2017 esta cifra llegó a 12 mil familias sin acceso a la escolarización en la provincia.

Otra problemática fue el avance de la educación privada y religiosa que vio crecer las partidas del presupuesto. También la sobrecarga laboral que se “institucionalizó” ante un salario que cubría cada vez menos la canasta básica.

Frente a estas políticas, el camino de la defensa de la educación pública y los derechos laborales de les trabajadores del Eempa 1330 y de los demás programas educativos, es con independencia de todos los sectores políticos que han sido responsables de políticas de ajuste.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias