Cultura

MAR DEL PLATA // FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE // RESEÑA

Noche de terror en el 34° Festival Internacional de Cine

En la quinta noche del Festival, coincidieron tres estrenos y una proyección especial para garantizar una jornada dedicada a la fotografía más oscura.

Libertad Martinez

@LiberMartu

Viernes 15 de noviembre | Edición del día

Vitalina Varela. Portugal, 2019

El primer estreno del día -en la categoría Competencia Internacional- estuvo a cargo del director portugués Pedro Costa, que presentó su película Vitalina Varela, un drama fantasmagórico que se desarrolla en Lisboa y muestra la capital lejos de los estereotipos turísticos.

Entre planos cortos y una fotografía saturada vemos a Vitalina, una viuda de Cabo Verde, llegar a Portugal a tomar posesión de la miserable casa y las pocas pertenencias que ha dejado su marido, recientemente fallecido, al que no veía hace tres décadas. Una población inmigrante pulula a su alrededor, no se sabe si para consolarla o para comer sus frijoles caseros. Durante la noche, Vitalina sale a recorrer los laberintos del barrio, guiada por su propia intuición y ¿el fantasma? de su esposo.

El anterior trabajo de Costa, Cavalo dinheiro (2014) también había sido presentado en Competencia Internacional durante el 29° Festival.

El exorcista. EE.UU., 1973

A la medianoche, se vivió a sala llena otro de los momentos más altos de esta edición: la sección Generación VHS ofreció un programa doble en homenaje a El exorcista, de 1973. Los amantes de este clásico del terror tuvieron la oportunidad de ver en pantalla grande la versión sin cortes de su director, que se acompañó con la proyección del documental Leap of Faith, en el que William Friedkin cuenta los avatares de la filmación.

En la Competencia Estados Alterados se proyectó Danses macabres, squelettes et autres fantaisies, un documental coproducido por Francia, Portugal y Suiza, en el que los directores Pierre Léon, Rita Azevedo Gomes y Jean Louis Scheffer intentan cruzar una línea entre el fin de la Edad Media y el comienzo de la Europa moderna.

La otra película que se proyectó en esta categoría fue “De barrio”, un documental que juega con los contrastes del paso del tiempo, del realizador español Xurxo Chirro. “Al crecer en un lugar establecés una serie de vinculaciones identitarias que se van potenciando según las vivencias. Cuando te ausentas durante mucho tiempo y regresas se produce una fractura. Las cosas ya no son como antes”, escribió Chirro sobre su película.







Temas relacionados

33 Festival de Cine de Mar del Plata   /    Festival de Mar del Plata   /    Mar del Plata   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO