×
×
Red Internacional

A horas de una huelga histórica. Multitudinaria marcha en el centro de Londres contra el aumento del costo de vida

En la antesala de la huelga de transporte que promete paralizar el país, decenas de miles de personas recorrieron las calles más céntricas de la capital británica.

Domingo 19 de junio | 14:27

A horas de que tenga inicio una huelga histórica, la mayor desde 1989, decenas de miles de personas se manifestaron en Londres contra el incremento del costo de la vida.

El Reino Unido enfrenta una situación de alta inflación, con una economía que pasará de segundo a penúltimo lugar entre los países de la OCDE. Un verano de huelgas por delante son suficientes para que en los medios se empiece a hablar de “verano del descontento”.

Te puede interesar Reino Unido: ¿Se avecina un verano del descontento?

La inflación actual en el país asciende a 9,2 %, y podría llegar al 11 % este otoño, cuando habrá otro aumento de la energía. Ya hubo un 50 % de aumento en abril y habrá otro aumento, también del 50 % en octubre, cuando empieza a sentirse el frío.

El gobierno está ofreciendo un 3 % de aumento salarial al sector público, donde el salario está congelado desde 2020, dejando a los salarios muy por detrás del costo de vida. Esta disparidad va aumentando y con ello la bronca en sectores de transporte, salud y educación.

En ese marco, la federación de sindicatos TUC convocó a las personas afiliadas a organizaciones de diversas regiones de Inglaterra y Gales. La protesta pasó por delante de Dowing Street, residencia oficial del jefe del Ejecutivo, contra el que clamaban muchas de las consignas y pancartas, y terminó frente al Palacio de Westminster, sede del Parlamento.

Los sindicatos estiman que los empleados británicos han perdido cerca de un tercio de su poder adquisitivo respecto a 2008 debido a la inflación y la falta de actualización de salarios, y aseguran que se trata del mayor retroceso de los "sueldos reales" desde 1830.

"Nosotras no hemos tenido ningún aumento de sueldo en los últimos diez años. Y en ese tiempo todo ha subido. No es solo la gasolina, son los impuestos municipales y todo lo demás", explicó a Efe Stephanie, profesora en una escuela inglesa.

Su colega Jacinta puntualiza que la crisis "se debe a la mala gestión de nuestros gobiernos". "Están gastando el dinero -argumenta- en los lugares equivocados, están llenando los bolsillos de los ricos y no están pensando ni por un momento en los trabajadores".

A lo largo de la manifestación se repitieron las pancartas con fotografías de Johnson y su ministro de Economía, Rishi Sunak, en las que se lee el eslogan: "Hay que hacerles pagar a ellos".

Una manifestante declaraba que "Ellos lo achacan todo a la guerra de Ucrania y la inflación global, pero lo que de verdad ocurre es que han gestionado muy mal el Brexit y han rechazado tomar medidas cuando podrían haber hecho algo para evitar la subida del combustible, que es lo que nos está destruyendo a todos".

La organización humanitaria Care4Calais y algunos manifestantes aprovechan la marcha para levantar la voz contra los planes de Johnson para deportar a Ruanda a solicitantes de asilo que lleguen al Reino Unido atravesando el canal de la Mancha.

"Es una medida inhumana, increíblemente cruel e inmoral", subraya durante la protesta Myriam, mientras sostiene una pancarta en contra del racismo.

"La gente está desesperada, está aumentando la pobreza y ellos necesitan a alguien a quien echarle la culpa. Es la misma historia de siempre .¿Cómo se puede dividir a la clase trabajadora? ¿Cómo encontrar a alguien a quien poderle echar la culpa? Culpen a una minoría", lamenta.

Por ahora la huelga de ferroviarios de todo el país y del subterráneo de Londres siguen en pie. Más de 40.000 trabajadores ferroviarios de toda Gran Bretaña se preparan para tres días de huelga que tendrán lugar los días 21, 23 y 25 de junio y el secretario general del sindicato del transporte RMT, Mick Lynch, alertó este domingo de que los paros pueden extenderse a más sectores ante la crisis.

Te puede interesar Huelga histórica de ferroviarios paralizará al Reino Unido

Se espera que los sindicatos de la salud y de docentes hagan una votación para definir si van a la huelga o no.

Desde las leyes anti sindicales bajo el gobierno de Thatcher, un sindicato para poder llamar al paro tiene que hacer una votación oficial entre toda su membresía y para que el resultado se considere válido hay que superar el 50 % de participación de voto. Si se consigue un mandato, este dura 6 meses (por lo menos en docentes universitarios) y si no se convoca a la huelga en ese plazo hay que hacer una nueva votación (que es muy desgastante).

El sindicato de docentes, National Education Union (NEU), declaró al periódico Observer que si para el miércoles no recibían una oferta salarial que se acercara a la inflación, pondrían a votación entre sus 450.000 miembros la huelga, que sería en el otoño boreal, entre septiembre y octubre.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias