Cultura

CRÍTICA

“Nuevo Orden”: ¿crítica social o película clasista?

La película será estrenada el próximo 22 de octubre. Está situada en un futuro distópico en la Ciudad de México, donde la clase baja se revela contra la élite en un “apocalipsis” estallando en llamas toda la capital.

Emilia Macías

@EmiliaMacas1

Miércoles 7 de octubre | Edición del día

"Una lujosa boda de clase alta sale mal en un inesperado levantamiento de la lucha de clases que da paso a un violento golpe de Estado", es la sinopsis.

Según Michel Franco —director de la película—, el proyecto nació hace cinco años: “la idea comenzó cuando empecé a ver en Europa que el fascismo, la ultra derecha, esa falsa izquierda tomaba fuerza. Traté de empatarlo con nuestra realidad y me di cuenta que esa inquietud no me la iba a quitar de encima hasta que hiciera una película”

Aún no ha sido estrenada, pero en redes sociales está siendo sumamente criticada porque, a pesar de que Franco intentara hacer “una crítica social”, es una historia clasista y racista.

Acá te van unos tweets:

El hecho de separar a la gente blanca como las víctimas y las personas de piel morena como los salvajes, violentos e incontrolables, es una muestra de las exageraciones fantasiosas de las clases dominantes, pues en su miedo a que con un gobierno con retórica progresista —ni se diga uno donde la clase trabajadora conquiste el poder— pierdan todas sus ganancias, no les inmuta retratar escenarios post-apocalípticos al puro estilo Mad Max, donde se hace una asociación tácita y mecánica entre caos social y una supuesta política de izquierda.

Este tipo de contenido discriminatorio genera discursos de odio contra las clases populares y eso tiene consecuencias políticas concretas y reales. Es una advertencia para apoyar una cierta postura política: la subordinación de la clase obrera a la clase alta para mantener sus riquezas y posición social, política y económica, como si además el caos social no hubiera venido justamente de los gobiernos de derecha que sumieron a México en una espiral de violencia en su "guerra contra el narcotráfico", poniendo a la juventud y a las mujeres como carne de cañón. Y esta política ha tenido continuidad en el gobierno actual con la Guardia Nacional.

Periódicos como Forbes México, u otros que apoyan a la derecha, recomiendan verla ya que “muestra una radiografía nacional”. Michel Franco cuenta en una entrevista que, aunque la historia esté situada en México, podría estar en cualquier otro lugar, pues la gente está harta, “viviendo muchas injusticias a gran escala que se manifiestan en los actos cotidianos y eso es una bomba de tiempo. Entonces, sentí que era necesario hacer una película al respecto, y la única forma era a gran escala”… ¿La gente de la élite vive muchas injusticias?

En esta misma entrevista, Franco aclara que Nuevo Orden no es una película política, pero aún así menciona que no ve tan lejana la situación por todas las manifestaciones sociales que se han dado a nivel internacional, como Black Lives Matter en Estados Unidos o los Chalecos amarillos en Francia.







Temas relacionados

cine   /    Clasismo   /    Racismo   /    Cine   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO