×
×
Red Internacional

En #AlertaSpoiler conversamos con Gustavo Lovrich, biólogo marino fueguino e investigador del Conicet, para conocer por qué se prohíbe la salmonicultura en Tierra del Fuego. Una vez más los intereses económicos contra el medio ambiente.

Viernes 2 de julio | 11:37

Novedades desde el extremo sur del país. Una legislación que tiene que ver con el canal Beagle y los salmones, ya que la Legislatura de Tierra del Fuego prohibió las salmoneras, nombre con el que se conoce a la cría industrial de salmones. El debate está abierto ya que algunos plantean la cría de salmones cómo una oportunidad para la generación de divisas.

Para profundizar sobre este tema hablamos con Gustavo Lovrich, biólogo marino fueguino e investigador del Conicet, aquí compartimos sus principales definiciones sobre el tema. Mirá la entrevista completa.

  •  "Las salmoneras son el cultivo de salmón a nivel industrial. Son jaulas que contienen unos 800.000 ejemplares cada una. Los salmones están hacinados, lo que trae diversas enfermedades, como cualquier hacinamiento".
  •  "En el caso de los parásitos se tratan con insecticidas, y eso luego va al mar. Cuando el salmón luego de ser tratado vuelve a la jaula".
  •  "El impacto ambiental va aumentando con el paso del tiempo, pues después de un tiempo las producciones se abandonan y se mueven a otro lado. Con ese movimiento no solo dejan pasivo ambiental, sino que el pasivo también es social porque donde crearon puestos de trabajo, comercios, industrias asociadas a la salmonicultura empieza a haber desbalances sociales".
  •  "En el 2018 el Gobierno de Tierra del Fuego firmó un convenio con lobistas noruegos que querían instalar salmoneras. Esto era porque querían reciclar a los puestos de trabajo de las metalúrgicas que producen teléfonos celulares, aires acondicionados, electrodomésticos que estaban cerrando porque era mas barato importarlo que producirlo en Argentina esto fue durante el 2025/2019. Lo que querían era ’reciclar’ a los obreros en gente que trabajara en las salmoneras".
  •  "El punto es que para mantener estas salmoneras se requieren muy pocas personas, muy poco calificadas. O sea con solo un trabajador se pueden sostener dos granjas de salmonicultura, está todo muy automatizado".
  •  "Hay una falacia en el análisis, hoy leía el articulo de Pagina 12 de Daniel Scheingart que dice que es un negocio que estamos perdiendo de 60.000 millones de dólares y que podría escalar a una escala mucho mayor que la de Chile porque el mar en Argentina es mucho mas amplio. Y la verdad es que este tipo de cultivos, tal como lo hacen los chilenos, necesita aguas tranquilas, sin corrientes ni olas intensas, no se puede hacer en altamar. Es un sistema que esta ideado para aguas interiores, que es la espacialidad de los chilenos. El mar disponible en Argentina es casi solamente el Canal de Beagle, y este canal tiene solo 100 kilómetros de largo contra los miles de kilómetros que tienen los chilenos. Y por otro lado se esta comparando una producción de 60.000 millones de dólares de exportación después de 40 años de desarrollo de la industria y en términos teóricos pues se debería poner una cantidad de granjas como hizo Chile".
  •  "Desde el punto de vista ambiental la salmonicultura se puede hacer de otra manera. Ya se hace en otros países. En los sistemas cerrados, los salmones entran y viven sanos, y eso anula el pasivo ambiental"




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias