Internacional

HUELGA ALEMANIA

Nueva huelga de los maquinistas en Alemania

Los maquinistas de la GDL siguen escribiendo historia. Después de la huelga más larga de la empresa ferroviaria Deutsche Bahn AG (DB) la semana pasada anunciaron una huelga. Desde este lunes pararon los trenes de mercancías y el martes también los trenes de personas.

Peter Robe

Berlín | @robe_peter

Miércoles 20 de mayo de 2015 | Edición del día

Fotografia:EFE/SEBASTIAN KAHNERT

Fotografia:EFE/SEBASTIAN KAHNERT

La semana pasada el dirigente del sindicato, Claus Weselsky, anunció una nueva jornada de huelga. El fin de semana pasado hubo una nueva negociación entre la empresa DB y la GDL donde no se llegó a ninguna solución. La empresa culpa al sindicato diciendo que aunque a los representantes les pareció "viable“ la propuesta empresarial, según "razones políticas“ no lo aceptarían y al día siguiente no llegaron a la negociación.

El sindicato, al contrario, afirma que la DB no quiso debatir la propuesta del sindicato y quiso imponer su propuesta de mediación al socialdemócrata Platzek. Eso fue rechazado por la GDL por lo que la DB terminó la negociación.

Recientemente había terminado la huelga más larga de la historia de la DB con casi una semana de paralización. Según la empresa solo uno de dos trenes programados funcionaron durante la huelga, causando un daño económico enorme, no solamente en DB sino también en las grandes empresas automotrices y químicas que tenían que utilizar otros sistemas de transporte; aunque no se tuvo que dejar de producir.

La estrategia de negociación del DB se basa en la intransigencia frente a las demandas de los huelgistas para culparlos a ellos por los daños causados a la población por las medidas de lucha, apostando al desgaste del sindicato y la apropación de la ley anti-obrera de la "unidad de los convenios“, que prohíbe al sindicato minoritario el derecho a huelga y negociación por los convenios de sus afiliados.

Los medios de comunicación, los partidos patronales y las empresas han lanzado una gran campaña para demonizar al sindicato y su líder, Claus Weselsky, que van desde comparaciones con Hitler hasta afirmaciones como que "unos pocos toman al país entero como rehén“. En ese sentido, el ministro de tránsito Alexander Dobrindt (irónicamente partidario del mismo partido que Weselsky, la CDU de Merkel) dijo que no podía entender la negación del sindicato a una mediación.

Entre la población efectivamente existe un rechazo causado por la propaganda de los medios, pero también un apoyo muy grande, sobre todo de los sectores de los trabajadores en lucha y la izquierda.

Esta lucha es una de las expresiones más avanzadas del movimiento de huelgas actuales en Alemania, junto a las protestas de los maestros de las guarderías, la lucha de Amazon, entre muchas otras. Se trata de una lucha larga y dura que une demandas económicas como el aumento salarial y la reducción de las horas laborales en un conflicto político contra el ataque al derecho a huelga promovido por el gobierno junto al empresariado y los sindicatos "oficialistas“. Por eso se juega buena parte del destino del movimiento obrero en el resultado de esta lucha emblemática.

La dirección de la GDL tiene una estrategia de lucha combativa porque su propia existencia está en cuestión. Y aunque se está discutiendo aumentar el fondo de huelga de 75 euros a 100 euros diarios para los huelgistas para aumentar la asistencia, no está a la altura de las tareas.

La estrategia de negociación es poco transparente y clara frente a la base de los trabajadores, lo que ya causa una baja de la asistencia y actúa como un freno frente a la radicalización de la lucha donde en algunos sectores se está discutiendo la necesidad de una huelga indefinida.

Hace falta una gran campaña de solidaridad de todos los sectores, mostrando la importancia de la lucha para toda la clase trabajadora. El ataque político del gobierno, la empresa y las burocracias de los sindicatos oficialistas al derecho a huelga tiene que ser combatida por métodos políticos, como una huelga política y la exigencia al otro sindicato ferroviario EVG y otros sectores en lucha a huelgas en solidaridad. Por todo eso es necesario reemplazar la dirección actual de la GDL por una alternativa desde las bases, anti-burocrática y combativa que necesita los maquinistas, y toda la clase trabajadora, para vencer.

Cronología de la lucha ferroviaria

> Huelga de advertencia el 1 de septiembre: tres horas en trenes de personas y mercancías.

> Huelga de advertencia el 6 de septiembre: tres horas en trenes de personas y mercancías.

> Huelga después de votación general el 7 y 8 de octubre: nueve horas en trenes de personas y mercancías.

> Huelga el 15 y 16 de octubre: 14 horas en trenes de personas y mercancias.

> Huelga desde el 17 hasta el 20 de octubre: 50 horas en trenes de personas y 61 horas en trenes de mercancías.

> Huelga desde el 6 hasta el 8 de noviembre: 64 horas en trenes de personas y 75 horas en trenes de mercancías.

> Huelga desde el 21 hasta el 23 de abril: 43 horas en trenes de personas y 66 horas en trenes de mercancías.

> Huelga desde el 4 hasta el 10 de mayo: hasta ahora la huelga más larga en la historia de la Deutsche Bahn AG - 127 horas en trenes de personas y 138 horas de trenes de mercancías.







Temas relacionados

Huelgas Alemania   /    Huelga   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO