×
Red Internacional
La Izquierda Diario

NEUQUEN.No declarar la emergencia contra la violencia machista es una decisión política del gobernador Gutiérrez

El femicidio de Guadalupe pone nuevamente en el centro del debate el rol del Estado. En la provincia de Vaca Muerta faltan dispositivos y presupuesto destinado a paliar la violencia contra las mujeres. Este 8M la exigencia en las calles tiene que arrancar un plan de emergencia.

Julieta KatcoffSecretaría de las Mujeres Hospital Castro Rendón

Jueves 25 de febrero | 19:37

Guadalupe Curual había denunciado a su femicida, expareja y padre de su beba de 12 meses, en seis oportunidades, todos los alertas encendidas y una orden de restricción para evitar su acercamiento.

Te puede interesar: [Video] Justicia por Guadalupe: el 8 de marzo ganemos las calles

La realidad es que las cifras en la provincia de Neuquén no distan mucho de lo que ocurre en la media nacional. La semana pasada, incluso desde la Subsecretaría de las Mujeres del municipio de Neuquén, dieron a conocer que más de 6 mil mujeres habían acudido a algún espacio para solicitar ayuda o realizando denuncias por la vía judicial. Hablamos de que hay un femicidio cada 22 horas en nuestro país. En solo dos meses de 2021 fueron 40 los femicidios en nuestro país.

Sobre las “convicciones” del gobernador

En la mañana de hoy jueves, el gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez, volvió a lamentarse por el femicidio de Guadalupe en un acto en el volcán Lanín. Planteó que estaban intactas sus convicciones, aunque no dejó claro cuáles serían, y que iba a avanzar en “la creación de nuevos dispositivos, nuevas medidas y más política pública”. Otro discurso vacío e hipócrita frente a la contundente respuesta en las calles de miles de mujeres en varias localidades de Neuquén.

Te puede interesar: Funcionarias feministas: necesitamos recursos, no meros discursos contra la violencia machista

Seguramente el gobernador pretenda que pase desapercibido que, días atrás, todos los diarios de la región dieron cuenta del récord en producción de petróleo que tuvo Neuquén en los últimos 14 años, significando ni más ni menos 1400 millones de pesos por día ¿Cómo explica el gobernador entonces que solo se destina un 0,6% del presupuesto provincial a programas y obras relacionadas a la violencia hacia las mujeres? ¿Cómo explica que en la ciudad de Neuquén exista solo un refugio para las mujeres víctimas de violencia? ¿Cómo explica que hasta el día de hoy no ha respondido el reclamo de las trabajadoras de los dispositivos de la provincia? Tenemos muchas preguntas sin responder como para no estar hartas de discursos sobre quién sabe qué convicciones con caras penosas.

Cuando llenamos las calles con el primer Ni Una Menos en 2015, exigimos un plan de emergencia contra la violencia hacia las mujeres. Pasaron 6 años de aquellas plazas llenas de mujeres que hacíamos oír nuestra voz. Pasaron 6 años y todavía no tenemos respuestas.

Sin embargo, en este tiempo creció la bronca y también nuestra organización. Así pudimos arrancar en las calles que el aborto sea ley. Hoy más que nunca se vuelve necesario redoblar la fuerza para arrancarle al gobierno nacional y los gobiernos provinciales que esté a disposición de las mujeres un presupuesto acorde a nuestras necesidades.

Es ahora, es urgente: Plan de Emergencia Ya

No se puede normalizar que la misma policía que defiende a los femicidas sea quien responda a nuestras denuncias, o no querer ver que la justicia es clasista y patriarcal. No hay dispositivos que alcancen para poder acompañar ni programas para poder acompañar en este proceso que implica la denuncia, que va de la mano con contar con profesionales para la contención y acompañamiento de las víctimas, ayudas económicas, refugios, oportunidades laborales, licencias.

Cada caso no es un hecho aislado, se va tejiendo en un sistema macabro que condena a las mujeres a la revictimización y a la permanente reproducción de la violencia. Una violencia que es legitimada y reproducida a su vez por el propio Estado.

Por eso es urgente el tratamiento y aprobación de un Plan Integral de Emergencia contra la Violencia hacia las Mujeres. Que contemple un presupuesto que priorice la salud y la vida de las mujeres y no las ganancias de petroleras y multinacionales, no el continuo pago de deuda en detrimento de nuestras vidas. Así pensamos y construimos junto a trabajadoras de los dispositivos y profesionales de la salud y desarrollo social, que lo elaboramos trabajadoras de salud, de desarrollo socialjunto a Pan y Rosas en el Frente de Izquierda, presentado por Raúl Godoy hace ya 4 años en la Legislatura provincial.

Este 1 de marzo, cuando retome la actividad legislativa, la invitación a todas las mujeres que ganamos las calles en estos días es movilizar al edificio de la Legislatura para que este reclamo se escuche bien fuerte.

El 8M volvemos a las calles por Ni Una Menos

Esta bronca e indignación nos hace nuevamente responsabilizar al Estado y a sus gobiernos, que no otorgan las partidas presupuestarias para una respuesta integral, inmediata y paliativa para las cientos de mujeres que se animan a denunciar o a pedir acompañamiento ante tanto sufrimiento, miles nos hemos manifestado en las calles al grito de NiUnaMenos y exigiendo un Plan de Emergencia contra la violencia hacia las mujeres y el gobierno del MPN en clara muestra de su cinismo no asigna ni un peso de más al presupuesto para la atención de las mujeres y niños víctimas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias