×
×
Red Internacional

Este martes, tras la filtración de un fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos que anularía la despenalización del aborto, garantizada desde 1973, miles de personas junto a organizaciones de izquierda salieron a las calles a gritar su enojo y mostrar el camino para luchar por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, y para que finalmente, Sea Ley.

Jueves 5 de mayo | 11:37

"La manifestación frente a la Corte Suprema de anoche fue solo el comienzo", tituló el sitio Left Voice luego de la movilización espontanea del lunes por la noche de varios cientos de manifestantes frente a la Corte Suprema en Washington.

Te puede interesar: A propósito del fallo que legalizó el aborto en EE.UU.: ¿quién fue Jane Roe?

Este martes, desde Phoenix hasta Los Ángeles, pasando por Portland, Nueva York y Washington, varios miles de manifestantes volvieron a salir a las calles para exigir el retiro delproyecto reaccionario de la Corte Suprema que pretende derogar el fallo Roe v. Wade, que garantiza el derecho al aborto desde 1973, en nombre del derecho constitucional de las mujeres a la privacidad.

"Abolir la Corte Suprema", "Mi cuerpo, mi decisión" y también "No vamos a volver atrás", coreaban este martes los manifestantes en las principales ciudades del país. En Nueva York, Maddie de Left Voice, parte de la Red Internacional La Izquierda Diario, recordó en su intervención el camino a seguir para obtener el derecho al aborto para todas: “¡la lucha es en las calles y en nuestros lugares de trabajo!", y señaló la lucha ejemplar de les jóvenes trabajadores LGBT de Starbucks que lucharon por denunciar la instrumentalización de las luchas LGBT de la empresa, como así también la histórica creación del primer sindicato dentro de esta multinacional.

"Las mujeres que tienen los medios económicos siempre podrán tener acceso al aborto", denunció Saga McFerland ante el micrófono de Le Parisien antes de añadir que "las personas que no tienen estos medios serán, en su mayoría, forzadas a la verdadera esclavitud que es la maternidad no deseada".

En efecto, esta decisión de la Corte Suprema, que dará su dictamen final el 30 de junio, impactará en las mujeres más pobres de la población estadounidense, y se enmarca en la continuidad de los ataques contra el derecho al aborto, como en Texas con la adopción de una ley que restringe el aborto a un período de 6 semanas de embarazo o incluso recientemente en Oklahoma con la decisión de sancionar a los profesionales de la salud que practiquen abortos.

Con la derogación del fallo Roe v. Wade, cada Estado podrá legislar sin restricciones sobre el derecho al aborto, dando así vía libre a los Estados más conservadores para avanzar en mayores prohibiciones o restricciones para millones de mujeres, poniendo en peligro sus vidas.

“Nuestro mensaje es claro: ni demócratas ni Corte Suprema”

Desde la filtración pública de las intenciones de la Corte Suprema de cuestionar el derecho al aborto, diversas figuras del Partido Demócrata han alzado la voz. Así lo hizo Letitia James, Fiscal General del Estado de Nueva York, que llamó a la multitud de manifestantes a luchar: "¡Tenemos que enfadarnos!". También se escucharon las declaraciones del presidente Joe Biden que llamó a "elegir candidatos favorables" al aborto en las elecciones legislativas de este año. Se trata de una posición hipócrita que pretende calmar y canalizar la ira de las manifestantes hacia el terreno electoral, olvidando mencionar que en los últimos 50 años (desde el fallo de 1973) los demócratas tuvieron varios períodos con mayoría parlamentaria en ambas cámaras y jamás pelearon para que el aborto se convierta en ley y deje de estar garantizado por un fallo judicial.

Mientras que las representantes demócratas decían esto en Nueva York, las manifestantes que salieron a las calles en Los Ángeles fueron duramente reprimidas por la policía.

En la calle, cientos de manifestantes portaron con orgullo el pañuelo verde, en alusión a la marea verde argentina, un movimiento de mujeres que luchó en las calles por el derecho al aborto y que obtuvo una victoria histórica en diciembre de 2020 tras la aprobación por el Senado del proyecto de ley de interrupción legal del embarazo. Símbolo de la lucha de las mujeres por sus derechos, este movimiento es una inspiración a seguir en las próximas semanas para millones de trabajadoras y jóvenes estadounidenses.

A pesar de que las organizaciones del Partido Demócrata se están negando a movilizar y depositan las expectativas en las elecciones legislativas, en Nueva York el martes un millar de manifestantes desafiaron esta política y se movilizaron frente a la Corte Suprema de esa ciudad. Nuestras compañeras y compañeros de Left Voice estuvieron peleando codo a codo junto con otras organizaciones de izquierda y activistas de la ciudad para avanzar en esta perspectiva de lucha en las calles, en los lugares de trabajo y de estudio por los derechos de las personas gestantes. Una nueva movilización se prepara para el sábado para seguir coordinando y preparar la resistencia a esta avanzada conservadora.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias