×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Reproducimos la declaración de la agrupación Salud desde las Bases ante el acuerdo paritario firmado por ATSA y SUMAR para los trabajadores de la salud.

Domingo 28 de marzo | 23:30

La firma de la paritaria del 35% en dos partes por parte de ATSA, SUMAR, AME y otros gremios, generó mucho enojo y disconformidad entre los trabajadores de la salud. No es para menos, el año pasado fue muy difícil para el personal por falta de insumos, sobre carga laboral, precarización y el fallecimiento de muchos colegas. Desde el punto de vista del salario, estuvo congelado desde 2019, contando solo el 2020 nuestro ingreso se vio afectado en un 36% por la inflación y las proyecciones para diciembre de 2021 son del 50%. Es decir que con este acuerdo perderemos el 51% de nuestro salario, un ajuste en toda la línea que aceptaron a espaldas de los trabajadores la mayoría de las conducciones sindicales, a excepción de SiTAS que ha rechazado el acuerdo en todas los llamados.

Trascendió que el argumento del gobierno es que no hay más recursos ya que lo que se propone fue lo previsto por el presupuesto 2021 votado a fines del año pasado por el peronismo, la oposición de juntos por el cambio y el bussimo. Desde Salud desde las Bases y el Frente de Izquierda denunciamos desde un primer momento el presupuesto de ajuste en sintonía con el ajuste del presupuesto nacional en un 10% para la salud. Presupuesto construido para solventar el pago del FMI, la deuda externa ilegal, ilegitima y fraudulenta, y para garantizar las ganancias de grandes empresas con excepciones impositivas y subsidios millonarios.

En el marco del inicio de la segunda ola de contagios no podemos permitir este avasallamiento a nuestro salario y a la salud en su conjunto. Después de un año de pandemia no solo no se reforzó el sistema sanitario de conjunto, sino que en muchos hospitales se retrocedió en cantidad de personal, en insumos y en mantenimiento de infraestructura.

Por eso desde Salud desde las Bases sabemos que los únicos interesados en tener un sistema de salud público y de calidad somos los trabajadores y nuestros pacientes. Por eso tenemos que confiar solo en nuestra propia fuerza movilizada junto a la comunidad para hacerle frente a este ajuste planificado tanto del gobierno nacional como provincial en la persona de la ministra Rossana Chahla.

En este sentido convocamos al conjunto de los trabajadores de la salud, a participar de las asambleas convocadas por SiTAS para expresar el rechazo a la propuesta del gobierno. En ese sentido convocamos a SiTAS a que extienda el llamado público a todo el personal, sin importar gremio, sector o situación contractual, para que puedan participar con voz y voto de las asambleas hospitalarias e interhospitalarias. Es necesario que resolvamos un plan de lucha unificado que contemple cortes de las principales arterias de la ciudad, movilizaciones masivas interpelando a la comunidad y un fortalecimiento de las medidas de fuerza.

Al mismo tiempo creemos importante confluir con sectores docentes que siguen reclamando por su salario, por la vuelta a clases en condiciones y contra las persecuciones del gobierno a los que cuentan la realidad del sistema educativo. Al igual que al Dr. Juan Paz, el gobierno decidió despedir a la supervisora Andrea Miguel por denunciar las malas condiciones de la infraestructura para la vuelta a clases sin los recursos necesarios.

También nos parece importante participar la Comisión contra las Muertes Trabajadoras y la Precarización Laboral que impulsan familiares de Enzo Orellana, obrero de la construcción que falleció al caer de una torre por no tener los elementos de seguridad necesarios. Los trabajadores de la salud tenemos más de 90 compañeros fallecidos en esta pandemia donde tampoco se garantizaron los protocolos óptimos para evitar la muerte de trabajadores de la primera línea, algunos de ellos además fallecieron siendo precarios.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias