Géneros y Sexualidades

VIOLENCIA MACHISTA

Mil mujeres asesinadas por violencia machista en el Estado español

El balance según cifras oficiales da cuenta de mil mujeres asesinadas desde el año 2003 y veintiséis en lo que va del año 2019. Para otras plataformas del movimiento feminista las cifras se duplican.

Pan y Rosas Estado español

Estado español | @PanyRosasEE

Lunes 24 de junio | 18:19

Mónica Borrás, asesinada a golpes por su expareja en Terrassa (Barcelona, Catalunya) el 7 de agosto de 2018 pero su cadáver fue hallado enterrado en el jardín de la casa que compartía con su feminicida el 19 de junio de 2019. Un feminicidio más que se suma a los 1.001 desde el 1 de enero de 2003, año en que se comienza a dar cuenta en números oficiales en el Estado español.

Así lo informa el informe de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, actualizado al 21 de junio de 2019. Quince menores se han quedado huérfanos a causa de la violencia machista y un niño fue asesinado por su padre en una cueva de Tenerife. El año comenzó con el asesinato de Rebeca Alexandra Cadete, el 3 de enero presuntamente por parte de su pareja en Laredo (Cantabria).

Según el informe, las comunidades que encabezan las mayores cifras de asesinatos por violencia machista son Canarias y Andalucía con cinco mujeres asesinadas durante el 2019. Le siguen Madrid y Comunidad Valenciana, con cuatro asesinatos. El margen de edad está entre 41 y 50 años de edad, siendo 10 la cantidad de las víctimas. Y entre 21 y 30 años, se han cobrado 5 víctimas. Del total de víctimas tres de ellas habían denunciado al agresor y diecinueve convivían con el agresor. Y en dos de los casos se habían aplicado medidas de protección.

No obstante, para la plataforma independiente Feminicidio.net, que a diferencia de las cifras oficiales considera asesinato machista a los ocasionados por fuera de las parejas, en su Listado de feminicidios y otros asesinatos de mujeres cometidos por hombres en España en 2019 actualizado figuran un total de 45 casos de feminicidios.

La respuesta del movimiento de mujeres frente a la violencia machista viene siendo contundente, como ha sido en casos de violencia sexual como el de La Manada.

Es necesario desarrollar la autoorganización y organización del movimiento de mujeres junto a la juventud, las personas inmigrantes y la clase trabajadora, que pueda plantear salidas ante el flagelo de la violencia de género cómo: comisiones de mujeres autoorganizadas en todos los lugares de trabajo y estudio, para decidir medidas y protocolos contra el acoso y las agresiones. Planes integrales contra la violencia de género que reconozcan todo tipo de violencias (violencia sexual, violencia física o psicológica, violencia institucional, acoso en el trabajo, etc.), sin imponer ningún tipo de intervención judicial ni policial, y facilitar casas de acogida para mujeres y niños controladas por las propias mujeres y profesionales. En las escuelas son imprescindibles asignaturas de educación sexual en todos los niveles educativos, dejando de financiar la educación religiosa. Las mujeres que padecen violencia de género en sus hogares necesitan acceder a viviendas sociales, lo que puede lograrse empezando por expropiar las miles de viviendas vacías que hoy están en posesión de los bancos. Para las inmigrantes, que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad y padecen la violencia institucional, hace falta otorgar papeles para todas y derogar la Ley de extranjería, que impone situaciones de violencia de forma permanente. En los trabajos, hay que luchar por terminar con la extrema precariedad y largas jornadas laborales a la que están sometidas trabajadoras y trabajadores, que impiden la conciliación con la vida familiar y social y genera situaciones de violencia dentro y fuera del ámbito laboral.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO