×
×
Red Internacional

El diputado nacional del Frente de Izquierda se refirió al “pedido de ayuda” al Fondo que hizo Cristina Fernández en Plaza de Mayo. También habló del ajuste en curso, de los engaños de Guzmán con el Presupuesto y de cómo sufre la juventud las políticas de hambre y pobreza. También del gatillo fácil como resultado del empoderamiento del Frente de Todos a la Policía. Miralo.

Lunes 13 de diciembre de 2021 | 11:32

Este domingo Nicolás del Caño estuvo en el programa “Hagamos números” de Crónica HD. Allí el diputado nacional del PTS en el Fretne de Izquierda Unidad conversó sobre diversos temas con el economista y periodista Agustín D’Atellis.

Las definiciones más importantes de Del Caño

  •  “En todos los programas que tuvo el Fondo Monetario Internacional con la Argentina a lo largo de su historia hubo un brutal ajuste. Y además fracasaron, porque después hay que renegociar nuevamente y hay nuevas imposiciones en esas negociaciones”.
  •  “Son políticas que tienen que ver con reformas estructurales en torno a jubilaciones, reforma laboral, el tema de las tarifas (vinculado al presupuesto porque va a haber una quita del subsidio, lo cual va a significar tarifazos) que no está clarificado todavía cómo se va a dar, pero es una de las exigencias del FMI. Con respecto a las jubilaciones tampoco está claro cómo lo llevarían adelante, pero hasta ahora ha sido uno de los ajustes más brutales. Ha caído el gasto en jubilaciones desde 2017, cayó en 2018 con respecto al año anterior y así sucesivamente. Un brutal ajuste que es uno de los mayores componentes del Presupuesto, la seguridad social que también incluye la Asignación Universal por Hijo. Por eso muchos dicen que una parte importante de los ‘deberes’ que el Fondo pide de este ajuste, Guzmán y el Gobierno ya lo han hecho”.
  •  “Escuchamos a Cristina Kirchner decir ‘que nos ayude el Fondo a traer los dólares que se fugaron’. Pero recordemos que con el crédito que le prestaron a Mauricio Macri el Fondo Monetario habilitó a que el Banco Central vendiera los dólares a un precio muy barato para que los grandes especuladores fugaran, incumpliendo su carta orgánica. Más bien el Fondo ayudó a fugar los capitales. ¿Entonces por qué te va a ayudar?”

  •  “Guzmán ya insultó la inteligencia de todo el pueblo argentino el año pasado, cuando dijo que la inflación iba a ser del 29 % y va a terminar cerca del 50 %. Cuando eliminó el IFE dijo que si había segunda ola de la pandemia ‘vamos a ver cómo hacer’, pero no pasó absolutamente nada. Se le quitó lo muy poco que se les daba a los que ya habían perdido todos sus ingresos. Ahora la inflación (del 2022) dice que va a ser del 33 % cuando todos dicen que va a estar arriba del 50 %. Entonces eso ya te da la pauta de que todas las partidas van a tener un ajuste. Algunas ya lo tienen con ese planteo 33 % de inflación estipulada. Imagínate con la inflación real. Pasa lo mismo que este año, donde ha habido un ajuste. Y esto no lo decimos sólo nosotros, la propia vicepresidenta dijo que había habido un ajuste. Ni hablar de Vallejos. No vamos a probar ningún presupuesto que venga con el mandato del FMI. Está claro que el apuro está dado para dar un mensaje al FMI. No es un mensaje para que los jubilados salgan de una jubilación de indigencia, no es que los trabajadores estatales que perdieron un tercio de su poder de compra real en los últimos años, con Macri y también con este gobierno, van a recuperar lo perdido. Para nada”.
  •  “Hay un tema muy importante. Este año Argentina va a tener un superávit comercial de alrededor de U$S 15 mil millones. ¿Qué pasó con esos dólares? En algo que dice Cristina tiene razón, no es que Argentina no tenga dólares. Pero hay razones estructurales por lo cual se da esta restricción externa que son los pagos de la deuda (ahora viene otro pago de cerca de U$S 2 mil millones) con organismos internacionales y especuladores privados. Si vos hacés una cuenta entre lo que hay que pagarle a los especuladores privados y lo que se dice que se acordaría con el FMI, de 2026 hasta 2030 se deberían pagar más o menos U$S 20 mil millones por año. Hoy dicen ‘estos son los condicionamientos’, pero mañana van a ser mayores”.
  •  “Nosotros en 2019 planteamos que era incompatible el pago de la deuda con las promesas electorales que hacían Alberto Fernández Y Cristina fernández de Kirchner, diciendo que iban a pagar la deuda sin ajustar, que le iban a devolver a los jubilados el 20 % que les había quitado Macri y no iban a beneficiar a los bancos con las Leliq. Sin embargo, pasó lo contrario. La suma de las Leliq por mes es mayor a lo que se daba por el IFE a nueve millones de personas. O sea que un puñado de bancos, en un mes, ahora se lleva más que lo que podrían llevarse (que no era mucho, $ 10 mil) nueve millones de personas. ¿El problema cuál es? Bueno, Cristina Fernández siempre ha reivindicado ser pagadora serial de la deuda. Fueron U$S 200 mil millones que se pagaron bajo los gobiernos kirchneristas”.
  •  “Acá hay una alternativa de hierro: o el Fondo Monetario, los grandes grupos de empresarios y los bancos van a seguir ganando y saqueando la riqueza del país o el pueblo trabajador nos plantamos y decimos que hay que desconocer esta deuda ilegítima. Hay un término del derecho internacional que es el de ‘deuda odiosa’, que da cuenta de todo estos procesos de endeudamiento contrarios a los intereses populares, donde quienes prestan ese dinero saben que el país no lo va a poder pagar y que, justamente, nos permitiría plantarnos junto a otros países”.
  •  “Obviamente no es sencillo lo que decimos. Sabemos que del otro lado va a haber una reacción. Desde ese punto de vista planteamos un programa de conjunto de autodefensa nacional y a favor de las grandes mayorías. Nacionalizar la banca. ¿Quiénes son los que vehiculizan la fuga de capitales? Macri lo dijo, ‘le dimos la plata a algunos bancos’. Los bancos y los grandes exportadores e importadores, con las maniobras que hacen. El comercio exterior está privatizado por un puñado de monopolios. Entonces ahí tenés un punto importante, como es el monopolio estatal del comercio exterior. Eso además haría que los precios de los productos de primera necesidad no sean los mismos a los que ellos venden en el mercado internacional. Ellos pagan en pesos pero después ganan en dólares exportando. Lo que vemos de la carne podemos traducirlo a muchos otros alimentos de primera necesidad. Y cada vez hay más pobreza, más hambre. Y siempre se benefician los mismos. El desconocimiento soberano de la deuda va acompañado de un conjunto de medidas. Y para eso necesitamos de una gran movilización popular”.
  •  “Hicimos una convocatoria desde el Frente de Izquierda, se aglutinaron más de cien organizaciones en una marcha que fue a Plaza de Mayo con miles y miles de personas. Y en todo el país. Reventamos la plaza, pero ahí no estaban los grandes sindicatos”.

  •  “Espert busca un poco de repercusión en los medios a partir de sus ataques constantes, parece que está obsesionado. Ya lo dijimos en el debate de candidatos, que él buscaba ser parte de una interna de Juntos por el Cambio. Es una colectora de Juntos. Nosotros somos una fuerza independiente que a nivel nacional ha logrado ser la tercera fuerza con cuatro diputadas y diputados en el Congreso y esta movilización tan importante”.
  •  “A los Espert y a los grandes grupos empresarios que él defiende lo que les molesta en realidad es que pueda darse una unidad muy fuerte entre ocupados y desocupados. El problema es que los grandes sindicatos están hoy subordinados a la política del Gobierno en su gran mayoría. No se están movilizando. Si reventamos la plaza el otro día quiere decir que si se movilizaran todos los grandes sindicatos, podríamos tener una fuerza imparable realmente. A veces dicen que ‘la izquierda no ve la fuerza que tienen los poderes fácticos’. Pero la fuerza que tiene el pueblo trabajador es enorme, sólo que la pasivizan, tratan de decir que hay que resignarse, que no se puede hacer otra cosa que tener jubilaciones de indigencia y salario mínimo indigencia. ¿Cómo puede ser eso en un país como la Argentina, que genera una riqueza enorme?”

  •  “Es terrible tanto lo que sucedió con Lucas en la Ciudad de Buenos Aires como con Luciano en Miramar y muchísimos pibes más. La furia que vimos el otro día en Miramar de la familia y de muchos jóvenes que hicieron una verdadera ‘pueblada’ después del asesinato de Luciano es un poco lo que yo, al menos, pude visualizar durante toda la campaña electoral en la provincia de Buenos Aires, en cada ciudad, en cada pueblo y en cada municipio del conurbano. La bronca que hay por los maltratos policiales que se multiplicaron enormemente en la pandemia.
  •  “Se les dio un empoderamiento a las fuerzas represivas, Berni hacía discursos arengando a las fuerzas permanentemente, lo de Espert sobre el ‘queso gruyere’, todo ese discurso de mano dura. Berni puede decir que ‘no fue gatillo fácil’, pero él defiende este tipo de accionar, es el que lo promueve al igual que Patricia Bullrich. ¿De qué nos asombramos? Bullrich y Berni tienen el mismo discurso de mano dura. Él después sale y dice que ‘no están preparados’. Pero es permanente el discurso de Berni desde hace años y él mismo se ufana de la cantidad de personas que han matado. Lo dice con orgullo. O de la cantidad de desalojos de familias humildes, diciendo que eso es una gran gestión que él realizó. Es indignante. Pero bueno, Kicillof es quien lo sostiene, el kirchnerismo y el Frente de Todos son quienes lo sostienen como ministro de Seguridad a pesar de todos estos casos y de las barbaridades que han pasado. Inclusive en los casos de femicidios cometidos por policías, que también los defendió”.
  •  “Nosotros somos parte del reclamo de muchos sectores por ‘fuera Berni’. Pero obviamente hay una discusión mucho más de fondo, vinculada a todo lo que viene pasando con el aumento de la pobreza entre las niñas, niños y adolescentes, la falta de empleo en los jóvenes o, si consiguen empleo, es muy precario; el deterioro de la educación pública por los ajustes que se llevan adelante. O sea, si vemos esta perspectiva con el Fondo Monetario Internacional eso se va a profundizar. Para nuestra juventud hay cada vez más control social, gatillo fácil, represión. Frente a eso, creo que de lo que se trata es de dar vuelta la situación, planteando una perspectiva totalmente distinta. Donde haya empleo genuino, por eso planteamos mucho en la campaña el tema de la reducción de la jornada laboral que, además, permitirá que muchos jóvenes puedan seguir estudiando. La cantidad de pibas y pibes que encontré qué te decían ‘yo tuve que dejar de estudiar porque mis viejos perdieron el laburo, conseguí un laburo de 12 horas que me pagan muy poco, pero no nos quedó otra’. Si no vamos a ese eje central, esto va a seguir pasando. La alternativa que te ofrece este sistema para la juventud es ésa”.


  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias