×
×
Red Internacional

Candidata de Morales.Natalia Sarapura: perfil de una funcionaria eterna en Jujuy

Conoce quién es la candidata a diputada nacional de Gerardo Morales que pelea un lugar en el Congreso con Alejandro Vilca, el obrero recolector y candidato del FITU. De reiterarse el resultado de las PASO, la izquierda llegaría a ganar esta banca que quiere el oficialismo.

Nadia RugeColumnista Pateando el Tablero

Jueves 11 de noviembre | 17:20

Vamos a ponernos en modo Wikipedia y a responder brevemente una biografía oficial y autorizada de esta candidata a diputada nacional por el frente Cambia Jujuy.

Natalia Sarapura nació en el año 1975, es de Cochinoca, pero por razones médicas nació en San Salvador de Jujuy.

Su nombre aparece ya como diputada radical desde el año 2001, cuando fue parte del Frente Cívico Jujeño, aunque antes fue Secretaria de Cultura de la Municipalidad de SanSalvador de Jujuy durante la intendencia de Hugo Conde. Natalia Sarapura desde el 2001 no paró de ejercer cargos públicos en esta provincia, y además, participa desde muy joven en organismos internacionales; por ejemplo fue parte del Foro Permanente para Cuestiones Indígenas de la ONU, fue coordinadora general del Consejo de Organizaciones Aborígenes de Jujuy (COAJ), una entidad conformada por comunidades de Jujuy Salta y Tucumán.

A ella, según una nota en el diario La Nación, le gusta la palabra “lideresa” porque es el rol que- ella dice- desempeña como indígena hace más de dos décadas. Y hace casi una década, en 2015, asumió como Secretaria de los Pueblos Indígenas, para defender – como su nombre lo indica- los derechos de pueblos indígenas y comunidades originarias.

Actualmente es Ministra de Desarrollo Humano en Jujuy, y desde allí, según prensa oficial del gobierno de Jujuy: “Sarapura trabaja en la implementación de políticas sociales para derribar las barreras de la desigualdad, a través de diferentes programas y proyectos como: Programa de Educación Nutricional, Proyecto de Huertas y Granjas Orgánicas Familiares y Comunitarias, Programa Comer en Casa, Proyecto de Asistencia Nutricional Escolar, entre otros”. Hoy es candidata a diputada nacional y asegura que su lucha es por la violencia.

¿CÓMO? Sí, por la violencia. En uno de los últimos actos de campaña dijo “hemos sacado la violencia de la calle, y seguimos luchando por la violencia contra la mujer, por la violencia contra los niños…” ¿Habrá querido decir que para sacar de la calle a “la violencia” reclama sus derechos hay que utilizar todas las volencias?
Esta señora de los furcios o actos fallidos, de agitación fácil y grito enojado, lideresa con líder, porque el verdadero líder para las y los radicales es Gerardo Morales, dice:
‘NO somos el proyecto de la corrupción ni del piquete, mucho menos de aquel que plantea utopías y que no promueve ni un solo proyecto. Somos el frente que plantea planes productivos a largo y corto plazo, que apuesta a la educación, a los y las jóvenes y que además cuida a nuestra Madre Tierra.”

Bueno basta, salgamos del modo Wikipedia para aclarar un par de cositas.

A esta funcionaria, las comunidades originarias y organizaciones indígenas la señalan como una traidora. Se muestra y saca fotos como parte de los suyos, pero es parte de un gobierno que avanza sobre los territorios y recursos como el litio de manera inconsulta, y sin ningún tipo de consenso con las comunidades que habitan esas tierras.

Sarapura es parte del gobierno que ataca al pueblo coya y otros pueblos originarios en Jujuy, recordemos el pasado de octubre, cuando la policía de Morales sancionó con multa contravencional a quienes caminaron varios días contra las políticas que afectan territorios indígenas y el agua.

Natalia Sarapura es funcionaria y candidata del gobierno que impuso la Ley 5.915 de servidumbre- ley que profundiza el saqueo en territorio indígena, megaminerÍa a cielo abierto y extractivismo de litio. Ley que concede derechos de uso y explotación sobre territorios indígenas a empresas privadas extranjeras para proyectos de generación de energía eléctrica, sin la consulta y el consentimiento de los pueblos involucrados.

Natalia Sarapura avaló la expropiación de tierras (casi 2000 hectáreas) a la comunidad coya de La Quiaca vieja, la ley 6066 y 60 71 para el negocio de la zona franca, incluso con persecución e intentos de soborno, tal como lo denunció la otra Natalia, Natalia Morales- diputada provincial del Frente de Izquierda y candidata diputada nacional junto a Alejandro vilca y Gastón Remy.

En Palpalá y junto al PJ, el gobierno del líder de Sarapura reprimió a la comunidad de Tusca Pacha. Y hay más casos de violación a los derechos indígenas en Huacalera, La Quiaca vieja, comunidades de las Salinas grandes y Guayatayoc, Fortaleza, Chaupiuno y sigue la lista. En Rodero, por ejemplo, funcionarios avalaron hasta la destrucción de un lugar sagrado.

¿A dónde quiero llegar con todo esto se estarán preguntando ustedes?
A que Gerardo Morales y sus candidatos y candidatas, como esta señora, utilizan al pueblo coya para su campaña, sucia desde el inicio. NUNCA defendieron los derechos de los pueblos originarios, todo lo contrario, sus reclamos terminan siendo criminalizados, y judicializados. La opresión a los pueblos indígenas se profundizo y los ataques también.

Morales y Sarapura estuvieron, están y van a estar siempre del lado de los saqueadores- de eso no cabe duda. También del lado de los Orellana, así como el comisionado de Rodeíto no entrega lote a quien no haga la campaña para él, Sarapura como ministra de desarrollo, niega respuestas por trabajo y alimentos a comedores y merenderos cuyos impulsores y organizadores no estén alineados detrás del gobierno y su candidatura.

Para cerrar, me gustaría establecer un contrapunto-evidente para mí- entre Sarapura, su frente Cambia Jujuy y el Frente de IzquierdaUnidad.

La página oficial del gobierno le hizo un flyer a Sarapura que, sobre una foto de ella -haciendo como si estuviera- en un ritual, dice: “una mujer de nuestro pueblo al congreso nacional” … Intento burdo ytotalmente fallido de acercarla a lo que genera la pela histórica del FITUpara que por primera vez- de verdad- unos de los nuestros, un laburante, coya y militante de izquierda llegue al Congreso llevando la voz de las y los oprimidos y explotados.

Del pueblo no es Sarapura, del pueblo son nuestros candidatos y candidatas que conocenbien de cerca y pelean junto a todos los sectores que hoy están en lucha por la defensa de sus derechos. Por eso no está Sarapura cuando denuncian que hay mas de 30 familias sin luz eléctrica a pesar de la planta generadora de energía a metros de sus casas. No está ni Sarapura ni Bohuid ni Morales en la lucha que llevan adelante por el agua, la luz y el territorio. Solo esta su policía para reprimir y criminalizar.

Sarapura tiene el repudio, todo lo contrario a nuestra compañera Natalia Morales que fue invitada a la asamblea de la comunidad indígena de La Pulpera en Yavi para intercambiar sobre las problemáticas que viven, siempre postergadas por los gobiernos de turno como el transporte, atención de salud, espacios para lxsniñxs, entre otras cosas.

Por último, dijo Sarapura que este domingo el triunfo del Frente cambia Jujuy debe ser contundente. ¿Y vos? ¿Qué pensás? Por aquí muchos y muchas no solo estamos seguros que la salida es por izquierda y hay que votar al FITU, sino que ya estamos listos para salir el domingo con los tapones de punta para defender cada voto del Frente de Izquierda, a poner el cuerpo para hacer historia.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias