×
×
Red Internacional

PBA. Milei en Florencio Varela: represores y casta peronista

El diputado desembarca en el distrito bonaerense aliándose a Chicho Basile, dirigente histórico del peronismo local. Acusaciones de participación y encubrimiento en la última dictadura militar y múltiples escándalos de corrupción ligados al poder hacen al prontuario del flamante aliado de Avanza Libertad.

Lunes 30 de mayo | 12:16

El verso del discurso anti casta de Javier Milei y los falsos libertarios se descascara muy rápido. Es cuestión de investigar un poco el prontuario de sus principales aliados en las provincias y los distritos para notar que detrás de la supuesta rebeldía anti política hay mucha política, y de la más tradicional y reaccionaria.

Florencio Varela no es la excepción. Hace pocos días abrieron un local partidario de Avanza Libertad en el Cruce de Varela y las nefastas alianzas políticas no tardaron en aparecer. Desde las redes de Alternativa Republicana Federal (partido conformado por dirigentes históricos del peronismo) se anunció una agenda común de trabajo entre su principal dirigente, Francisco "Chicho" Basile, con los referentes locales de Milei, Espert y compañía. Curiosa forma de enfrentar a la casta.

Basile es muy conocido en Florencio Varela. Esta acusado de haber sido partícipe y encubridor en la desaparición forzada de personas durante la última dictadura militar, denunciado todos los 24 de marzo por la Comisión por la Memoria, Verdad y Justicia local. Junto a él están señaladas figuras importantes del poder político y judicial, siendo el más resonante el actual juez de la Corte Suprema Luis Genoud (acusado por los mismos delitos, sumado a su rol como secretario de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires en 2002 durante el asesinato de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki).

Años antes del golpe de estado, Basile militaba en las filas del peronismo junto a Genoud y Felipe Romeo (exdirector de la revista El caudillo, órgano oficial de la Triple A). Al retorno a la democracia ocupó el cargo de secretario de Gobierno durante la intendencia de Julio Carpinetti. Está señalado de haber encubierto, desde su rol institucional, a represores locales en las investigaciones por la desaparición de militantes políticos durante la dictadura.

Años más tarde, se ordenó la captura de Basile por una presunta vinculación con una célula integrada por los represores Ramón Camps y Miguel Etchecolatz. Los años de impunidad del menemismo lo absolverían. Melba Campodónico testificaría, en los juicios por la verdad del 2004, que fue Basile quien la trasladó al Batallón 601 del ejército durante la dictadura militar.

Te puede interesar: Gran movilización en Varela exigiendo Memoria, Verdad y Justicia

A comienzos de la década del 90 otro hecho pondría a Basile en la mira de la justicia. Protagonizó el renombrado caso de la "nafta adulterada", que lo involucró en un negociado que incluía un depósito clandestino de combustible en la zona de Crucecita (Avellaneda). También en este caso lograría eludir con maniobras las condenas de la justicia, que llegarían años después.

Fue funcionario de los distintos gobiernos municipales peronistas, desde Carpinetti hasta Julio Pereyra, uno de los barones del conurbano y hoy diputado nacional electo por las listas del Frente de Todos. Pese al discurso sobre los derechos humanos del kirchnerismo, Basile siguió haciendo millonarios negocios con todos los gobiernos locales durante los mandatos tanto de Néstor Kirchner como de Cristina Fernández, algo que continúa hasta la actualidad.

Fue parte también del armado político de Sergio Massa en el distrito, en las elecciones que ubicaron como concejal a Daniel Zisuela, otro dirigente del peronismo local hoy condenado por dirigir una red de trata de menores en el distrito, investigación que sigue abierta y que incluye denuncias a funcionarios municipales y miembros de todos los partidos patronales del distrito.

Hoy Basile sigue manteniendo jugosos negocios con el gobierno municipal de Andrés Watson. Millones de pesos pasan por sus empresas proveedoras municipales desde hace años, que incluyen obra pública, recolección de residuos y abastecimiento del Consejo Escolar, entre otros.

Te puede interesar: ¿Quiénes son y de dónde vienen los candidatos de Varela?

El supuesto discurso anti casta de los mal llamados libertarios hace agua por todos lados. En la realidad, sus alianzas son con las peores castas de nuestro país: la casta de empresarios, represores vinculados a la última dictadura militar y a los peores entramados mafiosos desarrollados en tiempos de democracia. Su discurso anti derechos, en contra de las mujeres, el colectivo LGTBQ, y su programa político económico al servicio del poder económico, solo se proponen avasallar todos los derechos conquistados por los trabajadores, las mujeres y la juventud. Esos armados políticos son consecuentes y coherentes con sus planes.

Te puede interesar: "Libertad” y explotación: el modelo de Milei en Tucumán es con el partido del genocida Bussi




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias