×
×
Red Internacional

Parásitos. Mientras presionan por subsidios y aumentos de tarifas, empresarios se pasean en McLaren

La imagen fue tomada en el centro de Córdoba, el auto importado pertenece a un empresario de uno de los sectores que mayores subsidios recibió en las últimas décadas. A su lado se veía a uno de los centenares de cartoneros que recorren diariamente las calles de la capital cordobesa.

Viernes 28 de octubre | 21:37

Se trata de un McLaren 570S valuado en alrededor de 700 mil dólares, más de 200 millones de pesos al nuevo tipo de cambio para gastos en el exterior. El dueño del mismo es Hector Pfening, ex presidente de la cámara patronal de trasporte automotor de pasajeros (FETAP) y empresario del rubro.

Pfening tiene un equipo de competición con un Subaru Impresa en el que corre, y según se ve en redes sociales, no sería el único auto importado de alta gama que posee.

@emifrencia Así recibía Córdoba al Mclaren de Hector Pfening! Muchas gracias @acunamatias por permitirme ser parte de esto! #mclaren #audi #r8 #supercar #fyp ♬ sonido original - EmiFrencia

Como si no fuera ya de por si brutal la ostentación, al lado del McLaren se ve a un cartonero, de los tantos que se multiplican en nuestra ciudad debido a la profundización de la crisis. Es que lejos de algún merito individual, como pregonan libertarios y otros defensores del capitalismo, estamos lejos de un empresario exitoso que gracias a "su visión y audacia" logró hacer una fortuna.

Podríamos decir que son una verdaderos miembros de una casta parasitaria que hace su fortuna "con la nuestra".

Es que con todos los gobiernos, los empresarios del transporte recibieron miles de millones en subsidios. La excusa era siempre la misma, que la ecuación no cerraba ni había margen de ganancia, incluso inventaron la llamada "formula polinómica" donde se calculaban las distintas variables, y ante cada aumento de sueldo o de combustible, se actualizaba el valor del boleto, para que los empresarios puedan tener algún "margen de ganancia". Todo esto manteniendo siempre un servicio caro, y malo.

Mientras tanto, los sueldos de los choferes son de 150 mil pesos, cada vez más cerca del límite para no caer bajo la linea de la pobreza y se encuentran en un plan de lucha para poder llegar a los 200 mil pesos. Los "altos" salarios de los choferes era la excusa perfecta que usaba Pfening como vocero de la FETAP para presionar para aumentos de tarifas y subsidios.

Los políticos que gobernaron la capital cordobesa, ya sean radicales como los Mestre, padre e hijo, Rubén Martí, peronistas como Llaryora, liberales como Kamerath, kirchneristas como Giacomino o el inclasificable Luis Juez, siempre estuvieron a las ordenes de la FETAP y cediendo ante sus extorsiones como las de quitar recorridos y hacer más largas las frecuencias si no autorizaban aumentos de boletos.

También la cuestión de los subsidios fue una bandera de guerra por parte de los intendentes contra el gobierno nacional (ya sea peronista o macrista) por la desigualdad de los subsidios. De hecho la proyección de Llaryora hacía la gobernación es pidiendo que se sumen 13 mil millones de pesos más en subsidios a las empresas de transporte para todo el interior, llevándolo de los 46 mil millones proyectados actualmente a los 59 mil millones.

Se trata claramente de una provocación mientras miles de familias se hunden cada mes en la pobreza. Para terminar con un poco de humor, podemos recordar el viejo saludo en Córdoba cada vez que se festejaba que algún amigo o compañero de trabajo cambiaba el auto "Se te cayó el cospel"


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias