×
×
Red Internacional

Las oficinas del organismo previsional estallaron de laburantes, ocupados y desocupados, que necesitan ese (insuficiente) refuerzo de ingresos. Muchos van a reclamar que, pese a tener todos los requisitos que pide el Gobierno, la solicitud que hicieron por internet les fue rechazada. Postal de la pobreza garantizada por las políticas públicas.

Viernes 6 de mayo | 13:01
Foto 221 Radio

Como se informó ayer, miles de trabajadoras y trabajadores sin ingresos formales, de casas particulares y monotributistas estallaron de bronca al comprobar que sus pedidos para obtener el nuevo bono de $ 18.000 que dará en dos cuotas la Anses habían sido rechazados. Las redes sociales y los grupos de Whatsapp se llenaron de comentarios de gente que aseguraba cumplir con todos los requisitos impuestos por la Anses para obtener el bono y, sin embargo al gestionarlo por la web del organismo recibieron como toda respuesta “tu solicitud ha sido denegada”.

Vale recordar que este sábado es el último día de inscripción para acceder a este más que insuficiente “beneficio” que da el Gobierno del Frente de Todos en el marco de la profunda crisis económica y social. Además de poder realizar el trámite en www.anses.gob.ar, las delegaciones del organismo de todo el país abrirán sus puertas entre las 8 y las 14, según se informó oficialmente.

Ante la cuenta regresiva, al haber muchas quejas por la caída sistemática de la página de Anses y al recibir rechazos injustificados para obtener el bono, este viernes miles de laburantes se acercaron a las oficinas, generando colas que, según algunos medios, alcanzaban más de seis cuadras.

Alertados por el paisaje alterado en diferentes barrios, los medios mandaron a sus móviles a cubrir la noticia. Y al consultar a quienes llevaban horas haciendo cola pudieron corroborar que en muchísimos casos se trataba de trabajadoras y trabajadores que necesitan imperiosamente ese dinero y que cumplen con todos los requisitos. Incluso hubo quienes manifestaron que Anses se basó en datos viejos, de hasta más de dos años, para evaluar si les otorga el bono o no.

Al igual que sucedió en 2020 con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y como sucede regularmente con becas como el Plan Progresar, el Estado parece estar decidido a ganarle por cansancio a quienes menos tienen, poniendo obstáculos de todo tipo y una lista amplia de requisitos excluyentes que dejaran a muchas personas afuera.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias