×
×
Red Internacional

Miguel Olmedo tenía 64 años y era paciente de riesgo. Murió luego de ser obligado a trabajar como represalia por pedir licencia. Alerta Spoiler dialogó con su hija, Nidia, quien impulsa junto a una comisión solidaria, una campaña por Justicia por su padre.

Martes 3 de agosto | 12:03
MURATA S.A: LA PRECARIZACIÓN LABORAL MATA | Entrevista a Nidia, hija de trabajador fallecido - YouTube

En el programa Alerta Spoiler entrevistaron a Nidia Olmedo, hija de Miguel, el vigilador de 64 años que falleció por coronavirus luego de haber sido obligado a trabajar por la empresa Murata S.A. como represalia por haber pedido la licencia que le correspondía siendo persona de riesgo. Un verdadero crimen patronal, como ella lo definió, que refleja la situación de precarización que viven muchos otros.

“La empresa se ensañó, sólo le dieron 14 días de licencia. Todos hablamos con la empresa para que le dieran licencia que le correspondía por DNU. Le descontaron salario y lo enviaron a trabajar. Siempre fue precarizado”, contó Nidia.

Pero aclaró que no es un caso aislado y “así como pasó lo de mi papá, pasaron otras muertes que luego nos enteramos, como Martin Pino, Juan Campos. Son crímenes patronales, o mejor dicho, asesinatos laborales. Lo de mi papá fue ensañamiento, no una muerte más por covid”.

Y advirtió algo para tener en cuenta que es la relación entre la empresa y el gobierno de la Ciudad, algo que la precarización encubre: “Mi papá trabajaba para el Gobierno de la Ciudad, Murata es una empresa tercerizada. Mi papá tenía constancia médica, la empresa Murata sabían de su enfermedad coronaria. Lo convencieron que estaría bien cuidado. Mi papá fue con entusiasmo porque estaba a 3 meses de jubilarse”.

La muerte de Miguel devela el accionar de estas empresas y su relación con el Estado: “12 años trabajó mi papá para Murata. Nunca en forma continua. Lo hacían renunciar y luego volver. Pasó por muchos malos tratos y amenazas. En la Villa 31 donde se contagió no había agua y proliferaba el Covid. Ahí también falleció Ramona”.

“El DNU está pero no lo hacen respetar, no les importa la vida de los trabajadores. Sólo les importa su ganancia a costa de la vida de los trabajadores”, agregó.

Nidia junto a sus familiares y organizaciones que la acompaña lleva adelante una campaña por Justicia por Miguel Olmedo. En estos momentos están por presentar un petitorio para que el Ministerio de Trabajo de una respuesta a los pedidos de informes de la Justicia y reciba a los familiares en audiencia, como se comprometieron.

“Vamos a presentar un petitorio al Ministerio de Trabajo, es una de las respuestas que nos falta para terminar la investigación de la causa penal. El Ministerio de Salud avaló que mi papá tenía todas esas enfermedades. Mi papá no tendría que haber trabajado. Ahora las oficinas del Ministerio de Trabajo se declaran todas incompetentes. Están demorando, la investigación ya tendría que estar terminada y sentenciada la empresa. Por eso el petitorio”, dijo.

“Estamos con una Comisión Solidaria que nos acompaña, vamos a seguir yendo a los puntos donde van y viene la gente que trabaja para preguntarles cómo están con su trabajo y seguir recolectando firmas. Vamos a seguir movilizándonos. Queremos que esta impunidad se termine. Esta empresa Murata es aliada del Gobierno de la Ciudad. Tienen blindaje de medios, jueces y abogados. Por eso no salió a la luz y está tapado”, finalizó.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias