Internacional

VISITA DEL PREMIER ISRAELÍ

Netanyahu en Argentina (el “mal venido”)

Es la primera visita de un primer ministro israelí a América Latina. Netanyahu busca hacer negocios, sobre todo en temas de seguridad. El Estado sionista aprovecha los cambios políticos de la región y al Gobierno amigo de Cambiemos, consustanciado con su cruzada contra Irán.

Domingo 10 de septiembre | 11:29

Mañana y hasta el miércoles al medio día, gran parte de las zonas céntricas de la ciudad estarán cerradas y las calles cortadas. El mismo Gobierno Nacional y de la Ciudad montarán un operativo de seguridad descomunal, al mismo nivel que cuando estuvo en la ciudad el vicepresidente norteamericano Mike Pence.

Lógicamente ningún funcionario ni ningún medio televisivo o gráfico, cuasi voceros oficiales del gobierno, protestarán por el “caos vehicular” que se producirá. Es que el gobierno de Macri recibe a un aliado político: el líder del Likud (partido de centro derecha israelí) y primer ministro Benjamín Netanyahu.

El premier israelí vendrá acompañado por una treintena de empresarios que buscarán afianzar los negocios que aquel Estado ya viene realizando con Argentina. La clave serán las empresas de ciber seguridad como las israelíes Faceptión y Verín LTD, productora de software para seguridad. También serán de la partida empresarios dedicados al desarrollo agrícola y manejo del agua. Son tres áreas en las cuales el Estado de Israel (que recordemos basó su fundación en el robo, expulsión y asesinato de palestinos habitantes de esas tierras) invierte millones de dólares, desarrollando alta tecnología tanto para su ejército –en materia de seguridad- , como en la agricultura, sobre todo en los territorios ocupados por sus colonos.

Hoy buscan expandir sus negocios a regiones donde anteriormente no llegaban: África es uno de los continentes donde los empresarios israelíes vienen haciendo negocios y América Latina es otro. Colombia, que tiene tratado de Libre comercio con Israel, será otro de los destinos de “Bibi” Netanyahu y México, que recientemente sufrió un devastador terremoto donde los trabajadores y los sectores más pobres de la población son los más afectados, gracias a las insultantes desigualdades que produce el capitalismo, es otro de los destinos del líder de la centro derecha israelí. Se comprende mejor esa visita si se tiene en cuenta que el Estado de Israel es el segundo inversor en el país azteca, después de EEUU.

Por otro lado, el martes cuando mantenga una reunión con Mauricio Macri, también se reunirá con el presidente del Perú que viene a verlo a nuestro país.

En materia de negocios, la era “amarilla” continúa la era K

Otros eran los tiempos que corrían, allá por 2009 cuando Shimón Peres, por entonces presidente del Estado de Israel, arribó al país con el mismo objetivo que Netanyahu, expandir los negocios del capitalismo sionista. En esa oportunidad Cristina de Kirchner también lo recibió con múltiples agasajos y el resultado fue, además de la firma de convenios bilaterales, el impulso al acuerdo de tratados extra zona entre ese Estado y el Mercosur. Acuerdo que se terminó homologando en el 2011, a instancias del mismo gobierno de Cristina y de Brasil.

Y en el plano político…

Por esos años en el plano político el kirchnerismo, recordemos, acusaba (como desde que asumió Néstor Kirchner la presidencia en 2003) a miembros del gobierno de Irán de ser los autores del atentado a la mutual judía AMIA. En línea con la postura de EEUU y su socio sionista en Medio Oriente.

Es recién en el 2012 que el gobierno de CFK comienza a variar esa postura, firmando en 2013 el famoso memorandum con el país persa (en consonancia con el giro en su política exterior que diera el gobierno de Obama por aquel entonces, de comenzar negociaciones con Irán). Memorandum que por otra parte continuaba garantizando la impunidad del Estado argentino en aquel atentado donde murieron ochenta y cinco personas.

Desde aquel entonces la oposición de derecha, hoy en el gobierno, junto con quien fuera el fiscal de la causa, hasta su muerte: Alberto Nisman, emprendieron una batalla mediática y judicial contra el kirchnerismo por la firma de ese acuerdo (que no tiene valor, debido a que el gobierno nacional, apoyando la decisión de la justicia, dejó caer). Hoy en plena campaña electoral el gobierno de Macri y sus jueces adeptos, volvieron a la carga contra Cristina, con la acusación de traición a la patria por la firma de esa carta de intenciones, con el argumento, flojo de papeles en honor a la verdad, de que buscaba encubrir a los iraníes acusados (sin ninguna prueba) de ser los autores intelectuales del atentado.

Lo cierto es que es en ese marco político, en relación a la causa AMIA, que arribará el lunes el premier israelí y se encontrará con un gobierno con el que tiene absoluta empatía política e ideológica.

Y lo mismo sucede a la inversa: Macri habló siempre maravillas de aquel Estado que día tras día oprime al pueblo palestino, sometiéndolo a vejámenes de todo tipo.

La visita del “mal venido”

Si bien el castellano y el hebreo son dos idiomas muy distintos, el idioma político de Macri y Netanyahu es similar.

Por ejemplo, para justificar la represión a la comunidad mapuche en Esquel, que luego derivó en la desaparición de Santiago Maldonado a manos de la Gendarmería, los funcionarios del gobierno de Macri y sus voceros en los medios de comunicación hablaron de “terrorismo” mapuche.
Para Netanyahu todo el que se opone a las prácticas asesinas del Estado de Israel es un “terrorista”, su aliado, o potencialmente puede serlo.

El gobierno de Cambiemos gusta usar esa terminología para justificar el reforzamiento del aparato represivo del Estado (y en la campaña electoral, polarizar con el kirchnerismo). Y el Estado de Israel la utiliza externamente para blanquear que sus fuerzas de seguridad y espías colaboren con distintos gobiernos.

Sin ir más lejos el año pasado, el embajador israelí en nuestro país, Ilan Sztulman, en una entrevista al diario La Nación -uno de los principales voceros del gobierno-, afirmó que “Hay una cooperación muy fuerte en materia de seguridad e intercambio de información para detectar células terroristas en la Argentina".

Netanyahu, el miércoles por la mañana partirá rumbo a Colombia, luego a México y finalmente arribará a Estados Unidos. Allí en Nueva York hablará ante la asamblea de las Naciones Unidad, el 19 de este mes. El mismo día está previsto que Donald Trump también dirija un discurso en ese organismo. Por eso, aunque todavía no está en agenda, se especula con una reunión entre ambos.






Temas relacionados

Estado de Israel   /    Embajada de Israel   /    Cambiemos   /    Sionismo   /    Mauricio Macri   /    Benjamin Netanyahu   /    Israel   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO