×
×
Red Internacional

Conurbano bonaerense.Nathalia Seligra: "Las tareas de apoyo escolar en los hogares aumentaron un 66% y en su mayoría recaen en mujeres"

Entrevistamos a Nathalia González Seligra, docente y referente del Frente de Izquierda en el distrito de La Matanza, sobre la dura situación sanitaria, económica y social que se vive en el conurbano bonaerense.

Miércoles 30 de junio | 09:24

Llevamos más de 17 meses de pandemia, que impactó en la vida de muchas familias; pero que, combinada con el desarrollo de una profunda crisis económica y social, afecta especialmente a las mujeres trabajadoras, a las que son madres solas y a los niños y niñas. Hablamos con Nathalia González Seligra, que fue diputada nacional por el PTS- Frente de Izquierda y, luego de dejar su banca, volvió a su trabajo como profesora en escuelas secundarias de La Matanza. También es Secretaria de Organización y miembro de la comisión directiva del sindicato docente SUTEBA de La Matanza.

¿Cómo viviste el impacto de la pandemia y la crisis en las escuelas donde trabajas?

La verdad que con mucha preocupación. Pensá que de un día a otro, el gobierno tomó la medida sanitaria de suspender las clases y la circulación. Al mes o mes y medio ya empezamos a ver en las escuelas incrementar las filas de entrega de alimentos. En la escuela donde trabajo, en Laferrere, muchas mamás nos contaban que se quedaron sin trabajo, que limpiaban casas o vendían en ferias y de repente se encontraron sin nada. Fue muy crítico porque profundizó la dura situación de la economía familiar de miles de familias en la zona. Los estudiantes perdieron el contacto con la escuela, porque no tienen wifi, tampoco computadoras ni otros dispositivos. La realidad es que no se garantizaron ni desde el municipio ni desde la provincia las estrategias para que pueda continuarse la educación por medios digitales.

Escuchamos cada día las situaciones que se fueron agudizando. Pasó un año y medio y la situación está peor. Ahora, las cajas de alimentos que llegan a las escuelas para cada familia, no tienen ni 8 kilos de mercadería y se entregan con suerte cada 15 días. Cada vez que hacemos las entregas me pregunto "¿Cuánto puede durar esto en las mesas de mis alumnos?", sobre todo si sabemos que muchas familias solo cuentan con esos alimentos y los comedores comunitarios para alimentarse. En lo que va del año se incrementaron 65 mil cupos más para recibir mercadería en las escuelas; pero en La Matanza son 325.000 familias las que necesitan esa mercadería para poder comer diariamente. Incluso, según UNICEF, el 36% de las familias han dejado de comprar alimentos porque los salarios no alcanzan ni siquiera para lo indispensable.

La situación en las aulas de las escuelas de la Provincia de Buenos Aires

En el año 2019 nos espantamos con el índice de pobreza, cuando ascendía al 35% y gobernaba Macri. Hoy, con el gobierno de Fernández, el índice supera el 50% siendo el conurbano bonaerense uno de los tres lugares de la Argentina más afectados por la crisis. Eso tiene como correlato que, si en el año 2019 había 7 millones de niños en situación de pobreza, hoy ya ascendió a 8,3 millones de niños pobres en el conurbano

En marzo de este año casi el 63% de niños y niñas en el país eran pobres.

Uno de los impactos de la crisis económica y social que quieren invisibilizar es la precariedad de vida a la que someten a miles de familias laburantes. Con mis compañeras docentes, muchas que trabajan doble cargo porque su sueldo es el único ingreso en su casa, comentamos todos los días los altos precios de los alimentos. Las trabajadoras de la salud también tienen salarios muy bajos. Muchos padres y madres de nuestros pibes se quedaron sin trabajo y no cuentan siquiera con el IFE.

El gobierno de Alberto y en la provincia Kicillof hablan y hablan de la “pesada herencia” cuando son quienes en este contexto quitan el IFE, atacan a las jubilados y jubilados y no dan una sola respuesta frente a estos genuinos reclamos. Sin embargo, le garantizan peso por peso al Club de París y a la fraudulenta deuda con el FMI que Macri engrosó y ellos definieron seguir honrándola.

Hace unos días, vimos a Kicillof junto a Berni, Massa y el intendente de La Matanza paseando por el distrito anunciando la entrega de 121 patrulleros policiales. Esas son sus prioridades en un distrito con miles de familias peleando por tierra y vivienda para vivir.

Acompañando en el pedido de Justicia a la familia y amigos de Lucas Verón, asesinado por la policía bonaerense de Berni, en La Matanza

Te puede interesar: El caso “M”, la ley y la vida: el Estado hambrea e invisibiliza a más de 300.000 niñas y niños

¿Eso afectó el acceso a la educación?

El INDEC sacó un informe muy interesante sobre el impacto de la pandemia en los hogares de la provincia de Buenos Aires. Allí hay un dato que resulta significativo.

Las tareas de apoyo escolar en los hogares aumentaron un 66% y las tareas domésticas aumentaron un 60%, pero lo más significativo es que, en el 64% de los hogares consultados, esas tareas recayeron sobre las mujeres.

Por ello, es tan importante también pensar lo que implica sostener la educación en esta situaciones, y va mucho más allá de la presencialidad. Incluso, muchos de nuestros estudiantes no tienen siquiera la posibilidad de contar con los medios para que sean acompañados en el aprendizaje, recayendo esa actividad en las mujeres. Así lo contaba el otro día una trabajadora de maestranza del Policlínico de San Justo, también aquí en La Matanza, que al tener que realizar trabajos en jornadas muchas veces que van de 12 a 16 horas, su madre -la abuela de los niños- es la que la ayuda en las tareas de la casa y en el cuidado de sus hijos. Y es lo mismo que yo vivo en mi casa y veo también en mis propias compañeras de la escuela, que después de varias horas de estar conectadas dando clases, somos también quienes acompañamos a nuestras hijas e hijos en sus tareas escolares.

El año pasado, en la Provincia de Buenos Aires se declaró la emergencia en violencia a las mujeres ¿Hay algún cambio que haya mejorado esta situación?

Justo esta semana, se dio la noticia que en los últimos tres meses se recibieron 3100 llamados telefónicos a la línea 0800 que se implementó en La Matanza por situaciones de violencia, y la misma Secretaria de Género, Sexualidades y Diversidad del municipio informaba que entre el mes de mayo y junio se anotaron más de 6200 personas en el programa Acompañar.

En un informe que solicitamos al Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad en el mes de abril solo 191 mujeres en toda la provincia de Buenos Aires, habían recibido un aporte económico que es por 6 meses, mientras que a nivel nacional no llegaban ni a los 1000 casos de mujeres y disidencias que recibieron el aporte económico. Así mientras el gobierno creó el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, el problema de la violencia machista sigue sin tener respuestas.

Acompañando, con el sindicato docente, las movilizaciones por los derechos de la comunidad LGTBI, por la separación de la Iglesia del Estado y el cupo laboral travesti-trans

El año pasado, mis compañeros Nicolás del Caño y Myriam Bregman, diputados del PTS-FITU volvieron a presentar un plan de emergencia contra la violencia machista que venimos presentando desde el 2014; pero tanto el oficialismo como la derecha opositora se niegan a tratarlo. El proyecto prevé asistencia económica mensual, así como también refugios y planes de vivienda. Como siempre peleamos con nuestras compañeras de la agrupación Pan y Rosas, y plantearon ambos diputados, tendremos que conquistarlo en las calles.

El año pasado finalmente se voto a favor el derecho al aborto, con una pelea de años en las calles y con un gran impulso de la marea verde, donde miles de mujeres de todas las edades nos encontramos peleando por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. Hoy esta pelea sigue siendo parte de nuestras demandas, para que se implemente y sea realmente efectiva. Mi compañera Natalia Hernández, que es secretaria de mujer y géneros de Suteba La Matanza, denunció recientemente que IOMA no cumple con su compromiso y el de Estela Díaz [ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual] cuando presentaron el Programa de Fortalecimiento del Derecho a la Interrupción del embarazo, ya que no cubre el 100% de los medicamentos como lo anunciaron.

Te puede interesar: Discursos y hechos sobre las políticas públicas contra los femicidios

Pensando en todo lo que estás contando, ¿cuál fue el impacto en el trabajo y la vivienda?

Nosotras sabemos que en nuestras espaldas mayoritariamente recae esta crisis. En primer lugar, porque un gran número de mujeres se quedaron sin trabajo, ya que, dependen de la economía informal, lo que significó para muchas incluso, perder sus casas.

Nathalia González Seligra, en la bancada del Frente de Izquierda en el Congreso Nacional, cuando se aprobó la media sanción de la ley de interrupción voluntaria del embarazo en 2018.

Los sectores de Salud y Educación se vieron fuertemente golpeados, no sólo por los salarios bajos, sino se profundizó la precarización de los puestos de trabajo. Mientras el gobierno decía "quédate en casa" y hablaba de las heroínas de la Salud, las enfermeras y las médicas estaban en la primera línea sin vacunas. Sin embargo, ya se habían vacunado los amigos del poder. Ellas, con salarios de miseria y sobrecargadas de trabajo, son las que verdaderamente bancaron la pandemia.

Muchas mamás de nuestros alumnos enfrentan desalojos en sus casas y así, con lo puesto, ocuparon terrenos ociosos en Rafael Castillo, o lugares donde hay viviendas a medio construir por planes abandonados hace décadas, como en el barrio Los Ceibos. Muchas incluso, lo hicieron huyendo de situaciones de violencia de género en sus hogares. Se fueron con lo puesto y cargando a sus hijos, con la ilusión de que este gobierno les brinde un techo.

Barrio Los Ceibos

Nos conmovimos con Guernica, esas imágenes brutales de topadoras pasando por encima de las casitas. Pero fue durante este tiempo una postal de todo el conurbano, las tomas de tierra se generalizaron. En La Matanza fuimos a acompañar a las familias de nuestros alumnos en González Catán, en Rafael Castillo donde también enfrentaron patotas y hostigamiento policial.

En la toma de Los Ceibos, hay más de 350 familias y más de 600 niños y adolescentes. Sin wifi ni dispositivos para mantener la vinculación con la escuela. Otros se ven imposibilitados de continuar el ciclo lectivo.

Vos, como militante del PTS y ex- diputada nacional, ¿cómo ves la situación que se viene? ¿Qué opinas que hay que hacer para fortalecer la voz de estas mujeres y sus familias?

Mirá, como denunciamos siempre, a la casta política poco le importa la realidad de las trabajadoras y los trabajadores. Terminan siempre gobernando para los poderosos, defendiendo los negocios de los capitalistas y "honrando" la deuda ilegítima y fraudulenta con los buitres y el Fondo Monetario.

Hace menos de un mes los legisladores se aumentaron su dieta ¡un 40%! Eso significa que llegan a percibir unos 300 mil pesos.

En un solo mes, cada diputado cobra el doble de lo que recibe en seis meses una mujer víctima de violencia que consiguiera el subsidio del plan Acompañar.

Nosotras, desde el Frente de Izquierda - Unidad venimos peleando junto a trabajadores precarizados, familias que luchan por tierra y vivienda, desocupados y otros sectores por un IFE de 50 mil pesos para que las familias puedan afrontar la dura crisis económica en curso. Mientras el gobierno le festeja al Club de París y el FMI, son millones quienes se hunden en la pobreza, sin acceso a la vivienda, la salud, ni la educación.

Nathalia González Seligra junto a Myriam Bregman y Nicolás del Caño, cuando salieron del Congreso Nacional para festejar con la marea verde la media sanción del aborto legal en 2018

Muchos de estos sectores han votado al Frente de Todos, esperanzados en salir de la miseria y precarización que dejó el macrismo, pero hoy ven cómo el gobierno de Alberto Fernández les da la espalda y los reprime cuando salen a pelear por sus fuentes de trabajo, como pasó recientemente en el Puente Pueyrredón. Para el Club de París y el FMI todo, para las trabajadoras y los trabajadores palos.

Tenemos que apostar y darle fuerza a la coordinación y la unidad de todas las luchas en curso para torcerles el brazo. Ese es el camino. Hace pocos días, mis compañeros Nicolás del Caño y Myriam Bregman, como voceros del PTS propusieron públicamente avanzar en la unidad de la izquierda para las próximas elecciones; tenemos conquistado un gran lugar desde el Frente de Izquierda, que reúne al 80% de las fuerzas de izquierda de Argentina y que está siempre en las luchas de las trabajadoras y los trabajadores, del movimiento de mujeres y la juventud. Les propusimos al Nuevo Mas, al PO(T) y a la organización de Luis Zamora pelear esta perspectiva juntos en una lista en común para las próximas elecciones. Creo que es una potente propuesta para darle unidad a los sectores combativos y que se exprese una tercera fuerza nacional que pelea por una salida de la clase trabajadora a esta crisis.

Te puede interesar: Llamado del PTS. Toda la izquierda clasista y socialista debe participar unida en las elecciones




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias