×
×
Red Internacional

Las mujeres sabemos que nuestros derechos los vamos a ganar peleando, solo las y los diputados del Frente de Izquierda Unidad le ponemos el cuerpo para ganar nuestras demandas en las calles y la legislatura.

Natalia MoralesDiputada del PTS-FIT en Jujuy | @NatuchaMorales

Martes 25 de mayo | 10:42
Las mujeres al frente en Jujuy - YouTube

Las marchas por justicia por Cesia Reinaga, los cortes de ruta por aparición de Iara Rueda y Gabriela Cruz en Palpalá, la organización de vecinas y vecinos para buscarlas, los casos de Roxana Mazala y Alejandra Álvarez y la respuesta represiva del gobierno, motorizaron durante el 2020 la bronca que arrastran las mujeres y familias trabajadoras de hace años llenando cada rincón de las calles de toda la provincia de manera espontánea en las marchas masivas y acciones por Ni Una Menos, acciones en las que estuvimos presentes, en cada una, desde la agrupación de mujeres Pan y Rosas y el Frente de Izquierda.

Con nuestra fuerza obligamos a los dinosaurios de la UCR y el PJ a abrir la Legislatura y que aprueben la Ley Iara, pero desde que la votaron, nuestras vidas no cambiaron en nada, no nos engañan, es una ley sin presupuesto que no salva ninguna vida, como bien señalan familiares y vecinos de Iara, quienes continúan peleando por justicia.

Dimos una importante pelea para que la Ley contra la violencia de género sea con presupuesto, presentando un despacho de minoría que hacía eje en medidas de prevención especificando un plan donde se de cuenta la construcción de refugios cada 10 mil habitantes, que existan equipos interdisciplinarios con plenos derechos en cada ciudad y localidad, subsidios para mujeres sin trabajo de 30 mil pesos sin restricción, el acceso a la vivienda sin cupos y licencias y traslados en el ámbito laboral y educativo.

Fuimos la voz cantante que denunció hasta el final la falta de presupuesto de la Ley que aprobaron diputadas y diputados de la UCR y el PJ, y que posteriormente se coronó con el aval de los mismos sectores políticos en diciembre destinando menos de dos pesos por mujer, por día, para políticas contra la violencia de género, establecido en el presupuesto provincial votado en diciembre del año pasado. Un escándalo!

Además presentamos en estos años en la Legislatura y en los concejos de San Salvador, Palpalá y Libertador, proyectos para medidas de de emergencia contra violencia de género con presupuesto, por el cupo laboral trans, por ESI sin injerencia religiosa y con perspectiva de género, contra la represión y derecho a la vivienda de mujeres, medidas de emergencia contra la violencia de género durante la pandemia. El Comisión de Género de la Legislatura también presentamos proyectos por jardines maternales gratuitos en profesorados y la universidad, por boleto gratuito para trabajadoras del sistema de salud durante pandemia, por licencias contra la violencia de género sin restricción, entre otros. Todos estos proyectos necesarios y urgentes, que es parte de la agenda del movimiento de mujeres y las trabajadoras, fueron archivados o rechazados por la UCR y el PJ, una clara muestra de que nuestra vida no es prioridad para estos partidos que dicen que les importa la vida de las mujeres, pero solo ponen 1,4 pesos por mujer para prevenir la violencia de género.

En estas elecciones es muy importante que se siga escuchando nuestra voz, la voz de las mujeres y disidencias, en la Legislatura y los Concejos. Para fortalecer nuestras luchas y las que vienen no da lo mismo que la izquierda pierda sus bancas, como pretende el bipartidismo en la provincia, que viene de proscribir hace un año a nuestro compañero Gastón Remy, y como también intentan hacer manteniendo el piso proscriptivo del 5% de todo al padrón para ingresar a la Legislatura.

Para dar esta pelea venimos encontrando en cada recorrida, en cada volanteada, en las redes sociales, cientos de personas que apoyan estas ideas, pero que también están hartas de los políticos de siempre, de las dinastías familiares que gobiernan hace años, esto sumado al adelantamiento de las elecciones en Jujuy, mientras que a nivel nacional se dictaron nuevas restricciones pero sin medidas contundentes. Por eso es muy importante que cada simpatizante del Frente de Izquierda Unidad, y de la Agrupación de Mujeres y Disidencias Pan y Rosas, tome en sus manos la tarea de difundir estas ideas y propuestas para que lleguen a cada barrio, a cada localidad, a cada lugar de trabajo y estudio, para así poder superar el piso que impone el gobierno y superar los 30.000 votos.

Ni calladas ni sumisas

A un año de la pandemia las mujeres y la juventud somos las más golpeadas por la situación de crisis económica, social, política y sanitaria. Las demandas por tierra y vivienda como se vio en Libertador, la pelea por el derecho a trabajar sin ser reprimidas multadas o enjuiciadas, como es el caso de Manteras de Palpalá y ambulantes en toda la provincia, el desabastecimiento y la falta de insumos en los hospitales, como denunciaron trabajadoras de salud, la vuelta a clases con condiciones seguras, la creación de verdaderas escuelas y vacunas para esenciales, como piden las maestras, las los y les jóvenes que se rebelan contra la violencia policial y por el derecho a tener un futuro, entre otras problemáticas, se expresaron en organización por sectores de trabajadoras, trabajadores y jóvenes, en los barrios y con enfrentamientos a las políticas del gobierno en las calles y en las redes sociales.

Desde el FITU sabemos que luchando se consiguen nuestros derechos, pero es momento de redoblar la apuesta y prepararnos para los golpes que se vienen. Por eso, es necesario que cada una de las luchas supere la organización sectorial, y busque la coordinación entre todos los sectores para generar unidad y una potente fuerza capaz de torcer el brazo a las políticas de hambre y miseria que depara el sometimiento del país al FMI. Donde los sindicatos y centros de estudiantes sean la herramienta de organización que se ponga a la cabeza para lograr las mismas, forjando la unidad con aliados de nuestra clase como nuestros compañeros de trabajo y de estudio. Para conquistar esa unidad y organización, desde nuestro partido, el Partido de Trabajadores Socialistas/FITU, y desde Pan y Rosas, estamos poniendo toda nuestra fuerza a disposición de la misma.

Referentes y luchadoras que defendemos esta perspectiva somos parte de las listas del FITU, y te invitamos a participar de una merienda de mujeres y disidencias, donde queremos compartir experiencias y opiniones, debatir y decidir cómo continuar organizadas y cómo desarrollar esta enorme campaña a pulmón en toda la provincia, por que la izquierda tiene que estar en los Concejos y la Legislatura.

Contacto: 0388-154703703




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias