×
×
Red Internacional

Marcharon al Municipio de Lomas de Zamora en reclamo de arreglo de las unidades, frecuencias y contra el hostigamiento a quienes reclaman por sus derechos laborales.

Jueves 11 de noviembre | 22:07

Desde temprano un grupo de choferes de las líneas 540-553 se concentró en la estación de Lomas de Zamora para marchar al municipio, apoyados por cientos de personas enroladas en organizaciones gremiales, políticas y sociales. (MTR, MTL, MULCS, Polo Obrero, La Marrón docentes y auxiliares, Tribuna docente, Ate Sur entre otras).

En el recorrido, vecinos y vecinas, trabajadores y comerciantes los saludaron y aplaudieron porque conocen como trabajan: Vienen denunciando hace semanas que Autobuses Bs. As, la empresa concesionaria de esas líneas de colectivos, realiza una desinversión en el mantenimiento de las unidades generando todo tipo de inconvenientes, no solo a los usuarios sino también a los propios trabajadores, en quienes recae la bronca de los primeros.

Quique, chofer de la línea, declaró a La Izquierda Diario que “los servicios durante la pandemia disminuyeron notoriamente, pero a medida que se restableció todo, la demanda es cada vez mayor y no hay respuesta de parte de la empresa. (…) La cara visible somos nosotros y, a pesar de que le ponemos el pecho y la responsabilidad, no vemos un compromiso del otro lado.”

En el petitorio que contiene la firma de casi todos los compañeros de la línea denuncian que “Todos los días se rompen coches por frenos, dirección, puertas, filtraciones de agua los días de lluvia, gomas en mal estado, tren delantero flojo” y Quique agrega “La desinversión es muy notoria. Basta ver que en todos los recorridos quedan un montón de unidades tiradas, con desperfectos mecánicos o de otro tipo. Fiel reflejo de la falta de inversión”.

Autobuses Bs. As. es un emporio empresarial del transporte que gestiona 115 líneas en todo el país, 8 de las cuales recorren Lomas de Zamora. Y, como sucede en otras líneas, los subsidios millonarios que reciben en cuanto al gasoil, a las cubiertas y funcionamiento de la línea no son volcados al servicio sino a sus ganancias netas acrecentadas por semejante desinversión. Haciendo cuentas, un chofer nos dijo al respecto que “cada coche, debe recibir 700 mil pesos por mes de subsidio. Ande o no ande. Por lo cual a la empresa les conviene mucho más tenerlo en los talleres que tomando servicio”.

Refiriéndose al reclamo, la candidata a concejal por el Frente de Izquierda Unidad en Lomas de Zamora, Paula Canalis, denunció que “los concejales del Frente de Todos votaron la cesión de estas líneas a Autobuses Bs. As. Son líneas que van por barrios populares muy carenciados del distrito. Sin embargo, aún siguen mirando para otro lado ante el vaciamiento empresario y la desinversión, en una actitud cómplice de estos empresarios inescrupulosos que vulneran derechos y degradan la vida de miles de personas que tienen que viajar a sus trabajos y estudios. Los trabajadores tienen nuestro total apoyo”.

***

“¿Pasó hace mucho el colectivo don? Se fue recién. Pero olvidate. Podes esperar hasta 2 horas este bondi”. Este diálogo es repetido y parece calcado en todas las paradas de los barrios y recorridos donde pasan dichas líneas.

Al respecto, los trabajadores denuncian que de 25 coches de la línea 540, la empresa tiene funcionando sólo 22 y de 22 coches que posee la línea 553, están en uso 16. Esto sin contar los que se rompen que reducen estas cifras. Ahí se encuentra la causa profunda de la degradada frecuencia de los colectivos.

En la movilización al municipio, además de denunciar públicamente el reclamo, exigen a las autoridades que son “el poder concedente”, es decir, el que les cede las trazas para desarrollar su actividad, que

imponga “la urgente inversión en renovación de unidades y mantenimiento adecuado, una frecuencia acorde que incluya refuerzos en horas pico y el respeto de los derechos laborales”.

Además, reclaman el cese de la persecución y suspensiones a los trabajadores que denuncian estas irregularidades y violación de derechos laborales que, como dijeron hoy “llegan al colmo de suspender a compañeros que se niegan a tomar servicio porque el coche no anda, porque no frena o porque no dobla”.

Junto con todo el pliego de reclamos, el cuerpo de delegados independiente de las líneas 540-553 que no está alineado con la conducción central de la UTA ni con la interna de Bustinduy (cercana al grupo DOTTA), está exigiendo a la UTA y a su Consejo Directivo Nacional que tome cartas en el asunto y apoye el reclamo de los trabajadores de la línea.

Es imprescindible un plan de lucha que incluya la unidad de los trabajadores de las distintas líneas de la zona, empezando por las otras 6 que gestiona esta empresa para que, en alianza con los usuarios y otros trabajadores, se le imponga las demandas que se reclaman. Pero si Autobuses Bs. As. no quiere dar curso a las soluciones pertinentes, que se municipalice y sea gestionada por sus propios choferes y trabajadores que conocen todas las necesidades de una línea acorde, segura, en condiciones de dar un servicio público esencial.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias