Política

LAVAGNA - URTUBEY

Ni "antigrieta" ni oposición: la fórmula de Ramón gobierna para las corporaciones y aplica tarifazos

El candidato a presidente de Consenso Federal visita Mendoza acompañado por el diputado José Luis Ramón.

Lunes 22 de julio | 12:30

El candidato a gobernador por la lista Protectora y actual diputado nacional, José Luis Ramón, decidió acompañar en las elecciones presidenciales a Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey. Pero, ¿cuánto tiene que ver esta fórmula con la denuncia frente a los tarifazos o con un cuestionamiento a las empresas, grupos de poder y monopolios, que tanto proclama Ramón durante la campaña? Veamos.

Lavagna, el candidato que les promete a los empresarios empeorar tus condiciones de trabajo

El candidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna, es economista y tiene 77 años. Aunque en la provincia se lo conoce bastante poco, sobre todo entre los más jóvenes, Lavagna ocupó cargos públicos durante 12 años. Fue funcionario de los gobiernos de Juan Domingo Perón e Isabel Martínez de Perón, del gobierno de Raúl Alfonsín, ocupó cargos diplomáticos entre 2000 y 2002 y fue ministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. También fue gerente de empresas. Al día de hoy su patrimonio es desconocido ya que no ha presentado datos actualizados y tampoco contestó las consultas periodísticas al respecto. Se espera que presente su declaración jurada después de las PASO. Parece ser que la transparencia que Ramón tanto reclama en los medios, no incluye a su candidato a presidente.

Mientras fue funcionario, Lavagna se caracterizó por llevar adelante políticas que beneficiaron al empresariado. Con Alfonsín, por ejemplo, se desempeñó como ministro en la Secretaria de Industria y Comercio Exterior y desde allí fue clave para que los empresarios, que venían de enriquecerse durante la dictadura, consoliden su poder. Tal fue el caso de Bunge y Born, que por esos años pasó de 87 empresas a controlar 92; o Techint, que pasó de 53 a 58; Pérez Companc, que saltó de 86 a 92 empresas; Arcor, paso de 20 a 31; Soldatti, pasó de 34 a 51; y el infaltable grupo Macri, que de 51 empresas a pasó a poseer 60.

Más tarde Lavagna integró el gabinete de Duhalde. Allí, no le tembló el pulso para aplicar el modelo de salarios bajos, tras la megadevaluación que siguió al 19 y 20 de diciembre de 2001, una dura medida contra los trabajadores durante la última crisis de magnitud que vivo el país. Luego, de la mano de Néstor Kirchner, se sentó a renegociar la deuda pública, garantizando que los organismos financieros internacionales se lleven hasta el último peso de esa deuda completamente ilegitima.

Este pasado reciente, claramente dejó tranquilo al empresariado cuando Lavagna confirmo que sería candidato a presidente. Es uno de los suyos, por lo tanto sus intereses serán cuidados. Tal es así, que el economista se reunió días atrás con 50 empresarios de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos. Allí, ante la consulta sobre una posible reforma laboral en Argentina, Lavagna afirmó que en lugares donde la economía “camina y crece, como en Vaca Muerta", hay que avanzar. Esto significa que entre sus planes está el de ir hacia un modelo de flexibilización y empeoramiento de las condiciones laborales de las y los trabajadores. ¿Qué futuro pueden esperar entonces, los miles de jóvenes mendocinos que actualmente trabajan en negro y sin derechos laborales, de la mano de Lavagna y Ramón? ¿O aquellos trabajadores que durante el último tiempo tuvieron que salir a buscar otro empleo, porque con el que tienen no alcanza para llegar a fin de mes?

Te recomendamos: Lavagna-Urtubey: un “consenso” para precarizar y atacar el salario

Pero Lavagna no solamente recoge simpatías entre los hombres más ricos del país. También se ha mostrado públicamente como un político de confianza entre diferentes dirigentes, como el candidato a vicepresidente de Macri, Miguel Ángel Pichetto, o el referente del Frente Renovador, Sergio Massa. En sintonía con estos referentes, el candidato de Consenso Federal jugo un rol clave en los últimos años, garantizando desde su espacio político que sean aprobadas todas y cada una de las leyes de ajuste que el gobierno de Mauricio Macri viene imponiendo en el Congreso Nacional. Prácticamente fue un apéndice del gobierno que, no solamente no se opuso al macrismo, sino que por el contrario dejo pasar los tarifazos, el ataque a los jubilados, y todos los recortes contra el pueblo trabajador. Se declaró en contra del derecho al aborto legal, seguro y gratuito y ya se sentó con representantes del FMI a quienes -tal como hicieron el resto de los candidatos- les aseguró pagarles la deuda, aunque eso signifique un futuro de mayor ajuste y miseria en el país. A esta altura, por más que Ramón insista, está claro que de "antigrieta" y opositor, Lavagna no tiene nada.

Lavagna junto a Ramón en Mendoza
Lavagna junto a Ramón en Mendoza

Urtubey: tarifazos y monopolios sí, aumento para docentes no

El candidato a vicepresidente de la fórmula Compromiso Federal, es el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. Con 49 años, hace 24 que ocupa cargos públicos, casi la mitad de su vida. Fue secretario de Estado provincial, diputado provincial, nacional y gobernador de la provincia de Salta desde el 2007 a la actualidad.

Como gobernador, cobra un sueldo mensual de bolsillo de $136 mil, pero el año pasado dijo que "no le alcanzaba para vivir". Sí. Urtubey percibe cuatro veces más de lo que una familia mendocina entera necesita, según datos del propio gobierno, para no ser pobre. Su sueldo es siete veces el que percibe, según el respectivo convenio, una maestra o un albañil de la provincia; seis veces el que cobra un trabajador metalúrgico; ocho veces y medio el de un obrero de la viña y diecisiete veces más que los miserables $8 mil que le pagan a gran parte de la juventud en la provincia, por trabajar en negro y sin derechos. Pero al candidato de Ramón no le alcanza y por eso se dedica también a la actividad agropecuaria y a la cría de cerdos. Con un patrimonio reconocido en $ 2 millones, el candidato a vicepresidente que llama a apoyar José Luis Ramón es un claro representante de la casta política gobernante.

Pero, aún más contradictorio con el discurso del diputado de Protectora, es que Urtubey fue uno de los gobernadores que más castigó a su provincia con el aumento de tarifas. Incluso, a pesar del congelamiento hasta fin de año que el gobierno nacional anunció en el mes de abril, las familias salteñas debieron soportar tarifazos en la electricidad y en el transporte. No solo eso, en 2018 recibió al presidente Macri en su provincia donde anunció que vetaba la ley que le ponía un límite al tarifazo. En ese momento, el senador mendocino y candidato a diputado nacional por el FIT, Lautaro Jimenez, lo cuestionó en sus redes sociales.

Actualmente, el candidato a vicepresidente de Consenso Federal viene de atacar a las docentes salteñas, que sostienen la educación pública de esa provincia, quitándoles por decreto el aumento salarial que habían conseguido. ¿Esto es lo que propone para las y los trabajadores de la educación de Mendoza el candidato que llama a votar el referente de Protectora?

Te puede interesar: Del Caño saludó el paro docente en Salta y aportó al fondo de lucha

Otra de las denuncias fundamentales de José Luis Ramón es la de “desactivar los monopolios”. ¿Qué opinará entonces el mendocino sobre la relación de Urtubey con Rogelio Pagano? Pagano fue denunciado por haber constituido un monopolio de la energía bonaerense, y haberse enriquecido durante el gobierno de Vidal y Macri. Hoy es dueño de DESA, concentrando más del 65% del total de la energía distribuida en Buenos Aires. Recientemente Urtubey puso al frente de Edelap, una de las empresas de Pagano que provee de energía eléctrica a la ciudad de La Plata, a su empresario amigo Guillermo Coltrinari. En años de Pagano y Coltrinari, Edelap impuso aumentos de hasta el 3000% y apagones generalizados a miles de familias.

Urtubey junto a Ramón de campaña en Mendoza
Urtubey junto a Ramón de campaña en Mendoza

Del gobernador Urtubey también podemos decir que impuso por Ley durante 12 años la educación religiosa en las escuelas públicas, impidiendo la implementación de la educación sexual integral, justamente en una de las provincias con mayores índices de embarazo adolescente. Además, permite hace años que las empresas petroleras, el agronegocio y las madereras realicen un desmonte indiscriminado en suelo salteño, cuestión que ya generó un alud de barro en la localidad de Tartagal, afectando a miles de salteños con irreparables pérdidas bajo su gobierno.

A esta altura, el discurso de Ramón, a favor del “ciudadano de a pie”, “contra los tarifazos, monopolios y los políticos de siempre”, no es más que un discurso de campaña. Su fórmula presidencial confirma que al momento de gobernar seguirán enriqueciéndose los mismos de siempre.







Temas relacionados

#BastaDeTarifazos   /    Compromiso Federal   /    Casta política   /    Roberto Lavagna   /    Juan Manuel Urtubey   /    Mendoza   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO