×
×
Red Internacional

El diputado de La Libertad Avanza denunció a Pablo Duggan, Fabián Doman, Paulo Vilouta, Débora Plager y Martín Candalaft, quienes cuestionaron una afirmación que realizó el año pasado donde se refirió a su espacio político como “superiores moralmente, estéticamente”.

Jueves 2 de junio | 19:58

Javier Milei demandó por cinco millones de pesos a periodistas argumentando difamación, “afectación al honor” y "daño moral". Se trata de dos denuncias realizadas en noviembre del año pasado, una radicada en el Juzgado Nacional N° 103 contra Pablo Duggan, y otra en el Juzgado N° 33, contra Fabián Doman, Paulo Vilouta, Débora Plager y Martín Candalaft.

No contento con exigirle un millón de pesos a cada periodista, también pide su “derecho a réplica”. Se trata de un ataque directo a la libertad de expresión por críticas que recibió el diputado de La Libertad Avanza ante una de sus tantas declaraciones reaccionarias.

La situación surgió cuando en el programa de Viviana Canosa, en junio del año pasado, Milei aseguró que los libertarios "somos superiores moralmente, estéticamente... y eso les duele. Los zurdos de mierda están perdiendo la batalla cultural".

Pablo Duggan se refirió a esos dichos en el programa que conducía en C5N, Desafío 2021: "hablar de superioridad estética hoy en día es algo horrible (...). Pero la superioridad estética tiene mucho que ver con la supuesta superioridad racial, que fue uno de los grandes argumentos y estandartes del nazismo".

Por su parte, en Intratables Doman planteó que hablar de “estéticamente superiores” era un concepto “facho”, Candalaft y Vilouta que era "un concepto muy nazi" y Débola Plager lo refirió como "un concepto muy hitleriano".

Para Milei estas declaraciones constituyen un "rally difamatorio fuera de control". En su escrito asegura que tiene "una excelente relación con la comunidad judía" y que "no hay asociación judía en todo el país que pueda reprocharme acto discriminatorio alguno".

Lo cierto es que con esta denuncia Milei busca atacar la libertad de expresión. No sorprende de alguien que trabajó para el genocida Antonio Bussi, condenado por delitos de lesa humanidad e interventor de facto de Tucumán entre 1976 y 1978, y que también llevó como segunda en su lista a la ferviente defensora de genocidas, la diputada Victoria Villarruel.

Tras darse a conocer la noticia en una entrevista Débora Plager afirmó “que un legislador de la Argentina, con aspiraciones a cargos políticos más altos, entienda que los periodistas que son críticos son objeto de una presentación judicial, es una clara afrenta contra el periodismo libre”. Por su parte Duggan publicó en su twitter que se trata de un “Intento de mordaza contra periodistas por parte de @JMilei. Para los que dudaban de su falta de tolerancia, denunció a 5. No aguanta una crítica”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias