Mundo Obrero

FIT-UNIDAD 2019

Natalia Hormazábal: “Las libertades democráticas son una prioridad para nuestras bancas”

Vive en la provincia de Neuquén, enemiga de los grandes estudios jurídicos, es asesora legislativa del diputado del FIT Raúl Godoy y abogada de sectores de trabajadores en lucha.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Jueves 25 de julio | 15:57

Los abogados suelen tener mala prensa, en particular entre sectores de la clase obrera. Tienen sus motivos. Ante cada intento de los explotados por cuestionar el orden establecido, la clase capitalista intenta caerle con todo el peso de la ley. Para ello tienen un ejército de truhanes matriculados.

También hay otros que ejercen el derecho retomando tradiciones de quienes en los años 60 y 70 defendían presos políticos y acompañaban a los trabajadores. En esta experiencia se inspiró el Centro de Profesionales de Derechos Humanos (CeProDH), impulsado por el PTS, que desde sus inicios (a mediados de los años 90) tuvo como principio la independencia política del Estado, los gobiernos y los partidos patronales. Mantener esta independencia les permitió que la abogada y candidata a diputada Nacional, Myriam Bregman se presente como querellante en una de las causas de lesa humanidad contra el exjefe del Ejército César Milani.

Natalia Hormazabal, nacida en Bahía Blanca, conoció a militantes del PTS cuando tenía 23 años. “Por entonces yo estudiaba derecho en la Universidad Nacional de Córdoba, y ese año viajé a Neuquén para visitar a mi familia”.

Unos amigos la llevaron a visitar la fábrica Zanon que estaba gestionada por los obreros, y ahí conoció “a Chicho, Manotas y a Raúl Godoy, obreros que eran parte de la defensa de la gestión obrera”, recuerda Natalia.

Cuenta que la “maravilló” la historia que estaban construyendo esos obreros, “daban una respuesta frente a la crisis que vivíamos todos los trabajadores del país”. En tal ocasión conoció la defensa legal que llevaban adelante abogados militantes del PTS y el CeProDH. “Comprendí cómo pensaban el rol de los abogados y dije ‘yo quiero estar acá’. Así comencé a militar”.

Natalia habla de los sectores obreros que representan legalmente, de las causas de lesa humanidad en las que son querellantes, y de la campaña electoral del FIT- Unidad, “la única fuerza que no tiene ningún compromiso con las petroleras y ningún empresario”, por lo cual no están atados a su agenda.

Morir trabajando

Hace dos meses Natalia viajó hasta San Patricio del Chañar, Neuquén, para conversar con dos trabajadores temporarios de Bodega del Fin del Mundo, compañeros de Juan José Gómez.

Este joven trabajador formoseño recorrió 2007 kilómetros desde su ciudad natal hasta San Patricio del Chañar, para comenzar la temporada en Bodega del Fin del Mundo. Tenía tan solo 24 años y murió trabajando. “Luego de este hecho, los trabajadores decidieron iniciar un paro de actividades durante tres días, exigiendo ropa de trabajo y condiciones de seguridad e higiene”.

Cuenta que “la mamá de este joven llegó a Neuquén, nos contactó para que los representemos, para que la muerte de su hijo no quede en la nada y sobre todo, para que no le pase de nuevo a otro pibe”.

Hormazabal representa a la familia de Juan José en la causa penal y otra civil, junto a su compañera del PTS, la abogada Mariana Derni. “Es una pelea muy difícil enfrentar a un poderoso como Eduardo Eurnekian, quien es dueño de la bodega”, sostiene. Y agrega que hay un modus operandi de las empresas, que siempre culpan a los obreros de sus propias muertes.

"Estos casos muestran el rostro más claro de lo que depara el capitalismo para los jóvenes trabajadores. El poder de los multimillonarios, sus abogados, los organismos del trabajo y el negocio de las ART" que no controlan las normas de seguridad e higiene mostrando un total desprecio por las vidas obreras. “Queremos mostrar que las vidas obreras valen, y por eso daremos la pelea para esclarecer la muerte de Juan José”, asegura Natalia.

Describe las condiciones en las que trabajan la mayoría de los jóvenes. “Los candidatos de los partidos mayoritarios los llaman a resignarse, a esperar, a votar por el mal menor. Cuando hablamos con ellos nos narran que sus vidas son muy difíciles. Les cuesta conseguir un trabajo y cuando encuentran uno, es en condiciones de casi esclavitud”, Natalia agrega, "queremos invitar a esa juventud a que tome partido en estas elecciones, a que se sume y sea parte de la campaña del FIT-Unidad".

Sobre el nuevo proyecto del gobierno, que pretende que los gendarmes “eduquen” a los jóvenes de 16 a 20 años, sostiene que “busca militarizar a la juventud pobre”.

Mariana Derni, abogada del CeProDH, junto a Natalia Hormazabal

“Luchamos, como la generación de los 70, por cambiarlo todo”

Natalia repasa alguna de las luchas en las que participó junto a sus compañeros del CeProDH y del PTS. “Antes de ser abogados, somos militantes revolucionarios, cuando intervenimos como letrados, lo hacemos desde esa perspectiva”.

“Buscamos que en cada causa laboral que llevamos, los trabajadores se organicen para defender sus derechos y definan junto con nosotros qué estrategia legal llevar adelante”.

Entre los sectores obreros que han defendido legalmente, menciona a Molarsa, empresa papelera, a los ceramistas de distintas fábricas, como la emblemática Zanon, Stefani, Cerámica Neuquén, trabajadores del comercio Topsy, entre otros. Hoy están impulsando la campaña en defensa de las gestiones obreras, amenaza por los tarifazos.

“En 2010 comencé a ser la abogada de las obreras textiles, hasta hoy que pusieron en pie la Cooperativa textil Traful Newen”. Ese mismo año estuvo procesada por un corte de ruta junto a decenas de ceramistas por defender a los obreros de Stefani.

En los últimos dos años estuvieron junto a los trabajadores de la empresa maderera MAM. En la mañana del 8 de diciembre de 2017, la Policía ingresó a la fábrica y desalojó a trabajadores y organizaciones que se habían acercado a solidarizarse. Disparó contra ellos, hiriendo al diputado del PTS-FIT Raúl Godoy, a quien le quebraron el peroné.

“Somos querellantes en la causa por el ataque a Raúl. Desde entonces peleamos por identificar al policía que le disparó de forma artera por la espalda”, cuenta Hormazabal.

En mayo de este año lograron que se formulen cargos contra este policía, Sergio Palominos, y están a la espera que concluya la etapa preliminar, para avanzar en el juicio oral.

“Esta también es una pelea legal difícil, porque el policía tiene el apoyo de la gobernación, el poder judicial y el amparo de la Policía Provincial, que hicieron todo lo posible por encubrir el hecho”, detalla.

Para ella el ataque a Raúl fue un mensaje para todos los que luchan y afirma que “nuestra peleas legales también son un mensaje a ellos de que no vamos a permitir ninguna muerte más por trabajar, así como tampoco vamos a dejar impune la doctrina Chocobar, que legaliza el gatillo fácil”.

Raúl Godoy, Mariano Pedrero, abogado y Natalia Hormazabal

Lesa humanidad, la lucha continúa

“Este año desde el CeProDH volvimos a presentarnos como querellantes y representamos a todas las víctimas, en el juicio La Escuelita. Este es un nuevo tramo de la causa, quinto juicio en que soy querellante. En los tres primeros lo llevamos adelante junto a la abogada Ivana Dal Bianco. Muchas de las causas de lesa humanidad en todo el país se traban en la etapa de instrucción, o no se elevan a juicio o no se constituye los Tribunales. Por eso este es un logro importante”.

Las abogadas Ivana Dal Bianco y Natalia Hormazabal

El Concejo Deliberante de Neuquén

“Este 10 de diciembre asumo la banca en el Concejo Deliberante, acá en Neuquén. Ganamos esta tribuna de lucha en 2017, haciendo una fuerte campaña desde el PTS-FIT mostrando lo que hacemos en las calles, en las fábricas y tribunales”.

Natalia dice que intervienen en las peleas electorales,“sabiendo que lo que se disputa es la conciencia del pueblo trabajador. En esta banca, como lo hacemos desde las cuarenta bancas del FIT en todo el país, vamos a seguir peleando por los intereses de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Así como la defensa de las libertades democráticas”.

Para ellos el desafío en estas elecciones, es enfrentar la polarización, “votar a Macri-Pichetto o Fernández-Kirchner, es resignarse al mal menorismo. En este sentido el desafío que tiene el FIT-Unidad es muy grande”. En esta lista Raúl Godoy es candidato a diputado nacional que lleva a Nicolás del Caño a candidato a presidente.

Raúl Godoy y Natalia Hormazabal

Reorganizar la energía

Recuerda cuando iba al Parque Industrial de la ciudad de Neuquén “para llevar nuestro periódico, La Verdad Obrera”. Por entonces el PTS solo tenía un periódico impreso. “Íbamos junto a Noelia Barbeito (exsenadora mendocina), y ahí conocemos a las obreras textiles”.

O cuando junto a sus compañeros ceramistas Raúl, Chicho, Chaplin Blanco “nos íbamos a la fábrica Stefani, hacíamos asambleas, hablábamos con los obreros. Aprendí y aprendo muchísimo con ellos”.

El 31 de enero de 2016, cursaba su noveno mes de embarazo, cuando las obreras textiles, comienzan a defender su fuente de trabajo, después que el patrón cerrara la fábrica de madrugada. “El día que nace Iñaki, 8 de febrero, estuve a la mañana en una audiencia, desde las 9 hasta las 14 h. Comencé a tener contracciones ahí, en la Subsecretaria de Trabajo, y solo sentía la bronca y la indignación”.

Señala que desde que nació su hijo reorganizó su energía, duerme menos como todas las mujeres que son madres. “Trato que mi hijo sea parte de las cosas que elijo hacer, pero que también tenga sus espacios. En esto nos completamos mucho con mi compañero, que está muy presente en la vida de nuestro hijo”.

Neuquén: la provincia de Vaca Muerta y desigualdad social

Natalia afirma que Neuquén es la capital de la precarización y la desigualdad. “Toda la riqueza que genera Vaca Muerta, el gobierno provincial no lo destina a la construcción de viviendas, al extendido de gas natural para todas las casas de los trabajadores, tampoco se ve reflejando en el sistema básico de servicios públicos como la educación y la salud. En cambio se privilegia la riqueza de las petroleras”.

Desde el FIT-U plantean que no hay otro camino que darlo vuelta todo, para poner las prioridades de las amplias mayorías por delante, “y no como hacen los candidatos burgueses que tienen como prioridad pagar al FMI, y gestionar el Estado para que se hagan más ricos los empresarios”.

“Hay que terminar con este sistema de opresión y miseria. Y en esa gran tarea ponemos nuestras vidas”, concluye la abogada militante.

Te puede interesar: Decenas de referentes de derechos humanos apoyan candidaturas antirrepresivas del FIT-Unidad







Comentarios

DEJAR COMENTARIO