×
×
Red Internacional

Negocios mineros. Morales fue a la feria minera de Canadá a vender un par de cerros y salares

Funcionarios nacionales, provinciales y gobernadores ofrecen los recursos naturales ante las multinacionales mineras reunidas en Canadá. Hablan de “transición energética”, aunque apuestan a Vaca Muerta. Un collage del “país factoría”.

Miércoles 15 de junio | 10:42

La Feria Minera (PDAC) que comenzó esta semana en la ciudad de Toronto, Canadá, es un evento top. Allí el capital minero en “modo demanda” busca cerros, salares y otras porciones del planeta para hacer sus negocios.

Junto con ellos en “modo oferta” se encuentra los funcionarios de los distintos Estados que alientan el ingreso de las inversiones mineras, una suerte de rematadores de los recursos naturales.

Por Argentina estuvieron presentes ministros nacionales, provinciales, gobernadores de provincias con alta actividad minera como es el caso de Gerardo Morales (Jujuy), entre otros.

Desde la virtualidad acompañó el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien aclaró en tuiter que se vuelo fue cancelado, aunque no voló, ese mismo día volaron hacia abajo los bonos CER y tuvo que ceder una mayor tasa de interés a los buitres financieros.

Al mismo tiempo el gobierno nacional envió un mensaje a la feria anunciando nuevas facilidades en el esquema de retenciones para la inversión minera en cobre. Este mineral viene atrayendo las principales inversiones en los últimos años (San Juan y Catamarca).

El segundo lugar de las inversiones lo ocupa el litio con distintos proyectos avanzados y dos en funcionamiento. El precio del litio está por las nubes. La guerra en Ucrania le metió presión y así gigantes del sector como Allkem (fusión de Orocobre y Galaxy) en Sales de Jujuy mejoró sus ganancias un 386 % en el primer trimestre comparado con el año pasado.

Del total de su producción de litio, solo el 44 % fue en grado batería, indicando el lugar de proveedores de materias primas con bajo valor agregado que le asignan las multinacionales a sus explotaciones en Argentina. Todo esto ocurre dentro de un esquema de negocios donde continúan la industrialización del litio en otros países como Estados Unidos o China.

Morales en su disertación ante los inversores afirmó que la actividad minera esta “subexplotada” y que la misma presenta un negocio donde “no hay límites”. El año pasado en Jujuy el Estado liberó 238.168,86 hectáreas para las mineras. Y por otro lado, avalaron el cierre de la minera Aguilar, dejando en la calle a 700 familias. Decían que no había más mineral, y en diciembre, se anunció la compra de la mina por el grupo Integra liderado por un ex funcionario menemista. Al final, otro negociado.

En sus palabras y hechos, los funcionarios confirman el plan de país exportador de minerales, combustibles y productos del campo que comparten los partidos tradicionales y hacia adonde apuntan todos sus esfuerzos. Detrás de los minerales hay dólares a cuenta de los pagos al FMI pero también servidos a la mesa de los fugadores.

A todo este esquema extractivista lo tratan de pintar color esperanza. Morales, inició sus palabras explicando su proyecto de “Jujuy Verde” y terminó alentando la explotación de petróleo y gas no convencional (fracking) en Vaca Muerta cuyo costo ambiental y social no tiene techo.

De lo que no habló Morales fue sobre quienes hacen posible la actividad minera. Bajo un discurso productivista, termina asumiendo el dogma, por el cual, el trabajo del minero (en este caso) es un factor más de la producción, subordinado a las decisiones del empresario, un engranaje más del capital.

Cuando en realidad, sin el trabajo del minero la actividad no podría desarrollarse, justamente se trata de ocultar a la fuerza social que puede barajar y dar de nuevo, creando un plan minero acorde a las necesidades de las mayorías y en armonía con la naturaleza. De esto último, es de lo que hay que hablar.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias