×
Red Internacional

África.Movilizaciones masivas en Chad contra la junta militar y el imperialismo francés

Una semana después de la muerte del dictador Déby, la junta militar y Francia se enfrentan a movilizaciones masivas de la oposición y las clases populares chadianas.

Miércoles 28 de abril | 09:51

Este martes 27 de abril, una semana después de la muerte del Dicator Idriss Déby y la constitución de un Consejo Militar de Transición (CMT) al frente del país, se realizaron movilizaciones a instancias de la oposición civil y política en todo el país y en particular en el la capital, N’Djamena. El discurso de Emmanuel Macron rindiendo homenaje a Idriss Déby y apoyando a su hijo, Mahamat Déby al frente del CMT habría encendido la pólvora, empujando a las clases populares y a la juventud a las calles contra la “Françafrique” (África francesa) y la dictadura militar.

El Consejo Militar de Transición, la junta militar y el nepotismo al servicio de los intereses franceses

El momento de las lagrimas de los imperialistas y de los funerales de Idris Deby consistió principalmente en unaclara agenda antidemocrática. La CMT, apoyada por Francia y encabezada por Mahamat Idriss Déby, inició los ataques: disolución de la asamblea nacional, del Gobierno y la organización de elecciones en 18 meses. Si bien la constitución afirma que es el presidente de la Asamblea Nacional quien se supone que tomará el poder en caso de una vacante en la función presidencial, Emmanuel Macron, por su parte, ha reafirmado el apoyo de Francia a un régimen dictatorial dirigido con mano de hierro.

De hecho, la desestabilización de la situación del país preocupa especialmente a Francia que, en la región, ha tenido históricamente al Chad como un aliado geoestratégico central en términos de seguridad, el control antiterrorista, militar y económico.

Gassim Chérif, estudiante exiliado en Francia y activista político en la oposición a la junta, recordó a Révolution Permanente que "Macron cambia de forma, pero actúa como un Foccart [nombre del asesor de De Gaulle al frente de la red de influencia de Françafrique]. Su interés es la defensa de su recinto en el África occidental francófona. Francia es muy lúcida en lo que hace y es la continuidad en su política desde 1960, con ella Chad nunca ha conocido la alternancia política pacífica”.

Emmanuel Macron, rápidamente reunido por la Unión Africana y el presidente congoleño, reafirma primero su apoyo a la junta militar para una transición organizada por el ejército antes de cambiar de opinión en vista de la escala de las movilizaciones de hoy. El G5 Sahel (coordinado por Francia e integrado por Burkina Faso, Chad, Mali, Mauritania y Níger) habría encomendado en particular a 2 de estos miembros que asistieran a las negociaciones entre la oposición y la junta militar, mientras que esta última fue recibida por el autoproclamado presidente.

Movilizaciones masivas contra Françafrique

Tras el discurso de Macron en el funeral del dictador Déby, la reacción de la oposición política y de las organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil fue rápida. Como nos recuerda Dobian Assingar, entrevistado por Révolution Permanente y presidente honorario de la Liga de Derechos Humanos en Chad, que ha sufrido este martes la represión: “es un escándalo que el presidente de la República Francesa venga a apoyar [a la junta]. El consejo militar de transición que violó la constitución. ¡Y quién también pone en el poder al hijo del expresidente que nos gobernó con mano de hierro durante 30 años! ¿Y ahora deberíamos ver perpetuado el mismo sistema?".

Una movilización masiva ha atravesado el país desde la mañana, en N’Djamena y en el sur del país. La convocatoria fue hecha por el movimiento “Waki Tama” (Llegó el momento) que agrupa a varias organizaciones de derechos humanos así como a partidos de oposición al régimen como el Partido del Cambio y la Unión Nacional por la Democracia y la Renovación. Miles de manifestantes protestaron a lo largo del día en toda la capital, y especialmente en los barrios obreros del sur de la ciudad.

Además de su rechazo a la junta militar, los jóvenes y gran parte de las clases trabajadoras chadianas, también han manifestado una fuerte oposición a la influencia de Francia. En un país con una tradición histórica de presencia francesa tan importante, donde Francia tiene varias bases militares, pero también donde están presentes las mayores empresas francesas, la aparición de mensajes contrarios a la Françafrique en las movilizaciones es histórica.

Además de la imagen de varias estaciones de servicio Total quemadas por los manifestantes, así como carteles muy precisos de "Macron y Francia, fuera!", Cabe señalar que a diferencia de la mayoría de movimientos sociales que han atravesado muchos países de la región en los últimos años, Francia está hoy, como en el caso de Senegal, muy claramente identificada como responsable de la situación económica y política de la que sufre la población. Una situación que preocupa tanto a las autoridades francesas que rápidamente cambiaron de opinión respecto a su anterior mensaje político.

Temiendo una desestabilización de la posición francesa en la región, Emmanuel Macron y el presidente congoleño Félix Tshisekedi dijeron en un comunicado conjunto su apoyo a “un proceso de transición inclusivo, abierto a todas las fuerzas políticas chadianas, liderado por un gobierno civil de unidad nacional y que se espera lleve al país a elecciones en un plazo de 18 meses”, y condenando la represión de las manifestaciones.

Debemos ver en esto la hipocresía absoluta del gobierno francés, en gran parte responsable de la situación que atraviesa actualmente Chad, ya sea por una tradición histórica de sometimiento del país a los intereses del imperialismo, o por sus sucesivas intervenciones militares, su apoyo a los peores dictadores de la región como Idriss Déby y la junta militar.

Según varias ONG, la represión, financiada y armada por Francia, provocó cerca de 9 muertos y muchos heridos. Un alto precio para un primer día de movilización. Como afirma Murielle Debos, investigadora especializada en Chad en el diario francés Le Monde, “ es cierto que el ejército chadiano está mejor entrenado y es más combativo que los otros ejércitos de la región. Pero Francia y Estados Unidos, que han establecido programas de cooperación militar, no podían ignorar que estaban jugando con fuego. El ejército, aclamado por su destreza sobre el terreno, también es culpable de abusos contra civiles en Chad y en los países en los que ha intervenido, en particular en la República Centroafricana. Último episodio hasta la fecha: soldados chadianos cometieron violaciones en Níger ”.

Los manifestantes también fueron muy claros contra el mensaje de la junta militar, armada y financiada por Francia: ¡no habrá transición democrática con el imperialismo francés!

Las clases populares chadianas muestran el camino

Entrevistado por Révolution Permanente, Gassim Chérif recuerda que la mayoría de los sectores de la oposición hoy en día tienen intereses en la presencia francesa en Chad, y en particular la burguesía chadiana : "la burguesía local quiere mantener sus prerrogativas, que está en la oposición o en el gobierno, al igual que con el franco CFA (moneda de los países francófonos). No hay personaje que se destaque independientemente de la política francesa”.

En este sentido, la independencia de Chad y la posibilidad de que las clases populares decidan por sí mismas su destino no se hará a raíz de una negociación con el imperialismo francés. Los manifestantes de hoy han mostrado el camino hacia la verdadera independencia de Chad, enfrentando la represión de la que son responsables Francia y la junta militar. Anasse Kazib, dirigente ferroviario y de la Corriente Comunista Revolucionaria le dijo que “¡Contra la represión, la junta militar y el imperialismo francés, el movimiento obrero y la juventud francesa deben afirmar su apoyo al pueblo chadiano! ¡Fuera de Francafrique!”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias