Sociedad

Nuevas revelaciones sobre el espionaje norteamericano

Nuevos documentos filtrados por Edward Snowden, revelan una estrecha colaboración entre la segunda mayor empresa de telecomunicaciones de Estados Unidos AT&T y la Agencia Nacional de Seguridad norteamericana (NSA).

Leonardo Vázquez

@Leo_Vazquez2000

Martes 25 de agosto de 2015 | Edición del día

El documento filtrado por Snowden y publicado recientemente por el New York Times, corresponde al período entre los años 2003 y 2013. Precisamente fue en el año 2013 cuando Snowden, un informático que trabajó como consultor para la NSA, decide revelar una serie de documentos que mostraban la estrecha colaboración de la grandes empresas informáticas norteamericanas como Google, Facebook, Microsoft, Yahoo, Skype, YouTube, Apple, etc con la Agencia de Seguridad de dicho país.

A partir de esta revelación que Snowden da a conocer desde Hong Kong, Estados Unidos intenta capturarlo. En una fuga de película el informático logra huir en un vuelo a Moscú, donde permanece viviendo durante 3 semanas en la zona de tránsito del aeropuerto de dicha ciudad, finalmente Swnoden consigue asilo en Rusia en donde continúa hasta la fecha.

Esta última revelación muestra como AT&T ha dado acceso a la NSA a correos electrónicos y llamadas telefónicas de su inmensa base de datos. A su vez dichos documentos revelan como esta empresa brindó asistencia técnica en la ejecución de una orden judicial secreta que permitió interceptar los teléfonos y las comunicaciones de Internet en la sede neoyorquina de la ONU. También está implicada Verizon otra de las grandes empresas de telecomunicaciones de este país. A partir de estas filtraciones también salió a la luz como el gobierno norteamericano, había espiado a otros gobiernos como el brasilero o a la misma canciller alemana Angela Merkel.

Si bien el alcance de los documentos filtrados llegan hasta el año 2013, muestran como desde la NSA el gobierno norteamericano intenta seguir avanzando en un control generalizado de las comunicaciones. Esto se realiza a partir de la información que le suministran las empresas privadas de telecomunicaciones e informática que permiten generar un flujo de "metadatos" para poder realizar cruzamientos de datos, lo que les permite hacer espionaje a gran escala. Con la masificación de los teléfonos móviles inteligentes, el espionaje se traslada a estos dispositivos. Mediante el control de los sistemas operativos que realizan empresas como Google se puede obtener la información sobre correos electrónicos, facebook, llamadas telefónicas y un detallado seguimiento de la ubicación geográfica, cuestión para la que además se cuenta con la ayuda de las compañías de telecomunicaciones. Hay que tener en cuenta además que los teléfonos móviles, permiten ser usados como micrófonos y cámaras, si se tiene el control correspondiente sobre los mismos.

Otro de los mayores referentes en las denuncias al espionaje norteamericano es Julian Assange (periodista e informático fundador de Wikileaks) que se encuentra refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde hace más de 3 años. Assange está acusado por delitos sexuales, por parte del gobierno sueco. Sin embargo los cargos no han sido presentados formalmente, para lo cual Assange debería declarar. El gobierno británico lleva gastados más 20 millones de dólares en el operativo de seguridad montado en torno a la embajada para evitar su huida. Por su parte Assange se oferece a declarar desde la embajada, teme que al ser extraditado a Suecia este gobierno lo entregue a Estados Unidos que podría condenarlo incluso a la pena de muerte. El pasado 13 de agosto prescribieron 3 de las cuatro causas contra Assange, sin embargo la causa restante prescribe recién en el año 2020, por lo que la situación, por ahora, parece mantenerse de la misma manera. Mientras tanto Assange desde la embajada, se reúne con periodistas y personalidades de todo el mundo, da videoconferencias y cada tanto sale al balcón de la embajada para hablarle a sus seguidores.

Por su parte Chelsea Manning quien colaboró con la mayor filtración a Wikileaks permanece detenida en duras condiciones en una prisión militar norteamericana, condenada a 35 años de carcel. En el año 2013 manifiesta públicamente su identidad como mujer transexual y recientemente fue castigada por tener revistas femeninas aunque logró abrir una cuenta de twitter para poder comunicarse.







Temas relacionados

Chelsea Manning   /    Julian Assange   /    Edward Snowden   /    Espionaje   /    Ciencia y Tecnología   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO