×
×
Red Internacional

Dieta forzada. Ni asado ni "alto guiso": sigue cayendo el consumo de carne

El consumo de carne vacuna ya bajó un 12% desde 2019. Los precios acumularon un alza de cerca del 100% en 2021, y volvieron a subir en los primeros meses del año. Una promesa incumplida, cambios en alimentación.

Lunes 18 de abril | 09:08

El consumo de carnes, sobre todo vacuna, no para de bajar. Según estudios, en marzo pasado el consumo fue de 47,7 kilos por habitante por año, lo que marca una caída interanual de 2,7%. Si comparamos con 2019, la caída es del 12%. Si se lo compara con 2009, cayó 22,6 kilos por habitante por año.

El dato podría significar, para quienes proponen reemplazar la carne vacuna por otro tipo de alimentos, una “buena noticia”. Pero lo cierto es que no ha habido una política planificada para diversificar la dieta de la población con otros alimentos que brinden proteínas, vitaminas y determinados minerales que necesita el cuerpo, sea fácil de cocinar y otros beneficios que tiene la carne. Más allá de los debates, es una realidad que la carne es un elemento básico de la canasta alimentaria, más aún en un país que produce millones de cabezas anuales.

El descenso del consumo se nota en las parrillas de las casas de millones, pero también en las mesas populares. Las organizaciones sociales vienen denunciando que no quieren vivir a polenta, y los distintos gobiernos han empeorado la calidad y diversidad de los alimentos enviados a los comedores.

No solo la parrillada. También un "alto guiso" pasó a salir una fortuna.

Perfil - Eurocarne
Perfil - Eurocarne

El motivo es el aumento del precio de los cortes en el mostrador. Según un relevamiento del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), los precios subieron 8,2% en marzo. Si los miramos a mediano plazo, las cifras se acercan al 100% de aumento.

Según un relevamiento de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados, citado por el diario Ámbito, en febrero las exportaciones de carne vacuna se recuperaron y totalizaron 46.900 toneladas peso producto. Este volumen superó en 2,5% al registrado en febrero de 2021, con un valor de u$s4.113 por tonelada peso. El aumento de los precios internacionales, que terminan “regulando” los precios locales, es una de las grandes causas de la inflación en el mostrador. El gobierno amagó con medidas, pero como muestran todos estos datos, decidió privilegiar las ganancias de la “oligarquía con olor a bosta” y los pulpos frigoríficos multinacionales, antes que la parrilla y las ollas de las grandes mayorías.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias