×
Red Internacional

Continúa la lucha en San Luis por la inmediata apertura de cargos y horas docentes para todos los espacios curriculares en los diversos niveles educativos, y contra la precariedad laboral y el desfinanciamiento de la educación pública.

Jueves 8 de abril | 19:23

Como de costumbre, si hay algo que no le interesa al Gobierno provincial de Alberto Rodríguez Saá, es la educación pública y el trabajo de las y los docentes. Es de público conocimiento que, en la Provincia de San Luis (gobernada hace más de treinta años por la familia Rodríguez Saá), la situación educativa, año tras año, es cada vez más precarizada.

En este sentido, la situación de la pandemia (COVID-19), que imperó durante el 2020, no hizo más que agravar las condiciones estructurales de la educación en la provincia y en todo el país: escuelas cayéndose a pedazos, baños rotos, sin conectividad y serios obstáculos para poder integrarse a las nuevas modalidades educativas. Por si fuera poco, la docencia precarizada y en situación de desempleo – que hace años padece las irregularidades y las malicias del sistema – es la que constantemente recibe los mayores ataques.

Te puede interesar. San Luis: al Gobierno puntano no le importa la vida de las y los docentes

Ya desde mediados y finales del 2020 que el Colectivo de Docentes en Situación de Desempleo y Precariedad Laboral de San Luis y Villa Mercedes viene manifestando y poniendo en vilo la alarmante situación que se está llevando adelante en la provincia hace ya tiempo, puesto que, además de los ausentes llamados a cubrir cargos y horas, se están inaugurando más escuelas "generativas", procurando un grave ataque a la educación pública y provocando que las matrículas de las escuelas estatales bajen considerablemente por promover a estos establecimientos desde una concepción "New Age", es decir, desde la óptica de la "innovación educativa, donde no hay aulas sino espacios libres y motivadores, y hay un acercamiento a la comunidad vecinal y de los clubes".

Te puede interesar. San Luis: docentes denuncian falta de trabajo y precariedad laboral

Sin embargo, la situación laboral de las y los docentes que se desempeñan en estas instituciones "generativas" es precaria e inestable. Las características de contratación se basan en contratos por tres meses con posibilidades de renovación a un año y/o en tercerizaciones monotributistas, apelando a la multifuncionalidad de la docencia en todas las áreas educativas.

Bajo este panorama, el Colectivo de Docentes ha realizado diversas manifestaciones durante este tiempo y han tenido encuentros con el Ministro de Educación de la Provincia, Andrés Dermechkoff, para expresarle las serias y graves problemáticas que están atravesando las y los docentes de San Luis y el mismo sistema educativo.

No obstante, las respuestas de quien ocupa la cartera ministerial han sido ridículas e inoperantes con frases como "el Ministerio no es una bolsa de trabajo", "les ofrecemos un bolsón de comida a los que estén desempleados" y otra sarta de tonterías que dejan en evidencia la visión mercantilista que tiene de la educación.

Te puede interesar. San Luis: lucha y movilización en defensa de la educación pública

El comienzo del ciclo lectivo 2021, con la decisión política de lo que el Ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, acuñó como "proceso de reorganización pedagógica" (con lo sugerente a lo que refiere el término históricamente) la vuelta presencial a las clases. Dentro de su recorrido, hizo su paso por San Luis, hablando de la vuelta a clases presenciales con protocolos poco claros.

Lo cierto es que el Gobierno provincial no tomó ninguna medida ni pedagógica, ni sanitaria, ni social para garantizar las condiciones de aprendizaje de cientos de estudiantes en todo el año. Todo lo contrario, en menos de una semana, el Ministerio de Educación local lanzó cuatro protocolos diferentes sobre la vuelta a la presencialidad, con criterios totalmente arbitrarios, sin consulta a las trabajadoras y los trabajadores de la educación y a toda la comunidad educativa.

De ahí que, hasta hoy en día, gran parte de las escuelas todavía cuentan con cargos y horas vacantes que no son llamadas a cubrir por cientos de docentes que todavía están sin trabajo. A este hecho se le agrega que los establecimientos no disponen de la infraestructura para funcionar en diferentes "burbujas", tal como lo sugieren las autoridades, ni una discusión pedagógica con las y los docentes sobre las políticas educativas, lineamientos pedagógicos, entre otras cuestiones.

De este modo, la movilización que realizó el Colectivo de Docentes el pasado 5 de abril en las puertas de la Junta de Clasificación Docente, pone en evidencia no solamente la nefasta visión que tiene el Ministerio de Educación y el Gobierno sobre la educación pública, sino el desinterés total sobre cientos de docentes que están precarizados y sin cargos, que podrían ingresar rápidamente al sistema educativo con todos los derechos laborales para poder cubrir los cargos necesarios y aliviar la sobrecarga laboral de la bimodalidad de las y los docentes en ejercicio, y así garantizar que ningún estudiante se quede sin docente y que ningún docente esté sin trabajo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias