Internacional

EL GOBIERNO QUIERE IMPONER MÁS AJUSTES

Miles de trabajadores se movilizaron en Costa Rica contra el FMI

En caravana vehicular y grupos de manifestantes, miles de trabajadores marcharon por las calles de San José, rompiendo definitivamente el clima de paz social de la pandemia. Entrevistamos a los principales dirigentes sindicales y de la izquierda.

Miércoles 7 de octubre | 00:42

Las organizaciones sindicales más grandes del país, como ANDE y APSE, se movilizaron desde el Paseo Colón hasta la Asamblea Legislativa, pasando por el Ministerio de Hacienda en Avenida Segunda, en el centro de la capital. Sus principales consignas iban dirigidas contra el Fondo Monetario Internacional y contra la política del gobierno de Carlos Alvarado de endeudarse con el organismo financiero.

Producto de las movilizaciones el Gobierno había anunciado que retiraba momentáneamente la política de endeudamiento con el FMI. La movilización exigió el rechazo definitivo al FMI y a la política de ajuste del Gobierno de Alvarado.

Te puede interesar: El Movimiento Rescate Nacional y el giro en la situación política nacional

Saray Esquivel, secretaria general de APSE señaló que solicitan al Gobierno “que no haga negociaciones con el Fondo Monetario Internacional” y que “como sector educación se sienten contentos por el respaldo” de la movilización

Desde el Sindicato de la Educación Costarricense también dijeron que “rechazamos las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional”

Gilberto Cascante, presidente de la Asociación Nacional de Educadores, enfatizó que “se sienten preocupados porque todos vamos a tener que pagar las consecuencias” de un futuro endeudamiento con el FMI.

Luis Chavarría de UNDECA sindicato del sector salud, dijo que “el Gobierno se vio forzado a retroceder por las movilizaciones” pero que era solamente una “maniobra” del Gobierno.

Finalmente Albino Vargas de ANEP, señaló que la posición del Gobierno, de retroceder momentáneamente en la política de endeudamiento ante las movilizaciones convocadas por el Movimiento de Rescate Nacional, “es una trampa del embustero de Alvarado, para desmovilizar a este movimiento”. Vargas fue categórico en que era parte del movimiento encabezado por Corrales.

Paola Zeledón, militante de Organización Socialista y de Pan y Rosas Costa Rica, señaló la importancia de convocar un Encuentro Nacional de Trabajadores para que la clase trabajadora pueda votar un plan de lucha, así como llamó a “mantener la independencia política de la izquierda y la clase trabajadora frente a la dirección de José Miguel Corrales, en el marco de otras medidas como el No al pago de la deuda externa, la unificación del sistema de salud para atender la pandemia, la nacionalización bajo control de trabajadores de la industria de partes médicas para producir lo necesario, impuestos a las grandes fortunas, no más despidos, suspensiones y reducciones de jornada, entre otros."

Esta movilización es importante porque es un demostración de la profunda oposición de la clase trabajadora, de los pequeños propietarios y del pueblo pobre ante la política del Gobierno de Carlos Alvarado. Durante los últimos meses el Gobierno avanzó contra la clase trabajadora atacando derechos, salarios, permitiendo despidos, suspensiones, etc. en un marco de "unidad nacional" con los partidos empresariales durante la pandemia. Ese clima de "unidad nacional" parece haber llegado a su fin y ahora la iniciativa parecen estarla teniendo los sectores más golpeados durante la pandemia.

Te puede interesar: Entre el gobierno y Corrales es necesaria una posición propia de la clase trabajadora







Temas relacionados

Protestas   /    Costa Rica   /    Fondo Monetario Internacional   /    Ajuste   /    FMI   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO