×
Red Internacional

La rebelión de los médicos residentes del Hospital de Trauma y Emergencias Dr. Federico Abete de Malvinas Argentinas puso de manifiesto, una vez más, que el distrito gobernado por Leonardo Nardini del Frente de Todos sigue profundizando la política de precarización de la salud pública.

Mei CabreraDelegada SUTEBA de EES N° 30

Sandra DominguezLista Marrón SUTEBA Gral. Sarmiento

Miércoles 28 de abril | Edición del día

Los salarios y el agua

El viernes 23 los médicos residentes, hartos de los bajos salarios, de no tener obra social ni ART dijeron basta y se organizaron en Asamblea. Allí definieron las primeras medidas y se movilizaron junto a organizaciones sociales y políticas al palacio municipal. Allí entregaron a los funcionarios su pliego de demandas. De esta manera hicieron pública la terrible situación en la que deben llevar adelante su tarea en medio de la segunda ola de la pandemia. Es que, en Malvinas Argentinas, la primera línea tiene que pagar de su propio bolsillo el agua potable porque en el interior del hospital no cuentan con ese servicio.

Te puede interesar:Médicos residentes de Malvinas Argentinas se movilizan al palacio municipal

En un distrito con casi 400 mil habitantes y gobernado por el peronismo desde su creación en 1995, la abrumadora mayoría de la población no cuenta con agua de red, difícil cumplir con las normas mínimas de bioseguridad recomendadas desde el inicio de la pandemia. En este distrito del AMBA, que se encuentra en Fase 3, el actual intendente Leonardo Nardini también es el vicepresidente de AySA (Agua y Saneamientos Argentinos). La bronca de los residentes también puso de manifiesto que los pacientes en los que atienden también carecen de un servicio elemental, el agua.

El fin de semana votaron en asamblea realizar paro activo y así desde el lunes 26 vienen realizando jornadas de difusión, aplausos y movilizaciones al palacio municipal. Ese mismo lunes se hizo evidente que "sin residentes no hay hospital" tal como ellos coreaban mientras se movilizaban. Los funcionarios del gobierno municipal lo saben y en pocas horas comenzaron los aprietes y amenazas de despidos a quienes se organizaban para luchar contra la precarización laboral.

Es criminal despedir médicos en pandemia

Es de público conocimiento la situación crítica en la que se encuentra el sistema sanitario y el agotamiento de la primera línea que viene peleando sin tregua desde marzo del 2020. Y lo hacen con total compromiso hacia los pacientes pero en condiciones laborales terribles. El Estado, a lo largo de los diferentes gobiernos, viene llevando adelante una política de desfinanciamiento y precarización del sistema de salud público.

El Estado, en este caso municipal y como también lo hacen los privados, no tuvo ningún problema en despedir y amenazar con despedir a médicos residentes de un hospital público en medio de la pandemia. Así lo denunciaron los médicos del Hospital Abete en sus redes sociales. El gobierno de Leonardo Nardini busca por todos los medios que esa organización por abajo de los trabajadores no se extienda ni al resto del hospital ni el resto de las dependencias municipales que también sufren la precariedad laboral.

El intendente había dado un aumento del 40% el 22 de Abril y planteado: “es el aumento más significativo de la región y su gestión”, lo que no dijo es que el sueldo y las condiciones de trabajo en el Hospital Municipal de Trauma son de las peores en toda la provincia. Como publicaron los residentes en su Facebook actualmente cobran la mitad que los residentes de la provincia, 36 mil pesos y no cuentan con obra social, aguinaldo, y son parte del Programa de Becas, por lo que no figuran en relación de dependencia con el Municipio. Nardini se jacta de su “compromiso de priorizar la salud de vecinos y vecinas” pero no son más que palabras vacías que contrastan con una realidad de médicos sobrecargados de trabajo, sin derechos y con salarios bajo la línea de pobreza.

Te puede interesar: Contundente paro de médicos residentes del Hospital de Trauma Dr. Federico Abete

Los trabajadores de la salud se rebelan

A pesar de todas las dificultades los trabajadores de la salud están empezando a rebelarse. El estandarte lo llevan los valientes elefantes de Neuquén que acaban de conquistar un importante triunfo luego de casi 2 meses de lucha. No sólo lograron un aumento salarial para los trabajadores de la salud sino para los estatales de toda la provincia. Ellos son quienes nos enseñan cómo luchar: autoorganizados, coordinando con todos los trabajadores de la salud en la Interhospitalaria, sumando a sectores de la comunidad en los piquetes. Hay que profundizar la organización asamblearia que conquistaron los médicos residentes del Hospital de Trauma sumando a otros sectores del hospital como enfermería, camilleros, administrativos y limpieza.

Es fundamental no sólo la unidad desde adentro sino con la comunidad y sectores en lucha. Para eso se puede impulsar una Comisión de Solidaridad dónde sumar a estos sectores y poder discutir y coordinar una campaña en todo el distrito así como la continuidad de la lucha y acciones para conquistar todas las demandas. En la zona norte ya hay precedentes de sectores que se empiezan a organizar. Porque la lucha que está planteada es no sólo de un Hospital ni de un sector, es una lucha contra la precarización de la salud y de las condiciones de trabajo que impone el gobierno de Fernández por la política de ajuste que le dicta el FMI.

Coordinación de los sectores en lucha

Hay que tomar el ejemplo de quienes se movilizaron de forma coordinada en el día de ayer, protagonizando una importante jornada de lucha que comenzó en el Obelisco porteño. Desde temprano hicieron un corte que se había votado el pasado 17 de Abril en el Encuentro de Coordinación de las luchas en la fábrica Madygraf bajo gestión obrera de Garín. Ahí se encontraron trabajadores y trabajadoras del Hospital Larcade, la Clínica San Andŕes, el Garrahan, hospitales de La Matanza, ferroviarios de MCM del ferrocarril Roca, Mitre y San Martín, trabajadores de tercerizadas de Edesur como EMA y Argencobra o aeronáuticos de GPS y Securitas que también se movilizaron junto a sus compañeros de Latam que pelean por sus puestos de trabajo al igual que los obreros del frigorífico Arrebeef, que viajaron desde la localidad bonaerense de Pérez Millán para denunciar los despidos ilegales. También se hicieron presentes movimientos de desocupados y referentes de la izquierda como Nicolás del Caño y Myriam Bregman.

Ningún sector puede triunfar solo. Hace falta que seamos los trabajadores en lucha los que pongamos en pie nuestras propias instancias de debate y decisión para conquistar nuestros reclamos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias