Mundo Obrero

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Necesitamos un plenario provincial masivo frente al retorno a las escuelas inseguro de Kicillof

A pocos días del inicio del ciclo lectivo, trabajadores de la educación de Buenos Aires discuten en reuniones y asambleas que no están dadas las condiciones para una vuelta a la presencialidad segura. El gobierno es responsable de esta situación y la Celeste de Baradel juega de ministro sin cartera. Las seccionales recuperadas de Suteba convocamos a un plenario este 25 de febrero donde tenemos que confluir miles e imponer a la conducción provincial un plan de lucha.

Nathalia González Seligra

Docente | Secretaría de organización Suteba La Matanza

Laura Champeau

Secretaria de Organización Suteba Ensenada

Miércoles 17 de febrero | Edición del día

Millones de estudiantes y sus familias, trabajadores de la educación y el conjunto de la comunidad educativa queremos volver a las escuelas, pero no a cualquier costo. Mientras el gobernador Kicillof intenta mostrar un inicio del ciclo lectivo normal, en varias escuelas anuncian el no inicio por falta de condiciones de infraestructura y en la Ciudad de Buenos Aires, el sindicato ADEMyS convocó a paro activo de 72 horas.

El intento de vuelta a clases presenciales a como de lugar es una política nacional de Trotta, Fernández, Kicillof, Larreta y todos los gobernadores. No hay grieta entre oficialistas y opositores. El semáforo para determinar la peligrosidad de la vuelta a las aulas fue modificado en la reunión del Consejo Federal de Educación para abrir las actividades presenciales mucho más. Quieren que los trabajadores de la educación vuelvan a las escuelas apretados por las patronales que en fábricas y empresas relajan protocolos de cuidados y limitan licencias por cuidado de les niñes porque para todos ellos, gobierno y empresarios, importan mucho más las ganancias capitalistas que la salud y educación de las familias trabajadoras.

El gobierno no garantiza condiciones de salubridad e higiene

Durante la semana pasada, se realizaron las primeras jornadas institucionales en las escuelas, asambleas, cuerpos de delegados y se pusieron en pie comités de seguridad e higiene para constatar el estado edilicio de las escuelas, así como la situación epidemiológica en cada distrito y la distribución de insumos de higiene, mascarillas y barbijos. La preocupación por la falta de un plan de vacunación para trabajadores de la educación y la exposición en el transporte público se expresó también extendidamente. En muchas escuelas se elaboraron actas constatando que no están dadas las condiciones. Por ejemplo, en La Plata sólo empezarían 11 de más de 300 servicios educativos. En La Matanza más de 130 directivos denuncian que no pueden abrir sus escuelas por falta de condiciones edilicias.

El gobierno es responsable de no haber invertido el presupuesto suficiente para reparar escuelas, construir nuevos edificios, garantizar dispositivos y conectividad y condiciones de salubridad. El plan del gobierno profundiza la desigualdad educativa, no solo por las escuelas que no están en condiciones sin inversión para las escuelas públicas, cuando en las privadas gracias a los subsidios cuentan con mayores recursos; sino también porque no hay ni un peso destinado a paquetes de datos/internet ni dispositivos para los estudiantes que continuarían teniendo parte de sus clases virtuales, siendo que ya el 40% de la matrícula no pudo acceder a conectividad en 2020.

Te puede interesar: Docentes, estudiantes y familias impulsan comisiones de seguridad e higiene en escuelas porteñas

A la vez, pretende seguir precarizando la educación contratando docentes con el programa FORTE en lugar de crear los cargos que se necesitan para educar en pandemia. Las escuelas "Cromagnon" donde trabajamos exponiendo nuestra vida y la de los estudiantes, como ocurrió con el crimen social de Sandra y Rubén, están iguales a cuando se cerraron hace un año. Años de desguace, desfinanciamiento y desinversión que no revirtió el actual gobierno.

Preparemos un plan de lucha provincial junto a la comunidad educativa

Frente a la pasividad de Baradel y la Conducción Celeste que tiene un discurso de escuelas seguras, pero se sienta con el gobierno a acordar protocolos inaplicables sin consultar a ningún trabajador, ni mucho menos convocar una medida de lucha, desde las seccionales multicolor de Suteba impulsamos distintas instancias de debate y organización. En los distritos donde dirige la lista Celeste de Baradel, también se impulsan convocatorias desde las agrupaciones de izquierda y combativas, y comités en las escuelas. Es urgente la convocatoria a asambleas para decidir y organizarnos.
Los comités de seguridad e higiene y las asambleas por escuela deben llenarse de participación, sumando a las familias y estudiantes para reunir fuerza en cada lugar de trabajo y estudio, pero buscando la coordinación para impulsar una lucha unificada.

Es preciso masificar y fortalecer la pelea, organizando también a compañeros de distritos donde la burocracia de Baradel no impulsa ninguna medida y deja librada a cada escuela la decisión sobre iniciar o no la presencialidad.

25F: Por un gran plenario provincial unitario de trabajadores de la educación para imponer a SUTEBA pelear por escuelas seguras, plan de vacunación y recursos para la virtualidad

El 25 de febrero se realizará un plenario desde las seccionales multicolor de Suteba. Desde la Agrupación Marrón vemos la necesidad de convocar a participar a todos los trabajadores de la educación de la Provincia, unir la fuerza desde las escuelas y votar un plan de lucha para fortalecernos, desenmascarar la demagogia del gobierno y sacar a los burócratas de sus cómodos sillones para poder golpear con un solo puño con la fuerza de miles de docentes de toda la provincia junto a auxiliares, estudiantes y familias. Hay que imponer a Baradel y la Celeste que actúen como un sindicato que se pongan al servicio de nuestras demandas.

Hay muchos trabajadores en distritos donde dirige la Celeste de Baradel que juntan bronca porque no están dadas las condiciones para una vuelta a la presencialidad, pero su gremio los deja en banda. A su vez, muchos trabajadores que votaron con ilusiones a Kicillof, comienzan a desencantarse y ven que hay que organizarse para pelear mejores condiciones de trabajo y estudio. Más de 50 mil trabajaron en los planes PIEDAS y ATR en 2020 y fueron cesanteados, tenemos que pelear juntos y convocarlos a que se organicen como ya lo están haciendo en la Comisión de Docentes Precarizados en el SUTEBA La Matanza. A todos ellos tenemos que proponernos organizarlos en un gran plenario común

Te puede interesar:El 78 % de los trabajadores de la educación considera que no hay condiciones para volver a las clases presenciales

Hay que construir un plan de lucha con acciones, movilizaciones, asambleas junto a las familias, y difusión del estado de las escuelas, para demostrar el 1 de marzo cuando Kicillof quiere tener una foto de “comienzo normal” de clases, que no están dadas las condiciones para la presencialidad. Junto a estudiantes y familias tenemos que ganar las calles ya que es una batalla grande por recursos para educación y que se inviertan las prioridades; y pelear como hicieron los aceiteros, los choferes de la UTA, las familias de Guernica y las mujeres que ganaron las calles para conquistar el derecho al aborto y ahora exigimos justicia por Úrsula ante un nuevo femicidio que nos conmueve.







Temas relacionados

Nicolás Trotta   /    Suteba Ensenada   /    Suteba   /    Roberto Baradel   /    Suteba Tigre   /    Axel Kicillof    /    Suteba La Matanza   /    Docentes   /    Provincia de Buenos Aires   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO