×
×
Red Internacional

Debate de candidatos.Nathalia González Seligra: “Los chicos no tienen garantizado el acceso a la educación”

Se realizó un debate en el marco de “Consensos por la educación XII”. Participaron también Arroyo, Espert, Finocchiaro, Hotton. Privatización de la educación, limitar el derecho a huelga, evaluación y control, injerencia de la la iglesia en las escuelas: esas fueron algunas de las propuestas de los partidos patronales. ¿Qué propone el FITU?.

Liliana Vera IbáñezRedacción LID @liluzlisam / IG: @Pisotomia

Martes 2 de noviembre | 20:27
Nathalia G. Seligra en debate de candidatos a diputados nacionales "Consensos por la Educación XII" - YouTube

Hace pocos días se llevó a cabo la 1° edición de debate organizado por Consensos por la educación. Participaron referentes y candidatos de todas las fuerzas políticas. Nathalia González Seligra, candidata a diputada por el Frente de Izquierda Unidad y dirigente de Suteba La Matanza se plantó contra los planes de más y más ataques a la educación pública y por el rol central, para estas decisiones, de los docentes , familias y estudiantes. ( El debate completo se puede ver acá).

Como si no gobernaran

Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social de la Nación desde el 10 de diciembre de 2019 hasta el 10 de agosto del 2021, hizo uso de la palabra y relató los límites que sufrieron los estudiantes y docentes para mantener la vinculación el 2020 y mitad del 2021, como si su partido no estuviera en el poder todo este período, y antes. Frente a este escenario, con un 54% de pobreza infantil que no pudo negar, se refirió a la educación secundaria como “moderna, tecnológica, vinculada al trabajo”, aunque nada dijo de presupuesto para esta supuesta modernización.

El candidato del Frente de Todos no dijo nada que desconozcamos. Los datos que se conocen al día de hoy alrededor del “abandono” de los estudios secundarios son de antes de la pandemia. En el 2019, según el CIPECC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento), la mitad de los alumnos que ingresan a la educación secundaria la abandonan, y de los que se egresan sólo el 27% lo hace en la cantidad de años estimada. Todavía más alarmantes son los datos que dejó el 2020 en los que se muestra que el 16% de niños y niñas entre los 13 y 17 años realizan algún tipo de actividad ligado al mercado laboral. Entonces, lo que Arroyo no explica es cómo resolvería la situación de las familias de esos chicos que no concurren o pierden ciclos lectivos para buscar un trabajo o changa.

La política de todos los gobiernos en forma ininterrumpida ( incluyendo al peronismo) ha fomentado una educación dualizada que implica continuar con la línea de cristalizar un sistema educativo con un sector público cada vez más degradado y un sector privado donde concurren los hijos de los sectores más acomodados de la población (y franjas de los trabajadores con mejores salarios, en general en blanco).

Derecha en varios tonos

José Luís Espert, candidato de Unite por la Libertad y la Dignidad, mal autodenominados libertarios, dijo que su fuerza ve imprescindible comenzar por declarar la educación como “servicio público esencial” para limitar, “ de forma urgente, el derecho a huelga de los docentes, de la mano de modificar los estatutos”. Los planteos de Espert no son nuevos: los partidos de la derecha, repite fórmulas que ya fracasaron, como en Chile, y es partidario de que toda la educación sea arancelada y que se financie con un sistema de`vouchers” (cupón de pago de servicio educativo). La pedagogía de `subsidiar el mérito´, dando facilidades a quienes obtengan mejores calificaciones y `más se esfuercen´, según ellos, es decir, invertir solo en los estudiantes a los que aspiran extraerles ganancia inmediata de algún tipo, sin importar las diferentes condiciones desde las cuales se escolariza cada niño o niña, no es la libertad desde un sentido liberador, sino selectivo y opresor. De exclusión.

Te puede interesar: Educación.Pedagogía del mercado: el repudiable modelo educativo de Milei

No muy lejos de estas ideas, tomó la palabra Alejandro Finocchiaro, quien fue Ministro de Educación del macrismo ( el del bizarro insulto contra la inteligencia los votantes en 2019) en su historial también están las peleas dadas de los docentes contra sus planes de recortes y su ajuste de 77 % en materia de infraestructura cuando las escuelas se caían a pedazos, entre otros. Reforzó sus propuesta de realizar “censos para saber si rinden los chicos” como el programa Asistiré que se basa en evaluaciones “de eficiencia” a los docentes y en la idea de que la buena educación sea sinónimo de un examen homogéneo de contenidos. Opuesta totalmente a una educación que promueve el desarrollo integral de la personalidad, lo que al candidato de Cambiemos ni le suena. Sus argumentos son que el problema educativo y los llamados “pésimos resultados” se reducen a la ecuación: demasiada inversión, demasiados sindicatos y derechos laborales.

Cyntia Hotton,, como si el reloj se parara y retrocediera décadas cada vez que toma la palabra, mencionó su “preocupación por la educación en valores y el rol de la iglesia en la educación”. La candidata evangelista, representante de un espacio abiertamente opositor a los derechos de las mujeres y LGBTs ( y también expresan a sectores negacionistas sobre la dictadura militar) repitió su voluntad de “que la educación sexual sea en las familias”, negando así la ESI en las escuelas.

Te puede interesar: Educación y derechos. Capacitarse en ESI: un camino con muchas trabas que termina favoreciendo negocios privados

Defensa de la educación pública y pelea por más

La diferencia con estos candidatos de los partidos patronales y que representan intereses de empresarios e iglesias, la marcó Nathalia González Seligra. Docente, dirigente del sindicato más grande de trabajadores de la educación de La Matanza, distrito donde vive y da clases, expresó las propuestas del FITU para la educación. “La pobreza infantil ha crecido en los últimos meses de pandemia, las familias de nuestros chicos están preocupadas por tener para comer, sin IFE ni aumento de presupuesto para educación esto es difícil de sortear” dijo, a la vez que contó cómo muchos alumnos dejaron la escuela o mantienen la escolaridad con dificultad por falta de conectividad antes de la presencialidad retomada recientemente. En PBA, la ministra Vila, reconoció que más de 800 mil, que tienen discontinuidad pedagógica o adeudan saberes.

Mencionó también el enorme esfuerzo realizado por los docentes desde inicios del 2020 hasta la actualidad. Recordemos que según la Encuesta Provincial de Trabajo Docente en ASPO realizada por SUTEBA Provincial, el 91,6% de los docentes declaró haber incrementado el tiempo de trabajo durante la pandemia y un 57,3% respondió que su jornada laboral semanal aumentó más de 6 horas. Algo que ningún candidato consideró.“Todos los gobiernos descentralizaron el sistema educativo en detrimento de la educación pública” aseguró, y agregó que el estado es el mayor precarizador del trabajo al crear ATR y FINES donde “los docentes no cuentan con los mismos derechos que sus pares y se les asignan más tareas en negro o precarizados”.

Nathalia explicó que el Frente de Izquierda Unidad levanta la demanda de la nacionalización del sistema educativo, de la mano de un mayor presupuesto. “El aumento del presupuesto educativo es posible con el desconocimiento soberano del pago de la deuda. Para imponer la educación y la vida de niños y jóvenes del pueblo trabajador, llamó a desarrollar un movimiento de lucha en las calles. El FITU será un aliado incondicional para esa pelea. Por eso llamamos estos días a pelear para conquistar bancas de izquierda en estas elecciones que son un punto de apoyo para la lucha por la educación pública".

Te puede interesar:Nathalia González Seligra: "Rechazamos la precarización como antesala de la reforma laboral o educativa "




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias