×
×
Red Internacional

Fueron las declaraciones de la dirigente social detenida desde el 16 de enero de 2016 en su programa radial emitido por Radio El Destape el pasado sábado 2 de enero. Lo que no se puede ocultar es la responsabilidad de Morales y el apoyo que le da el PJ-FdT para haber instalado en Jujuy un régimen policíaco.

Lunes 4 de enero | Edición del día

El sábado 2 de enero en su programa radial denominado “Resistiré” que se emite por Radio El Destape, Milagro Sala, fue crítica con el gobierno nacional respecto a su postura frente a los presos políticos.

“A pesar de que estamos viviendo con el gobierno nacional y popular, que ya ha cumplido un año, porque el 10 de diciembre se ha cumplido un año de Alberto y Cristina como gobierno nacional y popular, nosotros, los presos políticos, seguimos”, afirmó Sala.

Entre otras declaraciones, se refirió también a cómo fue caratulada su condición de detenida, recordemos que organismos internacionales como la OEA y la ONU se pronunciaron al respecto, calificando su detención de arbitraria.

“Algunos por ahí en algún momento quisieron dar la discusión de que estábamos con detenciones arbitrarias. Que le pongan el título que quieran, pero al fin estamos presos”.

Recordemos que Milagro Sala fue detenida el 16 de enero durante un acampe en la Plaza Belgrano, frente a la Casa de Gobierno, cuando realizaba una protesta junto a miles de trabajadores integrantes de la Red de Organizaciones Sociales, a la espera de ser recibida por el recién asumido Gerardo Morales.

A partir de esta detención motivada por una causa contravencional la Justicia inició un conjunto de causas con la cual, pese a haber caído la contravención, le permitieron emitir condenas con las cuales aún la mantienen detenida.

Sala también recordó, "Hasta el día de hoy no tenemos ninguna clase de solución. Algunos seguimos con domiciliaria, que no es nada grato". Un mismo reclamo que hizo público cuando el pasado 8 de noviembre el ex Presidente depuesto, Evo Morales, la visitó en su domicilio donde cumple su condena; a diferencia del Presidente, Alberto Fernández, que viajó a la provincia de Jujuy para encontrarse con Evo y no la visitó. Una actitud opuesta a la que tuvo Fernández cuando integraba el Frente Renovador y, a pesar de ser Sergio Massa uno de los ideólogos de la cruzada contra Sala como candidato presidencial de Morales, viajó a la provincia a visitar a Sala el 31 de diciembre de 2016 y denunció su arresto ilegal y arbitrario.

Te puede interesar: Milagro Sala: “Seguir detenida en un Gobierno nacional y popular es muy doloroso

La detención de Sala ha sido utilizada por el gobierno de Gerardo Morales como una gran política de Estado en pos de disciplinar a los dirigentes sociales, sindicales y a la izquierda. Para ello puso en pie un régimen policíaco creando el ministerio Público de la Acusación (una suerte de Gestapo) y ampliando el número de jueces del Tribunal Superior para obtener una mayoría propia.

Este fin de año, Morales, hizo un enroque de funcionarios con tal de aceitar su régimen policíaco. Elevó a juez del Tribunal Superior, al ministro de Justicia, Ekel Meyer, quien lideró la detención de Sala, y por otro lado, al comisario Corro lo ubicó en el sillón de ministro de Seguridad que debutó con una feroz golpiza policial a jóvenes en el barrio Alto Comedero.

Las afirmaciones de Sala sobre el correr del tiempo y la continuidad de presos políticos durante el gobierno de Alberto y Cristina, es un hecho de la realidad; pero también lo es, el acuerdo del PJ jujeño por sostener la decisión de Morales respecto a su detención. La misma es una cuestión de Estado de las fuerzas políticas que gobiernan Jujuy para los grandes empresarios y terratenientes, que ante las políticas de ajuste durante el macrismo y las que continúan luego de su caída, necesitan una fuerza judicial y policial que imponga la mano dura en la calle contra las crecientes protestas de la clase trabajadora golpeada por la crisis.

Te puede interesar: Grave: juez de Morales condenó a dirigentes sindicales y sociales por protestar en Jujuy

Otro hecho de la realidad es el acomodamiento de Morales casi como un gobernador de la UCR dentro del Frente de Todos como se ha visto en su participación en los actos del Presidente todo el año pasado y en las permanentes ayudas económicas a la provincia que no tiene gran diferencia respecto a los favores que Macri hacía a Morales.

Te puede interesar: Vendedores ambulantes de Jujuy: contundente rechazo a ordenanza persecutoria

Por eso, la pelea por la libertad de los presos políticos no puede ser dentro del propio Frente de Todos, si no como parte de una estrategia independiente de los partidos tradicionales. Desde este medio, más allá de las diferencias políticas con la organización Tupac Amaru compartimos el pedido de libertad de Milagro Sala y repudiamos su detención que ha sido utilizada en la provincia como “chivo expiatorio” en la persecución del conjunto de los trabajadores y la izquierda sobre quienes han dispuesto todo tipo de causas, propio de un régimen judicial conformado por jueces y fiscales del bipartisimo radical-peronista que gobierna Jujuy bajo los mandos de la familia Blaquier, las multinacionales mineras y los terratenientes del tabaco.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias