×
×
Red Internacional

La semana pasada se realizaron plenarios de delegados generales de trabajadores estatales nacionales y municipales de ATE Capital. Ante la preocupación de miles de estatales por los magros salarios, el temor a los despidos, y las condiciones de seguridad e higiene, ambas instancias, estuvieron marcadas por la resignación. La dirección de UPCN se suma al reclamo por rebajas salariales de las patronales, y se adelanta al propio Gobierno planteando el regreso al trabajo sin importar en qué condiciones.

Lorena ItabelDelegada gremial ATE-Mecon, Ministerio de Economía

Martes 28 de abril de 2020 | 14:58

La semana pasada, Daniel Catalano secretario general de la seccional capital de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), tuvo a su cargo la realización del informe ante el plenario. que estuvo marcado por la resignación y una serie de propuestas que están muy lejos de querer organizar las medidas necesarias para sortear la crisis y que no la paguemos los trabajadorxs. La falta de una política para poner en guardia al conjunto de los estatales ante el impacto de la crisis, se hace más problemática aún, cuando Larreta intenta avanzar en la ciudad en una norma que le permite patear el pago de salarios o hacerlo de manera escalonada

En la propia intervención de Catalano la radiografía fue desalentadora. En las provincias por ejemplo hay plata para pagar abril, pero no para el siguiente mes. Esto se explica porque el gobierno prefiere seguir pagando a los especuladores, pero ni una palabra se dijo respecto a esto.

Te puede interesar: Quién pagará las medidas de emergencia ante la crisis

La dirección de ATE capital planteó también que cuando termine la pandemia va a haber “20% de desocupados y 70% de la población contagiada de coronavirus”. Pero no se explicó que esto es así porque las medidas como la ley anti despidos fue rechazada de hecho por las patronales y el gobierno dejó correr centenares de miles de despidos y suspensiones acordadas.

Según quedó planteado “el gobierno nacional garantiza la continuidad laboral de todos los estatales”, afirmación curiosa cuando ya se produjeron despidos en las empresas tercerizadas que son parte del propio Estado-como en el Ministerio de Economía, o en el Teatro Colón- a pesar de haber un decreto que los prohíbe. Mejor no ahondar en el sector privado que ya cuenta con más de 320 mil afectados, entre despidos, suspensiones y rebajas salarial.

Un salario que cada vez alcanza para menos

También se afirmó que en mayo se va a abrir la paritaria de los trabajadores estatales nacionales. La apertura de la paritaria ni siquiera tendría que ser una discusión, pero son incluso algunos dirigentes sindicales como LIngeri quienes la ponen en duda. Para los estatales que como reconoció Catalano, venimos con una pérdida salarial de 45% en los últimos años, la apertura “en frío” de la paritaria no va a traer ninguna solución. Si los principales sindicatos (UPCN y ATE), aglutinando al conjunto de los trabajadores del sector no avanzan en organizar las fuerzas para arrancarle un aumento acorde al gobierno, la realidad será de un magro aumento, considerando que este 2020 ya comenzó con un adelantamiento de montos a cuenta de la paritaria de este año.

Mientras tanto, el gobierno estudia pagar un bono -sin mayores precisiones- que ni siquiera estaría garantizado para el conjunto de los trabajadores de la salud, sino que hay una posibilidad de que sea solo para un sector reducidos de los hospitales y centros de salud. Es decir un bono totalmente limitado e insuficiente, que ni siquiera abarca a los trabajadores estatales del Ministerio de Salud que hoy se encuentran realizando tareas esenciales.

Comisiones de Higiene y Seguridad: control de lxs trabajadores en cada lugar de trabajo

La línea general en el plenario de ATE CABA fue promover el nombramiento de delegados para la Comisión de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (CyMAT) en todos los lugares de trabajo. El funcionamiento de la CyMAT ya lo conocemos: comisiones tripartitas con los traidores de UPCN, la patronal y ATE. Una comisión sin fuerzas para resolver los verdaderos problemas de los estatales. Los trabajadores tenemos que ir hacia la conformación de verdaderas comisiones de higiene y seguridad como las de los trabajadores aeronáuticos de GPS - que lograron la reincorporación de Ayelen y Carlos-, en las que se decida democráticamente y en unidad entre los trabajadores de planta, artículo 9 y los sectores más precarizados como son los monotributistas en el propio Estado.

¿Quién mejor que los propios trabajadores de los distintos sectores para decidir en qué condiciones debemos volver al trabajo, y sobre las medidas de higiene y seguridad que tenemos que tomar? ¿Quien mejor q nosotros, para decidir qué áreas son imprescindibles que comiencen a funcionar y cuáles no?

Te puede interesar: 5 puntos sobre los/as trabajadores estatales ante la crisis social del coronovarius

Junto a mi compañero Marcelo Gómez, delegado general de Música, así como en la intervención de la delegación de ATE Mecon, propusimos que ATE Capital se sume a la campaña para que el Gobierno de la Ciudad cumpla con el fallo que garantiza alimentación saludable para los niños de CABA. Lamentablemente, en ese punto no hay grieta entre los sindicatos de la CTA y el Gobierno de Rodríguez Larreta: mientras el gobierno se niega a cumplir el amparo que ya tiene dos fallos a favor, los sindicatos miran para otro lado.

Pero nosotros no nos resignamos a elegir entre 10% más de pobres o 100 mil muertos como nos proponen desde el Gobierno Nacional y sus sindicatos afines. La pandemia empieza a mostrar mucho más claramente, quienes son los que mueven el mundo y quienes son los “miserables”. Pero también muestran el rol parasitario de muchas direcciones sindicales como UPCN, que hoy plantea que “no es irracional un 20% de rebajas salariales al sector privado”. Si es así en los privados ¿Que nos queda para el sector público?

Los sindicatos no solo tienen que ponerse a la cabeza de la pelea por una alimentación de calidad para los niños, sino también por un salario acorde a la canasta básica familiar, contra los despidos, suspensiones y rebajas salariales que ya nos quieren imponer; terminar con precarización en el estado, y que todos los monotributistas pasen a planta permanente.

Hay que pelear por un programa de emergencia que sea tomado por los propios sindicatos, para poner a las y los trabajadores en sintonía con la pelea que tenemos por la defensa de nuestras condiciones de vida y la de nuestras familias. Con todos estos puntos, y que incluya un salario de emergencia de 30.000 para quienes están sin trabajo, además de la garantía del 100% del salario para todos. Seguir pagando la deuda es un crimen social, por eso son también los sindicatos quienes deberían plantear el desconocimiento soberano de la deuda, afectar los intereses de los banqueros y grandes grupos económicos, para que la pandemia no sea una excusa, para que se aplique una reforma laboral de hecho. ¡Nuestras vidas valen más que sus ganancias!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias