×
×
Red Internacional

Mendoza está ubicada en una región de clima semiárido y sufre la escasez de los recursos hídricos, que se agravó en los últimos años por los efectos del cambio climático. Cuenta con 3 sitios designados como Humedales de Importancia Internacional que representa el 5% de la superficie total de la provincia. Mirá el documental

Lunes 17 de octubre | 11:42

Según la Convención de Ramsar, cuyo objetivo fundamental es la conservación y el uso sostenible de los humedales y todos los servicios que proporcionan, en beneficio de las personas y la naturaleza. Mendoza cuenta con 3 sitios Ramsar designados como humedales de importancia internacional, con una superficie aproximada de 740 mil hectáreas, el cual representa el 5% de la superficie total de la provincia.

Los humedales son:

Llancanelo

Ubicado a 480 km al sur de la ciudad de Mendoza, en el Departamento de Malargüe. Con una superficie de 88 mil hectáreas.

Lagunas de Guanacache, Desaguadero y del Bebedero

Humedal compartido con San Luis y San Juan, cuenta con una superficie de 962.370 hectáreas en total, de las cuales 580 mil están en territorio mendocino.

Parque Nacional Sierra de las Quijadas Área Protegida Privada Reserva Natural Villavicencio

Esta área protegida propiedad de Danone se encuentra en el departamento de Las Heras y tiene una superficie de 72 mil hectáreas.

Te puede interesar: ¿Qué son los humedales y por qué necesitamos una ley que los proteja?

Además existen otros humedales que aunque no han sido declarados como sitios Ramsar, son de igual importancia para Mendoza. Se identificaron 440 unidades clasificadas como lagunas, sistemas de lagunas, bañados, salinas, diques y embalses.

Así como a nivel nacional la ley de humedales duerme el sueño de los justos, en Mendoza la situación no es diferente. En marzo del 2021 el senador provincial (mandato cumplido) del Frente de Izquierda Lautaro Jimenez presentó un proyecto de ley para la conservación y protección integral de los humedales. Esta presentación contó con el apoyo de especialistas del Iadiza-Conicet, de la Universidad Nacional de Cuyo, del Departamento General de Irrigación y del Departamento de Recursos Naturales Renovables.

Este proyecto que ya fue tratado en comisiones está frenado sin explicación alguna, y no es puesto a votación en el recinto como tendría que haber pasado hace meses.

Los humedales de Mendoza están afectados por los efectos del cambio climático, el uso indebido de sus aguas en los oasis y por los procesos de modificación y degradación de tierra. Corren riesgo de secarse hasta desaparecer, afectando no solo la flora y fauna local con daños irreversibles, sino también las comunidades que dependen de ellos para su subsistencia.

Te puede interesar: [Mendoza] Guardianes del Humedal Arroyo Claro: “la Ley de Humedales tiene que salir”

Misiones, la primera Ley de humedales del país

El pasado 9 de junio se publicó en el boletín oficial de la provincia de Misiones la Ley XVI-146, que establece el marco regulatorio para la preservación, conservación, defensa y desarrollo de los humedales que protegen y contribuyen a mantener el equilibrio del ecosistema a partir de los servicios ambientales que brindan para la riqueza natural.

Te puede interesar: Myriam Bregman: "¿Qué vamos a hacer con la #leydehumedales?"

Y a nivel nacional?

Actualmente Argentina cuenta con 23 sitios Ramsar. Comprenden una superficie de 5.716.578 hectáreas a lo largo de 17 provincias. Cuentan con una diversidad ambiental que va desde lagunas altoandinas, a zonas costeras marinas, lagunas endorreicas, turberas y llanuras de inundación, entre otros.

En la reforma de la Constitución Nacional de 1994 se incorporaron una serie de innovaciones normativas en materia ambiental para el país. Uno de los nuevos artículos es el 41 que permite a la Nación dictar normas que contengan “presupuestos mínimos de protección ambiental” a las que las provincias deben ajustarse. El presupuesto mínimo es un piso para que las provincias constituyan su propio orden jurídico ambiental, mejorando o incrementando los estándares.

En el 2013, 2015 y 2020 se intentó sin éxito la sanción de una ley de humedales a nivel nacional, además de múltiples proyectos presentados por diferentes partidos políticos que no lograron avanzar. En las 3 instancias la pelea de intereses estuvo a la vista, por un lado la coalición ambientalista y por el otro, la coalición productivista que siempre intenta frenar la aprobación de la ley. Todos los proyectos presentan un contenido similar: definir los humedales, reproduciendo o integrando la definición de la conservación Ramsar, identificar y definir las funciones y servicios ecosistémicos de los humedales y crear un inventario nacional de humedales. Pero una de los puntos más urgente para la agenda ambiental es que la ley de humedales establecería los parámetros sobre qué actividades productivas se pueden realizar y cuáles no. Esto evitaría los incendios intencionales, que tienen el propósito de ampliar las zonas de cultivo y los grandes proyectos inmobiliarios sin prestar importancia a la preservación de dichos ecosistemas. Esta situación provoca un gran daño en el ecosistema, afectando la calidad de vida de los pueblos y ciudades que se encuentran cerca a estos focos de incendio.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Necesitamos-una-ley-de-humedales-para-Mendoza