×
×
Red Internacional

Reproducimos entrevista realizada por el medio digital de Córdoba, El Resaltador, a Laura Vilches, precandidata a Senadora Nacional por la lista "Fortalecer la Izquierda" del FIT-U. Agradecemos a quienes hacen El Resaltador por permitirnos publicar la nota.

Lunes 23 de agosto | 15:11

Para acceder a la nota original, podés hacer click aquí

Multi trabajo, precarización, desempleo y sobre ocupación, son algunas características del universo del empleo. Hace unos meses, un tema está ganando ritmo internacional: trabajar menos y garantizar un salario digno.

Queremos sumarnos al debate sobre la reducción de la jornada laboral en Argentina, sobre todo, porque en tiempos de campaña electoral, diferentes sectores se han posicionado al respecto, como la izquierda -quien fue pionera en esa demanda- y el oficialismo.

Antes de entrar de lleno en el tema, vale mencionar que en nuestro país, la ley 11.544 establece una jornada laboral legal de 48 horas semanales como máximo, esto rige, claramente, para aquellas personas que tienen empleo formal, ya que el mercado informal carece de regulación.

En relación al punto anterior, ese número de horas supera a lo vigente en Chile, Brasil, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras y Ecuador.

¿Por qué hablar sobre reducir la jornada laboral? A rasgos generales, experiencias en diferentes países muestran que la productividad no se ve afectada y se mejora la calidad de vida de trabajadores y trabajadoras.

Para profundizar en la temática, El Resaltador se comunicó con Laura Vilches, pre candidata a senadora en Córdoba por la lista Fortalecer a la Izquierda en el FITU junto a Liliana Olivero.

En Argentina ¿qué sectores políticos quieren debatir el tema?

El Frente de Izquierda (FIT) planteó este debate por primera vez en Argentina en el 2017, también se vivía un clima electoral. Actualmente, este sector y el oficialismo, son quienes han hecho públicas propuestas para reducir la jornada laboral, con sus respectivas diferencias.

La entrevistada nos explicó que la propuesta que tienen como bandera, consiste en la reducción de la jornada a seis horas, cinco días a la semana, sin afectar el salario y garantizando que, como mínimo, todo trabajador y trabajadora cobre lo que cuesta la canasta básica familiar (actualmente ronda los 90 mil pesos al mes, según la Junta Interna de ATE-INDEC).

La candidata explicó que la propuesta tiene como objetivo atacar de raíz tres problemas: la sobreocupación que tienen/tenemos quienes tenemos la suerte de tener un trabajo en blanco, trabajando en jornadas extenuantes, con un salario que no alcanza para vivir; Ir por el lado de la precarización laboral que afecta particularmente a la juventud, en un 75% en nuestro país; y a su vez, atacar las condiciones de desempleo tanto estructural como coyuntural que tenemos.

Sobre el último punto, mencionó que, si bien, los últimos datos señalan que si bien hubo un crecimiento del empleo en el último año, de 1.5%, es totalmente precario.

“Esta propuesta permitiría ir contra estos tres problemas, la reducción de la jornada laboral para trabajar todos, trabajar menos y tener derecho a una vida que merezca la pena ser vivida, y no dejar la vida en el trabajo”, dijo Vilches.

Datos para tener en cuenta (Fuente: INDEC):

En el primer trimestre de este año la desocupación se ubicó en 12,3% para las mujeres, mientras que para los varones fue de 8,5%.

En el rango de entre 14 y 29 años, la desocupación asciende para las mujeres el 24,9%, por encima del 23,9% de igual período del 2020, mientras que en varones alcanza el 17%, por debajo del mismo trimestre del año pasado (18,5%).

Por otra parte, en el Congreso Nacional circulan dos propuestas del FdT: la diputada Claudia Ormachea, dirigente de la Asociación Bancaria (AB), es autora de un proyecto de ley en el que se proponen jornadas laborales de 6 horas diarias o 36 horas semanales; Y el presentado por el diputado Hugo Yasky, referente histórico de la CTA, que promueve una semana laboral de 4 días.

“La gran diferencia que hay con los proyectos presentados por el oficialismo, es que son proyectos para la tribuna. Es medio cínico que quienes son parte del Gobierno Nacional, así como quienes dirigen grandes sindicatos, presenten una propuesta en el marco de la campaña electoral con estas características, cuando ellos podrían llevar adelante medidas y acciones concretas para conquistar la reducción de la jornada laboral”, expresó la candidata del FIT.

Además, se podría mencionar que no contemplan la idea de repartir las horas de trabajo entre toda la fuerza laboral, con salarios que cubran mínimamente el costo de la canasta básica familiar. Pero todas las propuestas impulsan el debate social, que es clave para impulsar los cambios.

¿Es posible reducir la jornada laboral en el país?

Según la entrevistada, sí. “Los recursos para esta medida deben salir de afectar las grandes ganancias empresarias”, resaltó Vilches.

En ese sentido, desde el FIT, plantean obtener ese dinero, por un lado, a partir de no pagar la deuda externa, y por otro lado, afectar las ganancias de las grandes empresas de Argentina, que están vinculadas al agro, a la megaminería contaminante, a la especulación inmobiliaria en las ciudades y en los sectores rurales.

“La reducción de la jornada laboral, está planteada al orden del día, porque es un debate internacional. Pone en discusión que con el avance de la tecnología y la ciencia se podría disminuir la cantidad de horas, así lo han demostrado experiencias pilotos en diferentes países (Suecia, Islandia, Nueva Zelanda), muestra que aumenta la calidad de trabajo, la calidad y las condiciones de vida de las y los trabajadores” enfatizó la entrevistada.

El caso de Nueva Zelanda: la empresa Perpetual Guardian probó la semana laboral de lunes a jueves, desde 2018 y tras su éxito, la aplica. ¿Cuáles fueron los resultados? la productividad de empleados/as aumentó, estos se mostraron más felices al poder pasar más tiempo con sus familias. Por otra parte, los datos relacionaron la reducción de la jornada laboral sin reducir el sueldo con un nivel mucho menor de estrés.

Posiciones en contra, que no sorprendieron a nadie

Andrés Rodríguez, número tres de la CGT, se opuso abiertamente a las iniciativas para reducir la jornada laboral, en diálogo con Radio Zónica , dijo: “Al contrario, me parece que hay que crear el mayor empleo formal posible y que la gente tenga esa posibilidad de trabajar, no solo por el ingreso sino para tener mayor estabilidad laboral. Hay que crear empleo aumentando la producción”

Esta negativa de la Central General de Trabajadores, se suma al desacuerdo planteado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien consideró “impensable” darle curso a las dos propuestas planteadas por los diputados oficialistas.

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Córdoba (BCC) criticó los proyectos presentados en el Congreso, advirtiendo que "argumentan incorrectamente" que la jornada laboral en el país es de las más extensas de la región y que una reducción de esta puede aumentar la productividad.

¿Habrán visto las experiencias en otros países y los beneficios de las mismas? ¿Qué intereses defienden al negarse a dar el debate siquiera?

“La Central dio un argumento patronal, de que hay que cuidar el empleo, y sostener el salario, y no reducir la jornada(...) creemos que hay otra perspectiva de lucha posible, que los trabajadores y las trabajadoras dejemos de discutir cuánto perdemos cada vez y pasar a la ofensiva para conquistar un nuevo derecho”, concluyó la candidata Laura Vilches.

La reducción de la jornada laboral, con un salario digno, es un debate que la sociedad comienza a dar, trabajadoras y trabajadores debemos interpelar a quienes dirigen al mercado laboral, al Estado y al empresariado.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias