Géneros y Sexualidades

ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES EL 8, 9 Y 10 DE OCTUBRE

¡Miles con Pan y Rosas a tomar las riendas de nuestras vidas!

Falta un mes para que Rosario sea colmada por miles de mujeres de todo el país que, como todos los años desde 1986 –pero cada vez con mayor concurrencia-, se reúnen al mismo tiempo en una misma ciudad para reclamar por sus derechos.

María Chaves

Fundadora de Pan y Rosas | Socióloga

Jueves 8 de septiembre de 2016 | Edición del día

Desde Pan y Rosas estamos haciendo una gran actividad militante con plenarios, reuniones, charlas, fiestas, talleres y distintas actividades hacia el Encuentro porque motivos sobran para ir a Rosario: por Belén, la joven tucumana que pasó 900 días privada de su libertad a causa de un aborto espontáneo y bajo quien pesa una condena de 8 años de prisión; por Carla de Pilar que también perdió un embarazo y los médicos judicializaron el caso; por Yamila, rosarina, en situación similar; por las más de 300 mujeres que mueren por año en nuestro país por abortos clandestinos.

Por Marita Verón, Florencia Penacchi, Fernanda Aguirre y las más de 600 mujeres que en los últimos años fueron secuestradas por las redes de trata y prostitución. Por Candela Rodríguez, Ángeles Rawson, Melina Romero y todas las que mueren cada 26 horas por femicidios.

Por Karina, despedida de Kraft que sufrió también acoso sexual; por Jesica, trabajadora despedida de PepsiCo que enfrentó condiciones laborales discriminatorias por ser contratada, así como los aprietes del sindicato; por Macarena, joven ferroviaria cuyas tareas se encuentran suspendidas hace semanas junto a las de otros 2700 trabajadores de Ferrobaires; por Camila, metalúrgica de Siam que enfrenta las suspensiones de las PYMES que se la llevaron en pala y quieren que el ajuste lo paguen las y los trabajadores; por Paola, que integra la Comisión Interna del Hospital Alende (Lomas de Zamora) y después de 10 años no consigue pasar a planta permanente; por Andrea, que se quedó sin trabajo, es madre de tres hijos y sostén de hogar; por Nora, trabajadora del Astillero Río Santiago que enfrenta los antidemocráticos cupos sindicales; por Lucrecia, que impulsa la Comisión de Mujeres y pelea por la expropiación de MadiGraf (ex Donnelley); por Marcela, docente que tiene que hacer malabares para llegar a fin. Por todos nuestros derechos, por todas nosotras, seamos miles y miles de mujeres en este Encuentro para expresar nuestra oposición no sólo al gobierno, sino al régimen y al sistema que nos oprime.

Herencia kirchnerista, presente PRO

Durante 13 años de gobiernos kirchneristas, más de 3.600 mujeres murieron por aborto clandestino, mientras se cajoneó 5 veces el Proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. A nivel laboral se mantuvieron diferencias salariales entre varones y mujeres. Según datos de una publicación de ATE, en 2015 las mujeres eran el 52,5 % de la fuerza de trabajo precarizada (una diferencia de cerca de 1 millón respecto de los varones), una importante cantidad percibe los “planes sociales”, y son mayoría en el trabajo informal y la desocupación.

Con el macrismo, las condiciones de vida y trabajo femeninas cambiaron, sí, pero para profundizar los padecimientos. ¿Quiénes son las que más sufren este brutal ajuste? Las mujeres trabajadoras, pobres, las jóvenes, cuya vida nada tienen que ver con la de Vidal, Awada, Michetti, Bullrich, ni con las mujeres del PJ-FpV como Cristina, Bertone. Mientras se ajusta y se endeuda al país para financiar las ganancias de los empresarios, se sigue financiando a la Iglesia con cuantiosas sumas.

13 años ¿no es nada?

Se cumplen 13 años del ENM de Rosario que se realizó en 2003 y que pasó a la historia. Tuvo tres “hitos”:
1) El derecho a decidir “copó las calles”, como tituló Página 12, destacando que por primera vez el reclamo de legalización del aborto atravesó un Encuentro de Mujeres.

2) El derecho a decidir se impuso y se votó un plan de lucha en una asamblea nacional organizada por la Asamblea por el Derecho al Aborto.

3) El derecho al trabajo fue una demanda levantada conjuntamente por las obreras, ocupadas y desocupadas -que tuvieron importante protagonismo- y las feministas. Las obreras Sin Patrón con las experiencias de Brukman y Zanon fueron emblema y un ejemplo de respuesta obrera a la crisis capitalista. Como lo son hoy las mujeres de MadyGraf.

Durante todo este tiempo, un amplio sector del feminismo se integró al Estado y a las filas del kirchnerismo y concentró sus esfuerzos en una estrategia de lobby parlamentario ¿Los resultados? La década “ganada” le abrió paso a la derecha PRO, sin que se haya legalizado el aborto, con altos índices de violencia de género, feminización de la pobreza y discriminación laboral. La violencia de género se volvió tan asfixiante que a lo largo y ancho del país que cientos de miles dijeron ¡Basta! con una movilización masiva que pasó a la historia como fue el 3J en 2015. Con el macrismo estos reclamos continúan, como vienen denunciando nuestras compañeras Myriam Bregman, Andrea D’Atri, Noelia Barbeito, Laura Vilches, Virginia Grisolía, Alejandra Arreguez, Natalia Morales, entre otras.

¡Que NO decidan por nosotras! ¡Seamos miles! ¡Viajamos TODAS!

En este ENM seamos miles las que enfrentemos al macrismo, al PJ-FpV, a la burocracia, a los capitalistas y al machismo, levantando bien alto las banderas del ¡Ni una Menos! ¡No a las redes de trata y prostitución! ¡No a la homolesbotransfobia! ¡No al ajuste y por los derechos de las trabajadoras! ¡Aborto legal, seguro y gratuito ya! Porque nuestros derechos no se negocian ni se supeditan al apoyo de ningún gobierno de turno, institución, Iglesia ni Papa. Nosotras queremos decidir. Por eso también, en la Comisión Organizadora del Encuentro en Rosario, venimos dando distintas batallas políticas y una de ellas, que levantamos siempre, es que los Encuentros tienen que ser resolutivos para que unas pocas no decidan por sobre las miles que viajamos para avanzar en la conquista de nuestros derechos.

El ajuste en curso que aplican el gobierno PRO y los gobernadores provinciales kirchneristas, nos plantea la necesidad de que seamos miles para hacerle frente. Por eso decimos: ¡Viajamos TODAS! ¡No queda ninguna abajo de los micros! Y para eso desde Pan y Rosas y el PTS en el Frente de Izquierda nos proponemos desplegar una enorme actividad militante y colectiva para que todas las compañeras trabajadoras, estudiantes, amas de casa que tengan deseo de viajar a Rosario, puedan hacerlo. ¡Bastantes impedimentos tenemos que sortear con los ritmos de trabajo que nos impone la dictadura patronal, con la sobrecarga de tarea ya que en las mujeres sigue recayendo mayoritariamente el cuidado de los niños, niñas y ancianos, con los bajos salarios que reciben las jóvenes, con los “peros” que ponen a veces las parejas o las familias!

En las universidades exigimos a las autoridades que destinen micros para viajar en los sindicatos que financien el viaje. En cada escuela, fábrica, universidad, barrio, estamos empezando a armar listas de las compañeras que quieran ir. A partir de allí, entre todas planificamos todas las actividades que vamos a llevar adelante juntas, durante un mes de acá al Encuentro, para garantizarlo. Esto incluye fiestas, festivales, bingos, torneos de fútbol, cines-debates, rifas y venta de bonos, y todas las iniciativas que surjan. Y también involucra a los varones, por ejemplo en la regional CABA del PTS los compañeros están organizando para el próximo fin de semana un “torneo relámpago” para recaudar fondos para que las compañeras puedan viajar. ¡Queremos multiplicar este tipo de iniciativas por cientos de acá a octubre! No hay tiempo que perder para que podamos viajar y mostrar en las calles de Rosario una gran fuerza combativa, organizada, de miles de mujeres con Pan y Rosas. Para nuestra agrupación es un desafío muy importante, por lo que tenemos en común con las mujeres que van, pero también porque es parte de nuestra estrategia por acabar con el sistema capitalista y toda forma de explotación y opresión: única forma de conquistar una verdadera emancipación y libertad. Para eso construimos una gran agrupación con militantes del PTS y compañeras que aún no son militantes partidarias, experiencia que queremos multiplicar en forma exponencial. ¡Vamos al ENM por la conquista de nuestros derechos! ¡Súmate a Pan y Rosas a pelear por acabar con la explotación y la opresión!







Comentarios

DEJAR COMENTARIO