×
×
Red Internacional

Conferencia de prensa.Nuevas flexibilizaciones en la Ciudad: discutir el aforo para no discutir medidas de fondo

Con la baja de contagios y naturalizándose los fallecidos, Larreta volvió a flexibilizar las restricciones. Sin embargo, desde el Gobierno porteño no se toman medidas sobre la aglomeración en el transporte y la educación “congelada”.

Jueves 8 de julio | 19:48

Según informó el jefe de Gobierno, el promedio de nuevos casos de covid-19 bajó de 2500 a 1100, manteniendo a la tasa de contagiosidad por debajo de 1. Con estos datos se vuelven a flexibilizar las restricciones en la Ciudad sin mediar ningún control de su cumplimiento.

Desde el comienzo de la pandemia la política estatal se centró en imponer la “responsabilidad individual”, una cuarentena sin GPS que contempla testeos sin un plan serio de detección por zonas de riesgo epidemiológico y una vacunación a cuentagotas. Así el estado nunca tomó medidas para prevenir, sino que siempre fue detrás del virus, todo lo contrario de lo que estipulan los profesionales.

Para esta nueva etapa, que comienza este viernes, las nuevas flexibilizaciones anunciadas son: aumentar a 20 personas los encuentros sociales en el espacio público; volver a un 30% de presencialidad en las actividades profesionales; se habilitan la utilización de espacios comunes en hoteles con un 30% de capacidad; en los espacios comunes de edificios se habilitan reuniones con hasta 10 persona. Al mismo tiempo adelantaron que están evaluando para el mes de agosto la habilitación para eventos al aire libre con un máximo de 1000 personas.

Con respecto al transporte publico solo se anuncio que a partir del 12 de julio se reabrirán progresivamente 15 estaciones del subte. El lunes 12 se reabren Plaza de Mayo y Acoyte, en la línea A; Callao, Carlos Gardel y Dorrego, en la línea B; Lavalle en la línea C; Callao y Palermo, en la línea D, y Boedo y Medalla Milagrosa en la línea E. Y el 15 de julio se continuará con Carabobo y Sánchez de Loria, en la línea A; San Martín en la línea C; José María Moreno en la línea E y Venezuela en la línea H.

En la conferencia no se mencionó cual sería la medida estatal para controlarlo, ni se mencionó nada sobre los protocolos para que los trabajadores no sigan contagiándose y menos aun sobre los trabajadores fallecidos por la contaminación por asbesto. Al mismo tiempo, no se mencionó nada sobre el aglomeramiento en las estaciones de trenes, ni en los colectivos.

Sobre la educación y las miles de denuncias por el frio en las aulas y a falta de infraestructura, no se tomó, ni se anunció ni una sola medida. Solo insistieron con que la cartera educativa a cargo de Soledad Acuña realizará evaluaciones a mitad de años para ofrecer planes personalizados. Si hay alguna evaluación plausible a realizar es la falta de infraestructura para enfrentar el invierno y en este caso Acuña desaprobó.

Como ya nos tiene acostumbrado se volvió a insistir con la responsabilidad individual y se sigue dejando de lado la responsabilidad estatal, única forma de enfrentar las nuevas olas de la pandemia de forma colectiva y unificada. La cuarentena puede ser un paliativo, pero en el siglo XXI y en medio de una crisis social y económica no puede ser la única medida estatal. Debemos imponer que los presupuestos estatales estén al servicio de paliar el hambre, la desocupación y la salud del pueblo y no un mero resorte para “habilitar” las ganancias capitalistas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias