Política

Nicolás Trotta: “Se va a profundizar la desigualdad en todos los campos de la sociedad y de la educación"

Fueron declaraciones del Ministro de Educación de la Nación en una entrevista concedida a Reynaldo Sietecase por Radio Con Vos realizada este viernes. A declaración de funcionarios, relevo de pruebas.

Facundo Pilarche

Congresal Suteba | @facupilarche

Sábado 16 de mayo | 15:06

Esta semana se realizó una nueva entrega de bolsones de alimentos en las escuelas de la provincia de Buenos Aires. En todas ellas lo que se dice es que “ahora están viniendo más a pedir, y no tenemos”. Y las causas que argumentan esa situación son varias: “Es que muchas familias tienen un negocio y al estar cerrados, no tienen para comprar”,“son albañiles, y no hay obras” y “están sin trabajo desde el año pasado”.

En la entrevista, el Ministro corrobora lo que el Observatorio Contra los Despidos de LID puso en estremecedores números: los despidos aumentaron un 900%. A su vez, queda claro que no “se gasta menos” como afirmó el Presidente Fernández en otra entrevista radial.

Del retorno a las clases no hay certezas. Pero hoy la crisis de la educación es evidente

Es que, como dijo Trotta ante Sietecase, no está garantizado la disminución del riesgo de contagio. Por eso lo que se baraja es la vuelta alternada para poder respetar el distanciamiento social. Lo que deja en evidencia, nuevamente, es la precariedad del sistema educativo de conjunto, pero en particular de la infraestructura. Es decir, no hay aulas. No hay (tampoco) inversión en educación.

Solo en la provincia de Buenos Aires, el presupuesto para educación desde la apertura democrática a hoy se redujo un 10%. Maria Eugenia Vidal hizo el último tijeretazo, llevando el presupuesto a un escaso 23,93%, incluso luego del crimen social de Sandra y Rubén en Moreno.

Te puede interesar: ¿Quienes son los responsables de la crisis educativa?

“Una vez más, los docentes y la comunidad ponemos en pie un sistema de contención a distancia, inédito y con recursos propios”

El Ministro Trotta planteó que no van a volver las clases en lo inmediato y que hay que sostener este proceso de enseñanza aprendizaje en el hogar. Sin embargo tuvo que reconocer lo evidente: este proceso de enseñanza-aprendizaje “es sostenido con mucho esfuerzo por docentes, por familias y estudiantes”.

Como decíamos hace unos días, el 50 % de los estudiantes no tiene acceso a Internet mientras las empresas del servicio vienen amasando fortunas y el gobierno avala la reducción de salarios de sus trabajadores.

Por otro lado, los docentes ponemos de nuestro bolsillo plata para tener acceso a este servicio desde nuestros hogares. Y no solo eso. Según una encuesta realizada por el sindicato de docentes privados SADOP, más del 50% de los docentes no tiene computadora propia.

Un poco de Matemática

Para dar clase a distancia, se debe contar con un servicio “básico” de Internet. Por tomar un ejemplo, uno de Fibertel/Cablevisión (Clarín) cuesta $2.478 por 50 Megas de conexión y TV por cable; es decir ¡Casi un 10% del salario de una maestra de grado que recién se inicia! Así también, deberíamos adquirir una computadora básica, ya que como decíamos antes, la mayoría no cuenta con este dispositivo.

Según precio de mercado, una notebook básica ronda los 25 o 30 mil pesos. Si se quiere hacer ediciones de videos o tareas más complejas, entonces suben al doble.

¡Mientras el pago de “material didáctico” no llega ni a la décima parte de lo que cuesta una PC! Y, como si el cinismo fuera poco, el ministro Trotta está pensando en una línea de crédito para que los docentes ¡puedan comprarse una de éstas! Un verdadero escándalo. Esto sin inmiscuirnos en las cuestiones de condiciones de trabajo apropiadas (posición ergonómica, etc).

Hay que ponerle fin a esta historia

Todo lo hasta aquí descrito, no hace más que relevar las pruebas, de la afirmación del ministro Trotta. Algún lector podrá decir “Bueno, el ministro lo está reconociendo”.

Lo que está en cuestión es que el gobierno continúa pagando millones de dólares al FMI, como hizo Alberto la semana pasada, a costa de la profundización de la crisis social y también educativa. Pero el gobierno actúa así, con la inestimable colaboración de las conducciones sindicales. Y el caso de Alesso (CTERA), Baradel (SUTEBA) y el Frente Unidad Docente, no son la excepción. Una vez más, hay que dejar de pagar a los usureros, y poner la plata para construir edificios escolares, liberar el acceso a Internet para todos y todas, con PC para todos los estudiantes y docentes del país.

Plata hay. Por eso decimos que hay que imponer ya el impuesto a las grandes fortunas, dejar de pagar la deuda y terminar de subvencionar la educación privada. Las conducciones sindicales deben salir de la parálisis, convocar a reuniones de delegados y asambleas para discutir de que manera llevamos adelante este planteo. De lo contrario estarán siendo cómplices de la profundización de la crisis social y económica en la que está sumida el pueblo trabajador.

También podes leer: Diputados:peronismo y macrismo acordaron no discutir un impuesto a las grandes fortunas







Temas relacionados

Nicolás Trotta   /    Radio Con Vos   /    Reynaldo Sietecase   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Educación   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO