Internacional

México

CRIMEN DE ESTADO

México: la peor masacre estudiantil desde 1968

La ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA), el gobierno de Estados Unidos, Human Right Watch, Amnesty International y la Unión Europea, exigen al gobierno de Enrique Peña Nieto el esclarecimiento del caso de los estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero, en septiembre pasado.

Bárbara Funes

México D.F |

Miércoles 22 de octubre de 2014 | Edición del día

Jesús Peña Palacios, representante adjunto del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, declaró ante la Cámara de Diputados que durante las primeras 72 hs. había elementos suficientes para declarar la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y que el gobierno no actuó con la velocidad que ameritaba el caso. Lo que a todas luces es un serio cuestionamiento al gobierno mexicano.

Como la figura de desaparición forzada se trata de un delito federal, y están involucradas fuerzas represivas del estado, en particular la policía municipal de Iguala, el gobierno federal, que presumía la baja de la violencia en el país, no puede deslindar su responsabilidad.

Lo cierto es que el gobierno no tiene la voluntad de encontrar a los estudiantes desaparecidos, que difícilmente sigan con vida. Lo que significa impotencia o silencio cómplice.

¿Ingobernabilidad?

Peña Nieto venía de presumir ante los gobiernos de las grandes potencias la baja de la violencia en México. Eso, junto con la aprobación de las reformas estructurales y el bajo costo de la mano de obra en México, consideraba que eran los ingredientes que necesitaba para atraer a los capitales internacionales.

Pero Iguala, Tlatlaya, Puebla, Ecatepec (y la lista puede seguir por todas las entidades del país), lo desmintieron. Salen a la luz los turbios vínculos de José Luis Abarca con el cártel Guerreros Unidos. Las bandas de narcotraficantes amenazan en Guerrero con dar a conocer la larga lista de los políticos que los protegen. Cuestión que el gobierno –al menos el estatal– sabía.

El presidente de México no parece ser el gerente-gendarme que Estados Unidos necesita. ¿Le soltará la mano el gobierno de Obama? Aun no está claro. El gobierno de Peña Nieto está debilitado y una defensa incondicional de Washington no es conveniente.

La imagen internacional de México cae en picada

La prensa internacional ha dado gran trascendencia a la crisis de violencia en México. El País, de España, diariamente informa el devenir de la búsqueda de los estudiantes desaparecidos, la colusión entre políticos y narcos, las movilizaciones por la aparición de los 43 normalistas. The New York Times también ha realizado una importante cobertura de la situación en México.
Las movilizaciones del 8/10 tuvieron su lugar en importantes periódicos como O Globo, de Brasil, el Le Monde, de Francia, el Mercurio de Chile.
Según reconoció Luis Videgaray, secretario de hacienda, la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa puede afectar la percepción que los inversores extranjeros tienen de México, en el marco del enlentecimiento de la economía global.

¡Vivos se los llevaron! ¡Vivos los queremos!

Los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación del Estado de Guerrero (CETEG) y los estudiantes de la Escuela Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa se deslindaron del ataque contra las oficinas del programa social del gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre.

Afirmaron que esa acción fue para desprestigiar su movimiento por la aparición con vida de sus 43 compañeros, al tiempo que anunciaron que están preparando una marcha para mañana en Tixtla, en el marco de la jornada nacional de lucha por la aparición de los normalistas. Hay un renacer del movimiento magisterial a nivel nacional.

Al momento de cerrar este artículo, decenas de integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) La Patria es Primero realizan un bloqueo de los accesos de la ciudad de Tixtla: exigen la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

La Asamblea Interuniversitaria anunció el sábado pasado un paro nacional universitario para el 22 y 23 de octubre, y llamó a bloquear casetas en todo el país, con la consigna #43VivosYa. Además se espera para el día 22 una masiva movilización del Ángel de la Independencia al Zócalo a las 18 hs.

El movimiento democrático por la aparición de los 43 normalistas se extiende por todo el país. Son jóvenes que querían homenajear a los caídos en la masacre de Tlatelolco del 2 de octubre de 1968, con la lucha contra la reforma educativa del PRI-PAN-PRD. Son nuestros compañeros, son nuestros hermanos. Tal vez cayeron. Pero en su nombre, muchos se han puesto de pie. Evidentemente, crece el descontento activo ante la descomposición que vive el país.







Temas relacionados

Normalistas de Ayotzinapa   /    Normalistas desaparecidos   /    Normalistas   /    Grupo México   /    Presos políticos Mexico   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO